El presidente Mauricio Macri partió el martes por la noche en un vuelo privado rumbo a Estados Unidos, donde lo espera un encuentro con su par norteamericano Donald Trump y una agenda cargada con tres temas calientes: las definiciones por inversiones petroleras en el país; la situación de Venezuela; y los conflictos comerciales no cerrados por el biodiesel y los limones.

Según consignaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, la intención de Macri es tener una "aproximación y testeo" de la relación de Trump con la Argentina. No se esperan grandes anuncios, aunque sí que se aborden temas espinosos de la agenda bilateral y asuntos donde existen coincidencias plenas como es el caso de los cuestionamientos al régimen de Nicolás Maduro.

Macri llegó esta mañana, poco antes de la 10 -hora de Buenos Aires-, a Houston junto con los ministros de Energía y Producción, Juan Aranguren y Francisco Cabrera. Allí visitarán una planta de la empresa Dow y las instalaciones de Tenaris. Luego tendrá un almuerzo organizado por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) con empresarios petroleros. "Se hablará de los proyectos en Vaca Muerta y el potencial que tiene ese yacimiento para la región", dijo un funcionario que forma parte de la comitiva oficial.

Mauricio Macri y Juliana Awada, anoche antes de viajar a los Estados Unidos
Mauricio Macri y Juliana Awada, anoche antes de viajar a los Estados Unidos

El Gobierno espera en esta escala de Houston un anuncio de inversiones de empresarios norteamericanos que refuerce la visita de Macri a Estados Unidos. De hecho, las empresas Dow y Tenaris tienen proyectos de inversión de Vaca Muerta que van a revalidar en este viaje presidencial.

Por la tarde Macri se trasladará a Washington donde lo espera una agenda muy cargada. El plato fuerte de la corta estadía del presidente será la reunión de mañana en el Salón Oval de la Casa Blanca con Donlad Trump. Macri llegará acompañado por Juliana Awada y los esperan en un almuerzo reservado el presidente de Estados Unidos y su mujer Melania, quien se trasladará especialmente desde Nueva York para este encuentro.

Donald Trump habla en conferencia de prensa (Reuters)
Donald Trump habla en conferencia de prensa (Reuters)

Durante ese encuentro Macri prevé abordar varios temas de la agenda bilateral: quiere reforzar el comercio bilateral, hablará de la posibilidad de incluir el reclamo por las exportaciones de limones y carnes que están trabadas en Washington por decisión del Departamento de Agricultura, y tratarán sobre los acuerdos de cooperación en materia de lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, la situación de Venezuela y las denuncias de la industria estadounidense de biodiesel contra los productores argentinos a los que se acusa de hacer dumping.

No son temas de fácil abordaje los que tendrán en carpeta ambos presidentes en su primer encuentro oficial como jefes de Estado. No obstante, en la Casa Rosada se muestran optimistas. "Las relaciones personales que ambos presidentes tienen puede superar todo escollo", dijo un allegado a Macri. Es muy probable que no haya definiciones de las trabas a los limones que impuso Washington porque para ello falta menos de un mes para que el Departamento de Agricultura defina si levanta o no las restricciones. Sobre el caso de biodiesel el gobierno norteamericano aún no tomó definición alguna si llevará la denuncia del empresariado norteamericano a la OMC.  No es un tema menos porque se juegan USD 1.300 millones para los productores locales que tienen en Estados Unidos su más apetecible mercado.

Si bien el almuerzo de Macri con Trump será a solas, en la comitiva además de Cabrera y Aranguren estarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; la canciller Susana Malcorra y el vocero presidencial Iván Pavlovsky, entre otros.

Luego de la reunión con Trump, Macri disertará en el Centro de Estudios Estratégicos internacionales y más tarde hablará ante unos 300 empresarios en el Hotel Four Seasons con empresarios. Esta reunión fue organizada por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y también forma parte del plato fuerte de Macri en Washington. "Hay mucha expectativa de los empresarios norteamericanos por la visita de Macri ya que la Argentina ingresó en otra etapa con una apertura al mundo que es muy bien recibida por el mundo privado", dijo a Infobae Alejandro Díaz, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina. Antes de ese encuentro abierto con empresarios habrá una reunión breve y cerrada con unos 20 CEO en el mismo Hotel Seasons.

Desde la Cámara de Comercio norteamericana confían en que el viaje de Macri logre ampliar el interés que hay en la Argentina del sector privado de Estados Unidos. Es que Estados Unidos es el primer inversor extranjero en la Argentina con un comercio bilateral de unos USD 10.472 millones. Sólo entre los años 2004 a 2007 la Argentina tuvo un saldo favorable en ese intercambio comercial.