Mauricio Macri y Hernán Lacunza durante la jura del ministro
Mauricio Macri y Hernán Lacunza durante la jura del ministro

A última hora de este martes, Hernán Lacunza estuvo reunido con Marco Lavagna en sus oficinas del Palacio de Hacienda. Por la tarde había hablado con los referentes económicos de otros espacios. Martín Redrado, entre ellos, que asesora entre bambalinas al candidato presidencial del Frente de Todos. Lacunza y el ex presidente del Banco Central se conocen desde hace años.

En Casa Rosada, el debut del flamante ministro al frente de Hacienda fue bien recibido. Mauricio Macri le había pedido temprano, durante la jura en el Salón Blanco, que tienda "puentes y diálogo" con todos los sectores. Desde Hacienda no descartan que el funcionario se encuentre en estos días con referentes del kirchnerismo.

El Presidente ocupó toda su agenda del martes a monitorear la evolución del dólar y los mercados. "Sigue convencido", decían ayer por la tarde en su entorno más íntimo. Para el Gobierno, sus roles como Presidente y como candidato son "inescindibles". 

El fin de semana había sido de "catarsis". Como en la crisis cambiaria de septiembre del año pasado, el oficialismo estuvo el sábado y el domingo atravesado por insistentes versiones que terminaron con la salida de Nicolás Dujovne del gabinete. Este lunes, la Casa Rosada inauguró en Olivos la "Mesa de acción política" que incluyó a Elisa Carrió y a Mario Quintana, el ex vicejefe de ministros que, paradójicamente, había sido eyectado del gabinete en aquella crisis.

Como en esos días, los móviles de televisión se instalaron todo el día en la esquina de Balcarce 50. Cualquier movimiento fue calificado como "urgente".

Mauricio Macri, esta mañana, en Casa Rosada (Adrián Escandar)
Mauricio Macri, esta mañana, en Casa Rosada (Adrián Escandar)

En el entorno de Macri juran que el Presidente está "enfocado". "Tranquilo". "Confiado". Dicen, incluso, que mantiene esperanzas de "ser reelecto", a pesar de la contundente diferencia con el Frente de Todos en las primarias del 11 de agosto.

El análisis que el jefe de Estado realizó durante el fin de semana con su mesa chica –Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, principalmente- seguirá hoy en Olivos cuando reciba a parte de la UCR en medio de las reuniones de seguimiento ministeriales que tiene pautadas.

Según lo previsto, serán los gobernadores Gerardo Morales y Gustavo Valdés, de Jujuy y Corrientes, respectivamente, los que lo visiten en la quinta presidencial para conversar sobre la crisis político, económica y electoral en la que quedó sumergido desde las PASO. Alfredo Cornejo está en el exterior.

El viernes, el líder del PRO podría viajar al interior del país. Su primer vuelo desde las primarias. El sábado estará en Santa Fe, en conmemoración por los 25 años de la convención nacional constituyente.

En medio de ese panorama complejo, Macri tuvo este martes un día de relativa calma cambiaria que de hecho incluyó un dólar a la baja hacia el final de la jornada.

La llegada de Lacunza generó expectativas puertas adentro. En el círculo presidencial celebraron el mensaje del ministro de media mañana, un rato antes de que trascendiera la segunda comunicación telefónica entre el Presidente y Alberto Fernández.

En su monólogo en el que ratificó las metas fiscales, machacó con la idea de sostener el tipo de cambio y remarcó el diálogo con la oposición, habló de "transición". En el Gobierno hacen malabares para evitar ese concepto, para no dar cantar derrota antes de tiempo.

Hernán Lacunza, por la mañana, en el Palacio de Hacienda (Gustavo Gavotti)
Hernán Lacunza, por la mañana, en el Palacio de Hacienda (Gustavo Gavotti)

Rodríguez Larreta y Vidal, por caso, siguen el debut del ministro de Hacienda y la agenda de Macri con especial atención. Para retener la ciudad de Buenos Aires y tratar de ganar en octubre, en primera vuelta, en el primer caso.

La gobernadora, en tanto, mantuvo este martes por la tarde reuniones con Damián Bonari, el reemplazo de Lacunza. Hasta tanto terminen de estudiar el impacto fiscal de las medidas nacionales -la rebaja del 21% del IVA en los alimentos, un impuesto coparticipable, entre otras-, no habrá anuncios provinciales. Vidal reúne hoy a su gabinete en las oficinas de la avenida Libertador. 

Su atuendo enteramente negro en la jura de su ex ministro llamó la atención de algunos de los presentes.

Bonari debutó en el grupo de WhatsApp de los ministros de la provincia de Buenos Aires. Lo propio hizo Lacunza el mismo sábado, pero en el chat de los funcionarios nacionales.

Antes de eso, el sucesor de Dujovne se despidió con un sentido mensaje de sus ex colegas bonaerenses. Habló de sus comienzos en la gestión provincial, mencionó a Racing -el club del que es hincha-, pidió cuidar a la gobernadora y se mostró "nostálgico".

"Será porque vi el déficit y la caja de nación jajaja", resaltó ante los ministros bonaerenses, mitad en broma, mitad en serio. Y abandonó el grupo.

Seguí leyendo: