La llegada del ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo (Maximiliano Luna)
La llegada del ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo (Maximiliano Luna)

La ceremonia de asunción del nuevo presidente Alberto Fernández ya es un hecho y los diferentes mandatarios, ex presidentes y representantes de países de todo el continente americano se hicieron presentes en el Congreso de la Nación para acompañar el evento.

El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, uno de los líderes políticos de la región más cercanos a Cristina Kirchner, fue uno de los primeros protagonistas políticos de Latinoamérica en llegar al Congreso.

El ex mandatario, que actualmente reside en Bélgica y sobre quien pesa una orden internacional de detención en su país, aseguró sentirse entusiasmado por la asunción de Alberto Fernández.

Pocos minutos después de las 11 de la mañana, Correa subió un video a la red social Twitter en la que expuso su apoyo a Alberto Fernández y a Cristina Kirchner: “Estoy con agradecimiento y gratitud para Alberto y para Cristina por haberme invitado a este acontecimiento histórico y esta fiesta para Argentina y toda la Patria Grande”, enunció durante un viaje dentro de un auto y la música “Color Esperanza”, de fondo.

"En este momento no puedo volver a mi país, pero nadie le ha hecho caso a eso a nivel internacional por lo ridículas que son las acusaciones. Pero nadie hace nada. ¿Dónde están el Sistema Interamericano, la unión continental? O sea, se puede despedazar el Estado de derecho, como estamos viendo en Bolivia, como se vio el golpe parlamentario en Brasil, lo que hicieron con Lula, lo que está pasando en Ecuador. Por lo menos cinco veces han roto el orden constitucional y no pasa absolutamente nada, mientras sea la derecha", afirmó Correa en declaraciones al canal TN.

Y agregó: "A mí no me gusta victimizarme. Nosotros vamos a resistir y lo vamos a vencer".

Los mandatarios, funcionarios y ex presidentes extranjeros que se acercan al lugar de la asunción de Fernández ingresaron por una entrada anexa al Senado, ubicada sobre la calle Hipólito Yrigoyen.

El ex presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, fue otro de los funcionarios latinoamericanos en llegar en un horario puntual. Una vez ingresado al recinto, el saliente mandatario del país vecino se fundió en un abrazo con Correa, uno de sus viejos aliados políticos en la región. También acudió el presidente electo de Uruguay Luis Lacalle Pou, quien fue invitado por Alberto Fernández.

El ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo, quien estuviera al mando de su país entre el 2008 y 2012, fue otro de los ex mandatarios afines al kirchnerismo que se hicieron presentes en el acto. También lo hizo el actual mandatario, Mario Abdo Benítez.

El ex presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel. Detrás, pegado a Tabaré, el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou
El ex presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel. Detrás, pegado a Tabaré, el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou

Una de las llegadas más ostentosas a la calle Yrigoyen fue la de la comitiva de Estados Unidos. En lugar del presidente Donald Trump, se hizo presente el Secretario de Salud y de Servicios Humanos, Alex Azar, que encabezó la delegación. También se hizo presente el director de Asuntos para el hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone, y el embajador estadounidense en la Argentina, Edward Prado.

Hubo cuatro grandes ausentes con aviso en la ceremonia de asunción de Alberto Fernández. El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, residente en México, anunció que no acudiría a la Argentina. En tanto, el presidente Jair Bolsonaro, que en su momento advirtió que no enviaría a ningún funcionario a la ceremonia de asunción, finalmente eligió a su vicepresidente Hamilton Mourao, como emisario de su país.

En tanto, el presidente mexicano y uno de los principales aliados de Alberto Fernández en la región, Andrés Manuel López Obrador, envió en su lugar a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Y el que anunció su baja a última hora fue el presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien decidió quedarse en su país, ante la incertidumbre por la desaparición de un avión Hércules con 38 ocupantes.

Se espera que horas después del mediodía, el grupo de presidentes, emisarios y ex mandatarios extranjeros para formar parte del saludo protocolar con el presidente electo, en el Salón Blanco de la Casa Rosada, en lo que será el primer acto de Alberto Fernández como titular del Poder Ejecutivo.