“Me esterilicé, pero no odio a los niños”: mi vida dentro del movimiento “libre de hijos”

Belén Álvarez nunca tuvo el deseo de tener hijos. Hoy forma parte de un colectivo mundial llamado “child free” (libre de hijos), un refugio para quienes lidian a diario con cuestionamientos por no cumplir con el mandato de la maternidad obligatoria. También para quienes buscan información sobre sus derechos, por ejemplo, sobre cómo ligarse las trompas. “No andamos escupiendo niños por la calle”, cuenta.

TE PUEDE INTERESAR