Todo listo para la marcha del
Todo listo para la marcha del "Sí, se puede" en el Obelisco (Maximiliano Luna)

Envalentonados por las encuestas que al límite del permiso electoral se difundieron ayer, donde aún las consultoras vinculadas al Frente de Todos muestran a un Mauricio Macri que no solo no perdió intención de voto sino que incluso lo aumentó, los adherentes a Juntos por el Cambio llegarán en la tarde de hoy al centro de la Ciudad de Buenos Aires con la ilusión de que “Sí, se puede” forzar un balotaje en las elecciones generales del 27 de octubre.

Ninguna encuesta dice que hay alguna chance de que Alberto Fernández obtenga menos de 45%, ni cerca, para que ese ballotage sea posible. Por el contrario, todas demuestran que el candidato peronista también aumentó su caudal de intención de voto pero, para los enfervorizados electores de JxC, ningún sueño parece imposible.

En principio, aunque la convocatoria es a las 17, está previsto que el Presidente hable a las 18.30 y sea el único orador. De todos modos, esto podría cambiar porque se terminará de revisar la puesta en escena a último momento. Mientras tanto, está confirmado que María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Lilita Carrió y el candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, subirán al escenario para visibilizar su presencia y acompañando a Macri.

El oficialismo se entusiasma con una convocatoria histórica
El oficialismo se entusiasma con una convocatoria histórica

El escenario, como ya se adelantó ayer, se montó sobre la plaza BA Verde, mirando hacia el norte de la Ciudad, o de cara al río, una ubicación inédita -por lo menos- desde la recuperación de la democracia, que siempre realizó los actos del Obelisco mirando al sur. En cambio, Juan Domingo Perón realizó para su primer campaña presidencial, en 1946, un acto en el Obelisco mirando al río.

Todos los partidos de la coalición organizaron la logística para facilitar los traslados que, mayoritariamente vienen en tren, en autos y hasta en micros que alquilaron. Estos últimos, sin embargo, no los dejarán estacionados en las avenidas céntricas, para no quedar asimilados con los tradicionales actos del peronismo. En varios casos, se bajarán cerca de una línea del subte y vivirán la experiencia de llegar al acto en ese transporte que en la Argentina solo existe en CABA.

La actitud de cada uno de los partidos es distinta en relación a la convocatoria. El Comité Capital de la UCR se congregará en Corrientes y Montevideo, a donde estarán las autoridades partidarias y los candidatos, desde Martín Lousteau hasta Guillermo Yacobitti, entre otros, con banderas que los distingan además de las banderitas celestes y blancas que dominarán en la Plaza.

El Comité Provincia de Buenos de la UCR también se organizará en forma partidaria. La convocatoria será en Lavalle y Uruguay, donde se encontrarán desde el vicegobernador que va por la reelección, Daniel Salvador, además de los candidatos como la diputada Karina Banfi y seguramente buena parte de los 36 intendentes que tiene el radicalismo en el principal distrito del país.

El PRO (que se reunirá en la sede de Balcarce, y de ahí irá caminando) y la CC (que juntará a los propios en la Plaza Vaticano, junto al Colón), en cambio, realizó una fuerte convocatoria ayer, anunciando que #YoVoy, pero ambos partidos decidieron hacerlo sin identificación partidaria, a tono con la visión política que llevó a Macri a la Presidencia. A pesar de eso, Francisco Quintana, secretario general del PRO, le dijo a Infobae: “Me parece muy bien la convocatoria de la UCR, es una gran muestra de sintonía y compromiso que estamos teniendo dentro de la coalición a favor de los mismos valores. Nosotros, en cambio, lo que buscamos es que vayan todos los referentes y lleven a su gente".

Desde la provincia de Buenos Aires habrá aportes de militantes y voluntarios de los llamados “sin tierra”, los candidatos a intendentes de Juntos por el Cambio en los distritos del conurbano, que tenían la esperanza de derrotar a los intendentes peronistas si la Casa Rosada hubiera habilitado el desdoblamiento de las elecciones. Dirigentes muy bien valorados en sus distritos, como el caso de Lucas Delfino en Hurlingham, asegura: “Antes de las PASO, íbamos a las casas y nos expresaban su enojo con Mauricio (Macri), ahora nos preguntan qué tienen que hacer para ganar”. El subsecretario de Relaciones con los Municipios contó, además, que se acercaron “120 nuevos fiscales que quisieron hacer la capacitación para garantizar la transparencia en los comicios”.

Algo similar sucede, por ejemplo, en Almirante Brown. El secretario general del comité provincial del radicalismo, Diego Martínez, que vive en Adrogué, puntualizó: “Milito desde los 15 años, ahora tengo 50 y nunca vi que se acercara semejante cantidad de gente que ni siquiera es radical para asistir a las capacitaciones y fiscalizar, son más de 1000, y tiene un gran compromiso”. Es lo mismo que dice Carlos Regazzoni, el candidato a intendente de Juntos por el Cambio en ese distrito, que lo explicó de este modo: “La gente está cansada de que le prometan obras que nunca hacen, que pongan asfalto que a los dos años se rompe, y quiere hacer su aporte para darla vuelta”.

Por lo que trascendió, los intendentes de Juntos por el Cambio del conurbano que pelean por su reelección no movilizan ni se harán ver. Es el caso de Néstor Grindetti (Lanús), Ramiro Tagliaferro (Morón), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Martiniano Molina (Quilmes) y Nicolás Ducoté (Pilar), que fueron liberados de cualquier compromiso con la boleta completa y trabajan duramente para retener sus distritos, donde la imagen del Presidente es una dura mochila que los tira hacia abajo.

Este sábado a las 8 vence el período de autorización para difundir encuestas, o sea, una semana antes del inicio de la veda electoral para los partidos. Ayer circularon varios estudios que arrojaron números similares a los resultados de las PASO.

Seguí leyendo: