Sony, dueña de PlayStation, invirtió 250 millones de dólares en Epic Games, responsable de Fortnite

La cuantiosa suma le asegura a la empresa japonesa una participación minoritaria en la desarrolladora responsable de Fortnite y el motor de juego Unreal Engine 5.


La pandemia del Covid-19 no hizo más que acelerar un desarrollo que, indefectiblemente, iba a llegar en algún momento. Las empresas más importantes del sector, además, no quieren quedarse afuera de ningún negocio, por lo que constantemente se encuentran buscando dónde más invertir para aumentar no solo sus ganancias sino la influencia que tienen sobre la industria.

La novedad más reciente en el negocio la aportó Sony, que decidió invertir la significativa suma de 250 millones de dólares en Epic Games, responsable de Fornite y el motor de juego Unreal Engine. Ambas empresas venían trabajando juntas en la más reciente versión del motor de juego que utilizan la gran mayoría de los títulos hoy en día. De hecho, las imágenes que existen por el momento de cómo se ve con el Unreal Engine 5 se vislumbraron en una demostración de la PlayStation 5, la consola de la nueva generación que lanzará Sony a finales del 2020.

Se trata de una inversión estratégica, ya que supone el 1,4% del total de Epic Games, valuada en unos 17.860 millones de dólares. Por lo tanto, la participación de Sony en la decisiones será más bien acotada y, a la vez, muestra la intención de la compañía japonesa de seguir estrechando una relación que tuvo un hito con la gira del rapero Travis Scott en Fornite, que superó los 27 millones de usuarios únicos.

Quien sí tiene una participación importante en la decisiones empresariales de Epic Games es el gigante chino de internet Tencent Holdings. El conglomerado asiático de compañías compró, en el 2012, el 40% de la desarrolladora estadounidense por solo 330 millones de dólares, lo que muestra el impresionante crecimiento que tuvo Epic Games en los últimos 8 años.

FILE PHOTO: People visit Tencent's booth at the World 5G Exhibition in Beijing, China November 22, 2019. REUTERS/Jason Lee/File Photo
FILE PHOTO: People visit Tencent's booth at the World 5G Exhibition in Beijing, China November 22, 2019. REUTERS/Jason Lee/File Photo

De pagar 330 millones por el 40% de la empresa a 250 millones de dólares por el 1,4% es un aumento bastante sustancioso. El éxito internacional de Fortnite, lanzado en el 2017, uno de los motivos más importantes para tamaña suba. El conglomerado asiático también es dueño de Riot Games, desarrolladora de títulos como League of Legends y Valorant.

Mientras tanto, Tencent se encuentra en negociaciones exclusivas para adquirir Leyou Technologies, responsable de Warframe y dueña de otros estudios como Digital Extremes y Splash Damage. El gigante chino firmó un acuerdo de exclusividad con Leyou en el que, por tres meses, no podrán escuchar ofertas de otras empresas, lo que deja afuera a Sony, otra interesada en hacerse con la compañía global de videojuegos con sede en Hong Kong.

Tencent, a pesar de no ser muy reconocida, es un jugador importante en la industria del gaming: además de su participación en Epic Games y Riot Games, cuenta con inversiones en PUBG Mobile, Ubisoft, Activision y Frontier Developments. Con la adquisición de Leyou, continúa en su plan de expansión mediante la compra de acciones.

Por su parte, el jefe de Xbox, Phil Spencer, declaró recientemente que no había “señales” para dejar de comprar estudios de desarrollo pero que buscan la “oportunidad correcta” para hacerlo. Vale recordar que la plataforma de Microsoft cuenta ya con 15 desarrolladoras asociadas. Además, se rumorea que está muy interesada en la venta de Warner Bros Interactive Entertainment, con el claro objetivo de reforzar el catálogo de Xbox Game Studios.

LOS ANGELES- DECEMBER 12: Head of Xbox, Phil Spencer, unveils the new Xbox Series X alongside Senua’s Saga: Hellblade II at The Game Awards 2019 at the Microsoft Theater on December 12, 2019 in Los Angeles, California. (Photo by Frank Micelotta/PictureGroup)
LOS ANGELES- DECEMBER 12: Head of Xbox, Phil Spencer, unveils the new Xbox Series X alongside Senua’s Saga: Hellblade II at The Game Awards 2019 at the Microsoft Theater on December 12, 2019 in Los Angeles, California. (Photo by Frank Micelotta/PictureGroup)

AT&T, dueña de Warner Bros, planea vender la división en unos 4 mil millones de dólares para reducir su deuda. La compra de la desarrolladora, de todos modos, no aseguraría las licencias de diversas franquicias, como DC Comics, El Señor de los Anillos y Harry Potter, por las que tendrían que negociar aparte. La única que sí estaría incluida sería Mortal Kombat, que pertenece completamente a Warner.

Esta adquisición significaría un impulso muy fuerte para la consola de Microsoft, porque podría quedarse en exclusiva con importantes títulos. Sin embargo, Xbox no es la única que quiere sumar al estudio desarrollador de Warner a sus filas. Take Two Interactive, EA y Activision Blizzard también declararon su interés en adquirirlo.

En una industria que no para de crecer, las grandes empresas apuestan fuerte para seguir adquiriendo más desarrolladoras, creativos y habilidades. Para sobrevivir en un mundo en el que la pandemia está haciendo estragos económicos, los estudios deben vender sus acciones a los jugadores más poderosos del gaming, lo que así genera que la mayor parte del mercado quede en unas pocas manos.



MAS NOTICIAS