(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, vinculó el recrudecimiento de la violencia en la ciudad santafesina de Rosario, donde se registraron 17 asesinatos en lo que va del año, a la “incapacidad” y la “falta de resolución” de la gestión socialista, que estuvo en el gobierno de esa provincia durante los últimos 12 años.

“Es una nueva demostración de que el problema de la provincia de Santa Fe es gravísimo y que durante los 12 años de gestión del gobierno socialista se agravó y no se resolvió en absoluto”, dijo el titular de la cartera de Defensa, en declaraciones a Radio Nacional.

Rossi, quien fue diputado nacional por la provincia de Santa Fe antes de asumir en el actual Gobierno como ministro de Defensa de la Nación, opinó: “Lo que esta pasando es atribuible claramente a la incapacidad y a la falta de resolución de la gestión anterior, que ha fracasado en cada una de las políticas que ha llevado adelante para darle seguridad a los vecinos”.

Por otro lado, el funcionario nacional agregó que el actual gobernador provincial, Omar Perotti, “tiene una decisión muy firme de ir hasta las últimas consecuencias para combatir el delito narco en la provincia y, con eso, lograr mayores niveles de seguridad para los santafesinos en general”.

Además, elogió al ministro de Seguridad santafesino, Marcelo Saín, de quien dijo que “sabe de las políticas de seguridad y tiene personalidad y decisión para abordar este problema”. Finalmente, Rossi auguró que “los resultados se verán un poco más en el tiempo” e insistió en que “lo que pasa ahora es consecuencia de la incapacidad de gestiones anteriores”.

En el último homicidio, la víctima fue identificada como Franco Strambi: un joven de 27 años, a quien acribillaron mientras caminaba por la calle Felipe Moré al 3600, a metros de la intersección con Boulevard Seguí. Minutos después de las 18:20 del martes pasado, dos hombres que se movilizaban en una moto lo interceptaron y le dispararon al menos siete veces.

Desde el 1° de enero, ya son 17 los asesinatos registrados en Rosario. Las circunstancias llevaron a que el jefe de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, firmara una resolución que permite a los agentes tener una bala en la recámara de sus armas, listas para disparar inmediatamente.

Seguí leyendo