“Lo dejó escrito en la sangre”: la lucha incansable de una hija logró resolver el brutal asesinato de su madre después de 46 años

Heidi Jones hizo que el caso se reabriera y que el homicida fuera condenado más de cuatro décadas después

Guardar

Nuevo

Loretta Jones es la protagonista de esta dramática historia (Facebook Justice for Loretta Jones)
Loretta Jones es la protagonista de esta dramática historia (Facebook Justice for Loretta Jones)

El 31 de julio de 1970, la tranquila comunidad de Price, Utah, se vio sacudida por un crimen atroz que dejó una marca imborrable en la vida de una familia. Loretta Jones, una madre soltera de 23 años, fue brutalmente asesinada en su propia casa.

La tragedia fue descubierta por su hija de 4 años, Heidi Jones, quien al despertarse vio el cuerpo sin vida de su madre en un charco de sangre. La pequeña, aterrada, corrió a buscar ayuda en la casa de sus vecinos, quienes de inmediato llamaron a la policía. Tras el crimen, Heidi quedó bajo el cuidado de su abuela materna.

La muerte de Loretta Jones causó una gran tristeza y una necesidad de saber la verdad del caso (Facebook Justice for Loretta Jones)
La muerte de Loretta Jones causó una gran tristeza y una necesidad de saber la verdad del caso (Facebook Justice for Loretta Jones)

Esa noche, un hombre desconocido había entrado en la casa de Loretta, la violó y le cortó la garganta antes de huir. A pesar del brutal ataque, no había señales de entrada forzada, lo que llevó a las autoridades a creer que Loretta conocía a su agresor.

La única pista que tenían era un intento de secuestro que había ocurrido unas horas antes en una casa cercana. Lori Kulow, de 10 años, fue abordada por un hombre mientras jugaba en su jardín, pero logró escapar después de gritar fuerte, asustando a su atacante.

Un mes después del suceso de Loretta, la policía detuvo a Tom Egley, un hombre que había mantenido una relación esporádica con la víctima. Egley se convirtió en el principal sospechoso ya que Lori lo identificó como su agresor en una rueda de reconocimiento. Sin embargo, al no haber pruebas físicas que lo relacionaran directamente con el asesinato de Loretta, fue liberado tras pasar solo 90 días en prisión por el intento de secuestro de Lori. Con el tiempo, el caso de Loretta se enfrió.

Loretta Jones junto con su hija Heidi (Facebook Justice for Loretta Jones)
Loretta Jones junto con su hija Heidi (Facebook Justice for Loretta Jones)

Pasaron años antes de que Heidi decidiera tomar acciones para resolver el asesinato de su madre. En 1989, empezó a enviar cartas a diversas agencias policiales, incluyendo el FBI, pero no obtuvo respuestas. No fue hasta 2009 que, de manera inesperada, el destino intervino. Heidi publicó una frase en su perfil de Facebook y recibió una respuesta de David Brewer, un amigo de la infancia que ahora era detective en la oficina del Sheriff. Al conocer la situación, Brewer decidió ayudarla a reabrir el caso.

Al revisar los archivos, Brewer descubrió que todos los documentos originales del caso habían desaparecido, por lo que tuvo que interrogar nuevamente a los testigos y oficiales involucrados en su momento. Heidi, por su parte, recordó que su abuela había escrito un diario relacionado con la investigación. Al leer el diario, Heidi recordó detalles importantes, incluyendo que su madre conocía a su asesino.

Finalmente 46 años después del asesinato se pudo saber la verdad de este caso (Facebook Justice for Loretta Jones)
Finalmente 46 años después del asesinato se pudo saber la verdad de este caso (Facebook Justice for Loretta Jones)

Entre los recuerdos que surgieron estaba una vieja fotografía que Heidi había guardado. En la imagen, tomada días después del asesinato, se veía a Heidi delante de una mancha de sangre en la escena del crimen. Al analizar la foto, descubrieron algo sorprendente: en el charco de sangre, Loretta había escrito las letras “T” y “O”, señalando que su asesino era Tom Egley.

Tras cuatro décadas de investigación se confirmó que Tom Egley fue el culpable del asesinato de Loretta Jones (Carbon County Sheriff's Office)
Tras cuatro décadas de investigación se confirmó que Tom Egley fue el culpable del asesinato de Loretta Jones (Carbon County Sheriff's Office)

Con esta nueva pista, Brewer decidió exhumar el cuerpo de Loretta en busca de ADN del asesino. Desafortunadamente, el estado del cuerpo tras más de cuatro décadas enterrado no permitió obtener ninguna muestra viable. Sin embargo, filtraron a la prensa que se habían encontrado pruebas de ADN, lo cual generó una reacción inesperada.

“Vivía en California y vi un programa de televisión sobre misterios sin resolver en 1989, así que escribí al programa y comencé a escribir a las autoridades. Pero choqué contra una pared de ladrillos tras otra, así que lo dejé pasar”, confesó Heidi sobre cómo fue que decidió hacerse cargo del caso, en una entrevista para A&E True Crime.

Una vecina de Egley, alertada por las noticias, contactó a la policía y ofreció su ayuda para obtener una confesión. Con un micrófono oculto, la mujer logró que Egley confesara el asesinato de Loretta. Afirmó que habían tenido relaciones sexuales consensuadas, se habían peleado y, en un arranque de ira, él la mató.

Tom Egley fue arrestado en agosto de 2016, 46 años después del asesinato. Durante el juicio, Egley, ya con 86 años, se declaró culpable de homicidio criminal a cambio de que se retirara el cargo de violación. Fue condenado a cadena perpetua, con posibilidad de libertad condicional en 10 años. Su primera vista para la condicional será en 2027, cuando tenga 96 años, y aún no es seguro que se la concedan.

“Siempre supe que era Tom. Cuando vinieron los investigadores, cuando yo tenía 4 años, les dije: ‘Tom lo hizo’. Una y otra vez. El ojo de la cerradura de mi dormitorio daba a la sala del frente donde tuvo lugar el asesinato. Lo que sí recuerdo vívidamente es mirar por el ojo de la cerradura y ver algo tirado en el suelo. Mi mente, mi cerebro, ha decidido no recordarlo; si lo vi violando a mi madre o apuñalándola, no lo sé”, aseguró Heidi a A&E True Crime

Heidi fue clave para resolver el caso que permaneció sin solución por años. Su dedicación y persistencia llevaron a un desenlace que muchos consideraban improbable (Facebook Justice for Loretta Jones)
Heidi fue clave para resolver el caso que permaneció sin solución por años. Su dedicación y persistencia llevaron a un desenlace que muchos consideraban improbable (Facebook Justice for Loretta Jones)

Este caso, resuelto gracias a la tenacidad de Heidi y la colaboración inesperada de David Brewer, cerró un capítulo doloroso en la vida de Heidi. Aunque nunca recuperará a su madre, al menos ha logrado encontrar algo de paz al ver que su asesino fue finalmente llevado ante la justicia.

Guardar

Nuevo