Landau, apoderado del Frente de Todos, concurrió nuevamente a la Justicia Electoral (Télam)
Landau, apoderado del Frente de Todos, concurrió nuevamente a la Justicia Electoral (Télam)

El apoderado del Frente de Todos, Jorge Landau, pidió aclaraciones a la Justicia Federal sobre el informe de los veedores judiciales del escrutinio provisorio de las PASO, que determinó que el sistema para el recuento provisional a cargo de la empresa Smartmatic "había funcionado de forma totalmente defectuosa". Consideró que "es indispensable que esta información esté precisada para tomar las medidas necesarias a fin de evitar que el sistema colapse nuevamente el 27 de octubre".

La presentación – a la que tuvo acceso Infobae-la hizo ante Juzgado Federal Nº 1 de María Servini, que fue quien dispuso la intervención de los veedores judiciales en el marco de la medida cautelar presentado por el Frente de Todos poco antes de las Primarias. La alianza que llevó la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, había objetado a Smartmatic, la empresa a cargo del conteo de los votos la noche de las elecciones, y solicitado apartarla del proceso. La magistrada aún no resolvió ese pedido.

Landau pidió que se detallen los motivos por los cuales los veedores judiciales -de la Dirección de Tecnología del Consejo de la Magistratura de la Nación – concluyeron que "no se pudo poner en funcionamiento del sistema operado por Smartmatic en la sala de veedores; funcionó sólo "un rato" en las terminales de fiscales; se tuvo que bajar la aplicación de fiscales"; y "a pesar de tener información suficiente a las 21.15, no pudo proporcionarse la información hasta las 22.30 horas".

Asimismo, respecto de la puesta en cero del sistema -que garantiza que no haya votos cargados previamente- solicitó que se aclare si "les fue entregado a los veedores y a los fiscales documentación que acreditó el proceso, garantizó la veracidad y procedencia de los datos y explicitó los componentes involucrados", si tuvieron posibilidad de auditar previamente el software, y constatar "la integridad e inalterabilidad de todos los componentes y datos involucrados en el proceso".

En diálogo con Infobae, el apoderado del Frente de Todos se quejó de que los fiscales de la alianza opositora "no pudieron corroborar la puesta en cero antes del inicio de la carga de los datos", y que tampoco tuvieron acceso al "código fuente" del sistema utilizado por Smartmatic, lo que hubiera permitido garantizar la protección antihackeo.

En lo relativo a la fiscalización por parte de las fuerzas políticas, Landau reclamó que los veedores judiciales confirmen si se respetaron las garantías de fiscalización, "atento a las dificultades que exige el  acceso remoto del escaneo de telegramas (archivos TIFF) que nunca pudieron enviarse a las sedes partidarias tal como exigía la resolución administrativa de la Cámara Nacional Electoral del 1 de agosto de 2019".

También cuestionó que mientras que "el proceso de carga y recuento duró más de once horas (finalizó a las 5.50 hs del día 12), el acceso de los fiscales de las distintas fuerzas políticas a esa información fue de sólo una hora ( de 19.15 a 20.15) , en tanto el Ministerio del Interior habría dispuesto de la información desde las 22.30 hs. del día 11″.  En ese sentido, en diálogo con Infobae, el apoderado del PJ cuestionó que "no se pudo fiscalizar en tiempo real los datos que se difundían".

Landau fue crítico del escrutinio provisorio en una charla convocada por Fopea y la UP
Landau fue crítico del escrutinio provisorio en una charla convocada por Fopea y la UP

La falla se debió, según explicó el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, "al volumen de consultas al sistema en la sala de los fiscales informáticos partidarios, que impactó en la base de datos y produjo una caída del sistema. Hubo que desconectarlo y levantar la sala de fiscales".

En la presentación ante la Justicia Electoral, Landau sostuvo que si bien "el informe del veedor no documenta la cantidad prevista de conexiones y de consultas que tuvo el sistema hasta que colapsó", consideró que fue "evidente que no pudo administrar un volumen de consulta ínfimo para una tarea de este tipo".

"La cantidad de 1.800 data entries más personal del Correo, más fiscales partidarios, más personal de Smartmatic y del gobierno nacional no resultarían significativos para los standards de consulta habituales en una operatoria de estas características", advirtió. Es por eso que pidió que los peritos veedores judiciales amplíen su informe en ese sentido.

"Solo una carilla"

En diálogo con Infobae, Landau encontró "llamativo" que el informe técnico de los veedores judiciales "fuera de apenas una carilla" y deslizó la posibilidad de que fuera "solo un resumen", sin la totalidad de las precisiones  sobre las presuntas fallas del proceso operado por la empresa Smartmatic.

Por último, Landau advirtió que el diagnóstico realizado por los veedores fue "incompleto" ya que si bien "recomienda realizar cambios sustanciales y mejoras en la aplicación de consultas como remedio para mejorar el funcionamiento del sistema de transmisión y cómputos, no hace el diagnóstico que justifica esta propuesta".

Finalizó su presentación con un pedido para que "se requieran las explicaciones a los veedores", y eventualmente, si Servini lo considerara necesario, los cite a una audiencia para que amplíen.

Reclamo por el accionar de Gendarmería

Landau también le pidió a la jueza Servini que confirme si los fiscales partidarios "tuvieron impedimentos por parte del personal de las FF.AA. y Seguridad para acceder al lugar donde debía producirse la puesta en cero y cómo se solucionó", y si les prohibieron sacar fotos de los telegramas o las actas de escrutinio.

La misma noche del comicio, Landau le hizo llegar una nota al director Nacional Electoral, Rodrigo Conte Grand, advirtiéndole que Gendarmería y personal del Correo les habían impedido a fiscales del Frente de Todos acceder a los centros de transmisión electorales (CTE) y a las Sucursales Electorales Digitales (SED) del Correo, desde donde se enviaban los telegramas escaseados al centro de cómputos en la Ciudad de Buenos Aires.

"Nuestros fiscales ponen de manifiesto que los agentes de Correo expresan que han recibido instrucciones precisas de no permitir el ingreso a los CTE, haciendo caso omiso a la resolución de la Cámara Nacional Electoral de fecha 1/08/2019 notificada a cada uno de esos jueces electorales y especialmente lo resuelto por el Juez Federal de Pcia de Buenos Aires, Dr.Adolfo Gabino Zulu", reclamó Landau en la nota que le envió a Conte Grand.

Según precisó, esta situación sucedió en en varios distritos de la Provincia de Buenos Aires y en CABA, así como en varias localidades de las provincias de La Rioja; Chaco;  Santiago del Estero; Tucumán;  Entre Ríos; Jujuy y Santa Cruz.

La respuesta de Smartmatic

Tras el informe de los veedores judiciales, en un comunicado, Smartmatic se defendió de las acusaciones y afirmó que participó “en dos procesos específicos, y ambos procesos funcionaron muy bien y tal cual lo convenido en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias”.

Smartmatic-venezuela

También señaló que “la recomendación que hace el informe no se refiere a ninguna de estas dos fases/procesos. Tiene que ver específicamente con el módulo de consulta que se habilita para que los fiscales partidarios puedan monitorear la elección”. 

“Para este módulo de consulta, Smartmatic recibió y cumplió con múltiples modificaciones requeridas, así como con la incorporación de nuevas configuraciones de telegramas y actualizaciones del padrón electoral, incluso durante el día de las elecciones. Todas estas requisiciones de último minuto -que la empresa cumplió para satisfacer las demandas de los partidos políticos- relentizaron el módulo de consulta”, advirtió en su descargo.

“Ante la posibilidad de que esta aplicación de consulta comprometiera el desempeño de la base de datos, Smartmatic tomó la medida preventiva de desactivar este módulo, dándole prioridad a la continuidad del proceso de carga y cómputo de telegramas. Esta medida de contingencia forma parte del protocolo de buenas prácticas de Smartmatic para la gestión de proyectos de misión crítica”, explicó sobre el “levantamiento” de la sala de fiscales.