Gobierno ofrece disculpa pública a las comunidades dañadas por construcción de la presa El Zapotillo en 2005

Las autoridades no protegieron a las comunidades, señaló el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación

Guardar

Nuevo

(Foto: Twitter/M_OlgaSCordero)
(Foto: Twitter/M_OlgaSCordero)

El Estado Mexicano ofreció este viernes una disculpa pública a los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, ubicados en el estado de Jalisco, debido por los daños ambientales, territoriales y sociales ocasionados por la construcción de la presa “El Zapotillo”.

Las autoridades no protegieron a las comunidades que estaban bajo su cuidado. La presa ‘El Zapotillo’, amenazaba con borrar siglos de historia, cultura y vida comunitaria. Sin embargo, en medio de la adversidad, la fuerza y la resistencia de las comunidades se mantuvieron firmes” señaló Arturo Medina Padilla, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

A través de un comunicado, se señaló que al imponer el proyecto de “El Zapotillo” como estaba planteado originalmente, el Estado mexicano violó los derechos a la vivienda, digna y adecuada; de participación en la formulación de planes o proyectos de infraestructura; a la propiedad; a la manifestación; a la información; a tener recursos judiciales efectivos; a la paz social; al agua; y a la libertad de asociación.

“Durante años, lucharon incansablemente por su derecho a permanecer en sus hogares, por su derecho a preservar su patrimonio cultural y por su derecho a un futuro digno y sostenible para las generaciones venideras. Hoy, al recordar esos años de incertidumbre y lucha, también celebramos la victoria de la resistencia comunitaria y la solidaridad que prevaleció.” puntualizó Medina Padilla.

En 2021 el Ejecutivo federal encabezó la creación de la Comisión Presidencial de Justicia para los Pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, y el 10 de noviembre de ese año se formalizó el plan de desarrollo integral para los tres pueblos.
Crédito: X/@lopezobrador_
En 2021 el Ejecutivo federal encabezó la creación de la Comisión Presidencial de Justicia para los Pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, y el 10 de noviembre de ese año se formalizó el plan de desarrollo integral para los tres pueblos. Crédito: X/@lopezobrador_

“Este acto de reconocimiento de responsabilidad y disculpa pública por parte del Estado mexicano cumple lo acordado en el punto uno de dicho plan de desarrollo integral para resarcir los detrimentos provocados a la región y a estas comunidades” señalá el comunicado.

Además de la disculpa, el plan de desarrollo integral para los pueblos de Acasico, Palmarejo y Temacapulín comprende otras 14 acciones para la reparación integral de los daños. La inversión total del proyecto —presa, acueductos y planta de bombeo— asciende a 17 mil 248 millones de pesos, de los cuales en la presente administración se han destinado ocho mil 293 millones de pesos.

En la plaza central de Temacapulín, Medina Padilla afirmó que esta disculpa no es sólo un acto simbólico, sino un compromiso firme para trabajar en favor de una gestión del agua incluyente y con perspectiva de derechos humanos. “Es un llamado a la acción para garantizar que todas las personas puedan ser reconocidas y que sus puntos de vista y necesidades sean considerados”.

Por su parte, el secretario de Gobierno del estado de Jalisco, Juan Enrique Ibarra Pedroza, señaló que el acto que se realizó hoy debe motivar a la reflexión de una sociedad en torno al reconocimiento y protección de las personas defensoras del medio ambiente y el territorio, quienes a lo largo de estos 19 años mantuvieron la lucha constante y defensa en contra de la inundación y desaparición de sus pueblos.

Foto:
Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

¿Qué ocurrió en la presa El Zapotillo?

La presa El Zapotillo, ubicada en el estado de Jalisco, es un proyecto hidroeléctrico y de suministro de agua potable que ha estado envuelto en controversias y conflictos. Su principal objetivo es abastecer de agua a las ciudades de León, Guadalajara y Los Altos de Jalisco.

Las comunidades afectadas, principalmente los habitantes de los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, mostraron una fuerte oposición, ya que la construcción de la presa implicaría el desplazamiento de estos poblados.

Los problemas con la presa continuaron desde 2005 y hasta 2021 cuando, por un proceso de diálogo encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador con los pobladores de las tres regiones, se acordó reanudar la obra hidráulica para garantizar que no se inunde ninguna de las comunidades, derivado de la modificación de la barrera de concreto de la presa de 105 a 80 metros de altura y la construcción de seis ventanas vertedoras.

Además de los efectos sociales, los impactos ambientales del proyecto han sido objeto de debate. La reducción de caudales en ríos cercanos y la alteración de ecosistemas han sido citados como preocupaciones importantes.

En 2021 el Ejecutivo federal encabezó la creación de la Comisión Presidencial de Justicia para los Pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, y el 10 de noviembre de ese año se formalizó el plan de desarrollo integral para los tres pueblos, que incluye acciones en materia de educación, cultura, turismo, conservación, infraestructura carretera y servicio hidráulico.

Se han efectuado 13 reuniones de trabajo presenciales, una sesión virtual y otra más en la comunidad. Asimismo, el 29 de diciembre de 2023 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el Decreto por el que se declara zona de restauración ecológica de la región de la Presa el Zapotillo en la zona de las localidades de Temacapulín y Palmarejo, municipio Cañadas de Obregón; Acasico, municipio de Mexticacán, y municipios de Yahualica de González Gallo, Jalostotitlán y Teocaltiche, en el estado de Jalisco, y que abarca la superficie de 20,810-10-51.54 hectáreas.

Guardar

Nuevo