¿Por qué no se llama a la menstruación por su verdadero nombre? ¿Por qué hay que apelar a eufemismo? ¿Por qué gran cantidad de mujeres esconden la toallita o el tampón, cuando tienen que ir al baño? Todas estas preguntas empezaron a surgir años atrás con el objetivo de naturalizar este hecho que atraviesa a las mujeres gran parte de su vida.

Todo esto tenía un propósito: no hablar del tema porque es considerado un tabú. Pero hace ya unos años, estas actitudes y hábitos empezaron a cambiar para generar que deje de causar vergüenza o sea escondido. Desde médicas y organizaciones feministas hasta marcas, se pusieron esta lucha al hombro para hablar de la menstruación de una manera natural y real, además de brindar seguridad, confianza y protección a las mujeres.

La campaña #EspartedeNosotras apostó por una publicidad en donde muestran la sangre de color roja, tal cual es, en vez de hacerlo con el color azul.
La campaña #EspartedeNosotras apostó por una publicidad en donde muestran la sangre de color roja, tal cual es, en vez de hacerlo con el color azul.

La campaña #EspartedeNosotras estuvo enmarcada en este tema y apostó a un mensaje diferentes, mostrando la sangre de color roja en las publicidades en vez de un líquido azul. La campaña fue lanzada mundialmente en el 2015 por la Compañía sueca Essity en Reino Unido con la marca Bodyform.

Por su mensaje inspirador y contrahegemónico, la campaña fue premiada como Mejor Publicidad en los Premios Lola Mora que son entregados todos los años por la Dirección General de la Mujer del GCBA, con el fin de contribuir a la difusión de una imagen positiva de la mujer en los medios de comunicación, rompiendo con los estereotipos de géneroNo solo le habla a las mujeres sino que conecta con ellas, generando empatía y entendiendo el contexto y el proceso de transformación que están atravesando.

Foto de la premiación.
Foto de la premiación.

“Desde la marca estábamos convencidos que era el momento indicado de derribar esta barrera y mostrar las cosas como son. El rojo es nuestro color. Con él nos sentimos más reales, auténticas, seguras y confiadas. Además, es parte de nosotras”, afirman desde Nosotras, la marca de cuidado femenino.