Charly Diaz Azcue / COMUNICACIÓN SENADO
Charly Diaz Azcue / COMUNICACIÓN SENADO

Ayer a la madrugada, luego de su participación en la sesión en la que el Senado aprobó el Presupuesto 2019, la ex presidente Cristina Kirchner volvió a su departamento en el barrio porteño de Recoleta. Pocas horas después, según denunció, vivió una situación que calificó de "persecución".

Según contó en una publicación en las redes sociales, "ayer por la mañana dos personas sin identificación alguna intentaron colocar 3 cámaras y un domo en la esquina de mi casa, aquí en Buenos Aires. Personal de la policía federal que integra la custodia advirtió esta situación y les consultó qué tipo de tareas estaban realizando".

"Les dijeron que eran empleados de la empresa Donaide S.A (sic) e iban a colocar estas cámaras por disposición del Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, no contaban con ninguna documentación que acreditara tales circunstancias. Luego de identificarse recibieron un llamado, se subieron a su camioneta (sin inscripción alguna de la empresa a la que decían pertenecer) y se fueron. Raro, no?", agregó la ex Presidente.

Por la noche, a través de un comunicado, la empresa Danaide SA explicó que "presta servicios en proyectos de seguridad tecnológica para varios entidades y organismos públicos nacionales, provinciales y municipales desde hace más de 15 años". Y agregó que "en todos los montajes realizados de equipos en vía pública (cerca de 8.000) nuestra tarea se ha limitado a instalar en los destinos definidos por el comitente".

Y puntualmente sobre el hecho que mencionó en sus tuits la ex presidente sostuvo que "durante la mañana del día jueves 15 se realizaba la séptima instalación del día, en la zona de Recoleta. Los instaladores se presentaron ante la custodia de CFK; se identificaron e indicaron el trabajo que iban a realizar. Ante el pedido de estos de no instalar, dicha tarea no se realizó. Se informó al comitente. No se han requerido credenciales para este servicio".

Por último aclaró que "nuestra empresa no decide la ubicación de los equipos que instala, las mismas son definidas por nuestros clientes. Si pone a disposición las herramientas tecnológicas para nuestros clientes en sus proyectos".

En su denuncia a través de las redes sociales, Cristina contó que este viernes, "el jefe de la custodia se presentó en el Centro de Recepción de Denuncias de la Policía Federal para denunciar estos hechos. El personal de ese centro tomó contacto con el juzgado de turno. ¿A que no adivinan quién estaba de turno? Bingo… Bonadio".

"¿Y a que no adivinan qué hizo Bonadio? Bingo… NADA. La Secretaria del juzgado, Carolina Lores Arnaiz, ordenó desestimar la denuncia y no iniciar ningún tipo de investigación por estos hechos", detalló.

Por último, destacó: "Ahora bien, yo me pregunto… ¿Quiénes eran estas personas? ¿Quién las mandó? ¿Hasta cuándo me van a seguir espiando? ¿Por qué Bonadio decidió no tomar la denuncia? ¿Está encubriendo a alguien? El gobierno es responsable y tiene que terminar con el espionaje, la persecución y el hostigamiento a los opositores".