Simulacro de envío de telegramas para el escrutinio provisorio
Simulacro de envío de telegramas para el escrutinio provisorio

Los veedores judiciales informaron este lunes que el recuento provisional de los votos de las elecciones primarias del domingo 11 de agosto "funcionó de forma totalmente defectuosa". Así lo señalaron en un informe que presentaron ante la jueza nacional electoral, María Servini.

Los funcionarios concluyeron que la transmisión de los telegramas al centro de cómputos, que era criticada por la oposición, "funcionó adecuadamente y en forma segura" pero que "el recuento provisional de resultados funcionó de forma totalmente defectuosa" y describió cuatro fallas.

"Para el próximo acto eleccionario sería necesario que la empresa Smartmatic mejore substancialmente la aplicación de consulta y la Dirección Nacional Electoral (DINE) haga pruebas intensivas sobre la misma", recomendaron los veedores.

Los veedores habían sido designados por la jueza Servini a pedido del Frente de Todos, el partido que llevó la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, que había objetado a la empresa Smarmatic y que pidió suspender el escrutinio provisorio. Tras ese escrutinio, en el que el Frente de Todos ganó por 15 puntos, la magistrada les pidió a los veedores un informe.

La jueza electoral María Servini
La jueza electoral María Servini

En el escrito, los veedores aclararon que "teniendo en cuenta que no se contaba con los archivos fuente del programa en ejecución, la tarea fue de supervisión funcional del operativo". Explicaron que los fiscales de los partidos se quejaron de que no podían ver en sus computadoras la carga de los telegramas que recibían. "Si bien esto es cierto, la trazabilidad se podía verificar entre las actas tomadas por los fiscales y las copias de los telegramas recibidos que se visualizaban en la aplicación de 'Consulta de Fiscales' (Election Management Platform – EPM), sistema de fiscalización provisto a los fiscales de los partidos", sostuvieron.

Los veedores destacaron que "la información fluía adecuadamente" desde los centros de votación.

El tramo más importante de la presentación son las conclusiones técnicas y el análisis de los dos sistemas: el de escaneo y transmisión de telegramas (SDT) que, si bien fue desarrollado por Smartmatic, pertenece al Correo y utiliza servidores del correo, y el sistema de recuento provisional de resultados (RPR) operado por Smartmatic y en servidores de dicha empresa.

El primero "funcionó adecuadamente y en forma segura". "Tan es así que a las 21.15 se había superado la cantidad de telegramas exigidos por el juzgado", destacaron. La referencia es a que la jueza Servini el mismo domingo había ordenado que la información del recuento se haiciera pública una vez que estuviese escrutado el 10 por ciento de los distritos principales del país. Y contextualizaron que ese sistema era "la novedad en este escrutinio y que había generado dudas".

Pero sobre el segundo alertaron de que "funcionó de forma totalmente defectuosa". Y marcaron cuatro puntos: "No se pudo poner a funcionar en la sala de veedores", "funcionó sólo un rato en las terminales de los fiscales", "tuvieron que bajar la aplicación de fiscales", "a pesar de tener información suficiente a las 21.15, no pudo dar información hasta las 22.30".

En su informe de tres páginas, por último, los veedores recomiendan que para las elecciones primarias del 27 de octubre "la empresa Smartmatic mejore substancialmente la aplicación de consulta".

La respuesta de Smartmatic

En un comunicado, la empresa a cargo del escrutinio provisorio se defendió de las acusaciones y afirmó que ellos participaron "en dos procesos específicos, y ambos procesos funcionaron muy bien y tal cual lo convenido en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias".

Y agregaron: "La recomendación que hace el informe no se refiere a ninguna de estas dos fases/procesos. Tiene que ver específicamente con el módulo de consulta que se habilita para que los fiscales partidarios puedan monitorear la elección". 

"Para este módulo de consulta, Smartmatic recibió y cumplió con múltiples modificaciones requeridas, así como con la incorporación de nuevas configuraciones de telegramas y actualizaciones del padrón electoral, incluso durante el día de las elecciones. Todas estas requisiciones de último minuto -que la empresa cumplió para satisfacer las demandas de los partidos políticos- relentizaron el módulo de consulta", advirtieron.

Asimismo, completaron: "Ante la posibilidad de que esta aplicación de consulta comprometiera el desempeño de la base de datos, Smartmatic tomó la medida preventiva de desactivar este módulo, dándole prioridad a la continuidad del proceso de carga y cómputo de telegramas. Esta medida de contingencia forma parte del protocolo de buenas prácticas de Smartmatic para la gestión de proyectos de misión crítica".

En el mismo mensaje, aprovecharon para reiterar cómo fue su trabajo y ratificaron la efectividad del mismo: "El software de escaneo y transmisión de telegramas provisto por Smartmatic permitió a los operadores del Correo Argentino escanear los telegramas en los centros de votación y transmitir la imagen digitalizada directamente al centro de procesamiento de datos. Con esta innovación, las autoridades argentinas lograron reducir el sesgo en la carga y ofrecer resultados la misma noche de la elección con una carga homogénea de telegramas". 

Y añadieron: "Smartmatic también se encargó del procesamiento de datos (telegramas) para ofrecer los resultados provisorios la misma noche de la elección. Por primera vez en unas elecciones de la Argentina, se sobrepasó el 80% de telegramas procesados antes de las 23.00″.