Durante la noche del pasado miércoles 3 de julio se detectó en distintas redes sociales la viralización de un video modificado sobre la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Allí se buscó crear la imagen de que la funcionaria se encontraba bajo el efecto de alcohol o drogas, modificando el video original de una conferencia de prensa que había brindado Bullrich. Para eso utilizaron la técnica de "ralentizado de voz", produciendo el efecto conocido como deep fake.

Detectada la viralización por personal especializado del Ministerio y comparado contra la fuente original que se tomó para modificar, ese mismo día se procedió a reportar ambas cosas a "Reverso", el proyecto colaborativo que incluye a medios periodísticos y a empresas de tecnología para chequear la información que circula en las redes sociales, con el fin de que esto sea analizado y desmentido a través de dicho conglomerado de medios.

Asimismo, se comunicó personalmente a periodistas especializados en ciberseguridad de distintos medios y se procedió a su reporte como fake news (noticia falsa) a la empresa Facebook, también dueña de Instagram y Whatsapp, desde donde se originó la difusión del video alterado.

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad
Patricia Bullrich, ministra de Seguridad

Sin embargo, en menos de 24 horas la mayoría de los medios de comunicación se hicieron eco del análisis realizado por Reverso y el agravio a Bullrich se convirtió así en el primer deep fake de la campaña electoral.

Según el informe reservado de la cartera de Seguridad al que tuvo acceso Infobae, del análisis de los metadatos del video modificado se desprende que, por su formato, tamaño, fecha de creación y otros parámetros, comenzó a ser viralizado por chats de Whatsapp, siendo muy difícil determinar un autor original. En cambio, sí se lograron identificar las primeras publicaciones en la red social Facebook.

La primera persona que compartió el video falso fue el usuario "Negro Nasif" (un periodista llamado Ricardo Martín Nasif). Luego fue posteado por la página "Casa Argentina" relacionada con la ciudad de Paraná, Entre Ríos. La administradora de dicha fanpage dejó un teléfono de contacto que pertenece a un celular prepago registrado a nombre de la Liliana Pilar Morato, empleada en la municipalidad.

Según el informe, la publicación en Facebook se analizó con "CrowdTangle", una herramienta que sirve para medir el nivel de viralidad de los posteos, y se determinó que fue compartida en su mayoría por usuarios relacionados con el kirchnerismo, entre ellos la fanpage "Unidad CFK Frente de Todos" y "Víctor Hugo Morales club de Seguidores", entre otras, alcanzando en las primeras horas unas 3.500 interacciones con unas 100.000 reproducciones del video.

En otras de las redes sociales donde se compartió fue Twitter. Allí fue subido por primera vez por el usuario @_leo_gimenez, definido a sí mismo como "licenciado en ciencias políticas de mar del plata". Su tuit alcanzó en esa red las 181.000 reproducciones, y más de 3 mil "me gusta". Dicho usuario manifestó que las imágenes y videos le llegaron justamente por Whatsapp y decidió viralizarlas sin saber que el video había sido editado.

El conocimiento de que se trataba de un deep fake produjo una nueva viralización, en términos de redes sociales, mucho mayor que la lograda por el video falso. Esto hizo que muchas personas con vinculaciones políticas borraran de sus redes sociales lo que habían compartido sobre el video.

Por citar un ejemplo representativo, según el reporte de Reverso, la precandidata a legisladora porteña por el Frente de Todos Ofelia Fernández había manifestado: "Parece que tanta quema de droga le convirtió el habla en el de quien vuelve regulando cada palabra en taxi post tremenda gira". Luego de la respuesta aclaratoria decidió borrar el post y la copia del video editado.

El trabajo reveló además que las búsquedas en la web, videos, con la herramienta "Google Trends" de los últimos siete días del nombre "Patricia Bullrich", el salto "por la positiva" (es decir, de gente que quiso informarse luego de la respuesta a través de medios de comunicación, etc.) fue muy superior a todas las demás noticias que nombraban a la ministra en esta última semana.

El informe reservado que será entregado a la ministra Bullrich concluye que: "Habida cuenta la detección temprana, y herramientas como Reverso, y como también los convenios que ha establecido la Cámara Nacional Electoral con las principales compañías de redes sociales, se logró que la respuesta y desmentida sea muy superior al efecto intentado por quien/es generaron el video modificado. Facebook por ejemplo, luego de la confirmación de que el mismo era una Fake News, a cada video publicado le agregó un cartel en la reproducción que reza 'Este video es una noticia falsa', logrando así frenar un ataque contra la persona y la gestión en general".

Un caso similar al de Bullrich circuló en los Estados Unidos con Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes. El video fue editado y viralizado por seguidores del presidente Donald Trump para insinuar que la líder demócrata estaba bajo los efectos del alcohol o enferma.

Finalmente, desde el Ministerio emitieron una serie de recomendaciones a la sociedad en las que advierte que "habida cuenta la enorme respuesta que hubo, y que se nota a las claras la dificultad que tendrá quien desee armar este tipo de falsas noticias en generar un impacto real, es que se comienza a ver que las próximas fake news no serán tanto hacia las figuras de ministros o el Presidente, sino que se atacará desde la percepción". Como ejemplo señalaron que se comenzaron a ver videos de gente durmiendo en las calles que pertenecen a otra época o sacadas de contexto.

Seguí leyendo: