La educación online es la herramienta principal para los alumnos durante el periodo de cuarentena
La educación online es la herramienta principal para los alumnos durante el periodo de cuarentena

El nuevo contexto de pandemia provocado por la propagación del COVID-19, comúnmente conocido como coronavirus, repercutió en gran medida sobre las actividades educativas, laborales y comerciales. Por este motivo, la transformación digital, que estaba pensada para un futuro más lejano, en los últimos días comenzó a desarrollarse de manera acelerada en la mayoría de los países del mundo.

Así, las personas se vieron invitadas a romper los diferentes paradigmas respecto a cómo se continúa aprendiendo y al mismo tiempo conecta con usuarios que comparten intereses similares. La educación online poco a poco fue tomando vigencia entre los alumnos y de esta forma se generó un nuevo espacio de intercambio y comunicación, situación impensada meses atrás.

En esa línea, Ignacio Puig Moreno, Cofundador de Acámica, edtech líder en Latinoamérica, explica: “En comunidad pensamos cómo ayudarnos, innovar y ser creativos ante nuevos desafíos. Hoy más que nunca. Por eso, desde Acámica, que nació en 2012 en un evento de comunidad, buscamos compartir y colaborar con las comunidades de tecnología porque son espacios clave para el aprendizaje y crecimiento”.

En sus 7 años de trayectoria, la plataforma educativa ha capacitado de forma remota a más de 200 mil personas en las carreras que hoy son consideradas las más demandadas por la industria tecnológica. Desarrollo Web Full Stack, Data Science y Diseño de Experiencia de Usuario son parte de los estudios que se pueden cursar con una duración de 7 meses. El principal objetivo de dichas carreras es privilegiar el aprendizaje colaborativo a través de encuentros semanales en vivo con profesionales de la industria y grupos de estudio que comienzan todos los meses.

La invitación a ser parte de comunidades

La comunicación a través de comunidades permite a los alumnos despejar sus dudas (Shutterstock)
La comunicación a través de comunidades permite a los alumnos despejar sus dudas (Shutterstock)

En distintas instancias del cursado, la plataforma invita a sus estudiantes a interactuar y a ser parte de comunidades, donde socializan sus proyectos, comparten preguntas y respuestas frecuentes, acuerdan encuentros, publican desafíos y trabajan colaborativamente. “Conectando con comunidades, nuestros estudiantes pueden aprender algo nuevo sobre lo que les apasiona, descubrir la manera en la que otras personas resuelven los mismos desafíos, potenciar su networking y encontrar nuevas oportunidades”, destaca Puig Moreno.

Como consecuencia de la importancia que genera la comunicación en el desarrollo profesional de los estudiantes, Acámica creó el primer Mapa de Comunidades de la región, de acceso libre y gratuito. La herramienta permite a los alumnos encontrar comunidades afines a sus carreras en distintas ciudades de Latinoamérica, empezar a seguirlas desde las redes sociales y conocer sus próximos eventos.

Candelaria Chicote, Manager de Desarrollo Profesional de Acámica, asegura que la nueva propuesta desarrolla un gran lugar de consulta. “Si tenés dudas o alguna traba sobre el tema en el que estás trabajando, seguro vas a encontrar en la comunidad alguien con ganas de colaborar para ayudarte a resolverlo”, afirma la especialista.

“Las comunidades nuclean profesionales que ya llevan un camino recorrido. Si estás empezando en tecnología, participar de una comunidad te va a conectar con otras personas de las que podés aprender”, señala Chicote

Un café como encuentro

Sumado a esto, en línea con el propósito de empoderar a las personas, la academia auspicia distintas iniciativas de comunidad, entre ellas, Café Acámica. Se trata de un espacio online y gratuito de encuentro para compartir ideas, herramientas, conexiones y recursos en tiempos de cambio. Quienes estén interesados en los próximos encuentros o deseen conocer más información sobre eventos pasados pueden ingresar al siguiente link.

Sin dudas, la irrupción de la tecnología como método de enseñanza cambiará la educación del futuro. Por esta razón, las entidades adaptan sus estudios a la web, desde plataformas, videollamadas o aulas virtuales en las que los alumnos pueden aprender los contenidos sin perder el contacto con sus compañeros.