En otra polémica declaración, el dirigente ultraderechista Alejandro Biondini escribió en sus redes sociales que "el día que el Estado de Israel sea borrado del mapa habrá paz en Medio Oriente".

Biondini, presidente del partido Bandera Vecinal, se expresó en estos términos mientras se refería al bombardeo conjunto de EE.UU., Francia y Reino Unido contra Siria tras el uso de armas químicas contra la población

Además, Biondini explicó lo que haría en caso de llegar al poder con su partido. "Cuando lleguemos al poder, expulsaremos a los embajadores británico e israelí. Y desde luego, impulsaremos una ley para que el sionismo sea declarado como una actividad anti-argentina", sostuvo.

A raíz de estas expresiones, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) expresó su condena y no descartó iniciar acciones legales contra Biondini.

"La DAIA condena fervientemente las expresiones del ex candidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires por el Frente Patriota Bandera Vecinal, Alejandro Biondini", manifestaron desde la entidad comunitaria.

Además, en el escrito expresaron que observan"con preocupación que desde un espacio político de la Argentina se llame a la destrucción y desaparición de un Estado, como así también a cercenar la libertad religiosa e ideológica".

En tanto, afirmaron que no descartan "accionar legalmente" e hicieron un llamado a las autoridades "a expresarse al respecto" y pidieron "sancionar al dirigente con todo el peso de la ley".

Por otra parte, el Congreso Judío Latinoamericano también manifestó su repudio. "Es altamente preocupante que la idea de borrar del mapa a un país reconocido por la comunidad internacional y que tiene representación en las Naciones Unidas sea expresada por el líder de un partido político que tiene legalidad en los comicios", indicó en un comunicado.

"Es necesario asegurar que las voces de odio, discriminación y destrucción no se propaguen en la Argentina, un país del cual la convivencia y el pluralismo sirven como ejemplo para el mundo entero", sostuvieron.

En 2011, diputados de Nuevo Encuentro impugnaron ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad la candidatura de Alejandro Biondini a jefe de gobierno porteño por "sus consignas altamente discriminatorias".

Los legisladores denunciantes alegaron que el postulante de la agrupación Alternativa Social se mostró "con vestimenta y gestos claramente tributarios del régimen de la Alemania Nazi".