*Por Muriel Balbi

¿Cómo se crean los videojuegos? ¿Qué trabajo y motivaciones están detrás de ellos? ¿Cómo son las personas y los equipos que los desarrollan? Infobae habló con un referente argentino del sector, Guillermo Averbuj, fundador y productor de contenidos de Gamester, con una larga trayectoria como diseñador de juegos y consultor para productos y empresas de Francia, Alemania, México e Israel.

Guillermo divide su tiempo entre dos pasiones: crear videojuegos e incentivar a la industria nacional de manera proactiva e innovadora. Para lograrlo se comprometió en infinidad de actividades que van desde capacitaciones, a la creación de IndustriaVG -el primer sitio bolsa de trabajo especializado en videojuegos en Latinoamérica, totalmente gratuito- . También fundó Game Work Jam, encuentros de trabajo cooperativo de desarrollo de videojuegos del que participan reconocidos trabajadores de la industria y cuyo objetivo es brindar apoyo y mentorías. Además, es el autor del primer manual sobre videojuegos disponible en español.

-¿Cómo son los videojuegos "made in Argentina"
Existen dos cosas, por un lado está el desarrollador que tiene ganas de explotar nuestra propia cultura y mostrar todo lo que nos conforma como argentinos, los aspectos regionales, la mitología local. Después está la gente que trata de hacer juegos que tienen que ver con los mercados más exitosos. Hay una mezcla, pero lo que sí es verdad es que tenemos una gran creatividad por explotar y hacer cosas nuevas e interesantes.

-¿Cuáles son los pasos para crear un videojuego?
Empezás enamorándote de la idea, eso no está recomendado porque siempre va a ir cambiando. Comenzás a armar tu proyecto, te encontrás con problemas que vas resolviendo y llega un punto en que odias lo que te está pasando (risas) por tener que resolver problemáticas que no eran pensadas en un principio.
Luego, cuando lo lanzaste, es la sensación de tener un hijo al que creaste, casi artesanalmente, y se siente increíble. Es muy fuerte ver a la gente como se entretiene o, al menos, pasa una experiencia con lo que vos hiciste (porque no siempre es diversión, a veces pueden ser experiencias casi artísticas)

Se están empezando a ver cada vez más videojuegos con temas educativos, es el nuevo medio de comunicación con los chicos

-¿Cuánto dura el proceso de creación de un producto?
Depende mucho del tipo de juego que hagas. Si es para un mercado casual, si es para un proyecto propio que querés probar algún concepto, si es a largo plazo o querés que eso reviva en el tiempo. Lo recomendables es no invertir menos de 6 meses en un proyecto típico. También he participado en proyectos que duraron 4 años y que podrían no haber continuado, lo cerramos sólo para hacer una segunda versión, con más tecnología.

-¿Es un trabajo individual o en equipo?
Hay una pequeña parte de desarrolladores que se autodenominan los indies – término disputado entre varias "facciones"- . Hay gente que sí tiene las capacidades y la posibilidad de hacer un juego sólo; de hacer el diseño, la programación, el sonido, etc. Pero eso no es lo más frecuente. Lo común es estar dentro de un equipo y trabajar en un conjuntos de 3 a 4 personas como mínimo, con un límite de unos 20 profesionales aproximadamente pero es una cuestión de presupuesto o de realidad

-¿Los equipos son interdisciplinarios?
Absolutamente, hay artistas gráficos, ilustradores, diseñadores gráficos, diseñadores de usabilidad, diseñadores mecánicos (o game designer), además de la parte de management, productores que organizan el equipo, sonidistas, músicos, etc. Luego, a todo lo que es arte lo podés dividir en 2D y 3D. A veces se intercalan ambos para generar distintos efectos. Como si fuera poco, también tenés el equipo de testing y play testing, que chequea la calidad del producto, que vaya en el mercado y que sea entretenido.

En nuestro país, como mercado, tenemos un grave problema que es la piratería

-¿Está creciendo mucho el nicho del videojuego?
Si, muchísimo. Hace más de 12 años era sólo un grupo de locos haciendo "cositas", luego se formó la cámara de desarrollo de videojuegos, ADVA, y está creciendo constantemente. Aparecieron empresas del exterior que se instalaron en nuestro país. Crecieron estos equipos indies, que la siguen luchando con un producto netamente nacional y cultural. Tenemos altibajos pero crecemos. No sé si en Argentina es un nicho como mercado, pero sí como industria. En nuestro país, como mercado, tenemos un grave problema que es la piratería. La gente está acostumbrada a que es un contenido que se bajan de una manera u otra, en vez de pagar como corresponde. Eso nos afecta mucho porque no podemos probar nuestros productos en el mercado del país en donde vivís que es el que mejor conoces.

-Por último, me gustaría que nos cuentes sobre la actividad de la Fundación y cómo se apoya desde allí a los nuevos desarrolladores
Hace un par de meses, firmamos con varios interesados en la industria local y regional. FUNDAB, que es la Fundación Argentina de Videojuegos. Es sin fines de lucro y tiene como objetivos ayudar a que ciertos proyectos -que no son comunes de ser fondeados- consigan apoyo. La idea es que entren proyectos dentro de las 7 u 8 líneas que tenemos definidas y, cada referente va a comenzar a trabajar con la gente que fue aceptada para cada línea para poder hacerlos llegar a un puerto más formal. El objetivo es que puedan llegar a tener la idea bien armada, en lo formal, para luego poder buscar el financiamiento.