(Charly Dí­az Azcué)
(Charly Dí­az Azcué)

El ministro de Justicia, Germán Garavano, pidió la renuncia a la Corte Interamericana de Derechos Humanos del juez Raúl Zaffaroni. El constitucionalista Daniel Sabsay dijo que sus dichos apuntan a la "destrucción de la democracia".

"Zaffaroni debería renunciar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos", dijo Garavano, en sintonía con las críticas que varios referentes del oficialismo apuntaron en las últimas horas contra el ex ministro de la Corte Suprema, y señaló que "es muy triste" que "haga declaraciones antidemocráticas".

El ministro de Justicia Germán Garavano (NA)
El ministro de Justicia Germán Garavano (NA)

Por su parte, Sabsay opinó en declaraciones a Infobae que los dichos Zaffaroni "son de extrema gravedad porque provienen de un ex ministro de la Corte Suprema". Amplió: "Lo que hizo fue llamar a la destrucción de la democracia, porque si lo que dice es que un gobierno legítimo elegido en las urnas debe ser derribado y desea que termine lo antes posible, en realidad se está instigando a la sedición y se está haciendo apología de la sedición, que es un delito que comete quien instiga o participa de la caída de un gobierno democrático por medios antidemocráticos".

Las críticas oficialistas al ex magistrado del máximo tribunal tuvieron lugar luego de una entrevista que el ex juez de la Corte dio a Radio Caput, en la que expresó su deseo de que el macrismo abandone cuanto antes el poder y sembró dudas sobre la finalización del mandato en 2019.

"No va a depender de nada político, ni de lo que diga cualquier partido político. Yo quisiera que se fueran lo antes posible, para que hagan menos daño, pero eso es un deseo personal. Lo decisivo va a ser la crisis del programa económico inviable. Por otra cosa, no se van a ir", consideró. Y agregó: "No sé si llegamos al 2019, depende de la rapidez con que entre en crisis el modelo económico".

El constitucionalista Daniel Sabsay (NA)
El constitucionalista Daniel Sabsay (NA)

Además, Zaffaroni llamó a "resistir, cada uno desde el ámbito que le corresponde, y en el espacio que puede". Aclaró: "A la resistencia no violenta, me refiero. No deprimirse. Tiempo. Todo pasa. Esto también va a pasar, como pasamos la dictadura, el menemismo, a (Domingo) Cavallo. Esto también pasa. Quien crea que es eterno en el poder está loco. Eso no sucede.  Esto va a pasar, porque el plan económico que tienen es inviable. En un momento dado va a pasar lo mismo que pasó con la tablita de (Alfredo) Martínez de Hoz, va a pasar lo mismo que pasó en el  2001".

Las críticas de Garavano y Sabsay se suman a otras. El primero en cargar contra Zaffaroni fue el jefe del  interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados, Mario Negri, quien a través de su cuenta en Twitter consideró que "no hay  distancia entre el deseo que el Gobierno termine su mandato y la invitación a que lo desestabilicen".

El presidente de la bancada oficialista en el Senado, Luis Naidenoff, llamó a Zaffaroni "desestabilizador  descarado" y opinó que sus expresiones son características del  "kirchnerismo químicamente puro". Y el diputado macrista Waldo Wolff apeló a la ironía para contestarle al actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y dio a entender que ese tipo de declaraciones son funcionales al Gobierno: "Yo quiero que Zaffaroni hable todos los  días. Eso. Quiero".

Su compañero de bancada Fernando Iglesias también eligió el  sarcasmo para cuestionar a Zaffaroni: "Qué mal que estuve  inventando lo del ´Club del helicóptero´ y diciéndole ´Doctor Zafarrancho´ a Zaffaroni. ¡Cuánto me arrepiento hoy! Mil  disculpas. Soy el D Elía de Cambiemos", lanzó en Twitter.