Álvarez de Toledo destroza a su jefe, Pablo Casado, en un libro en el que lo tilda de ‘bienqueda’ y ‘veleta’

La diputada del PP arremete también contra el número 2 de la formación, Teodoro García Egea, del que dice que su forma entender la política son “las pelotas y el peloteo”

La ex portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso durante el Pleno en una foto de archivo (Europa Press)
La ex portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso durante el Pleno en una foto de archivo (Europa Press)

El Partido Popular (PP) parece vivir en las últimas semanas un proceso continuo de autodestrucción. A dos años de las próximas elecciones -si no hay un adelanto, potestad del presidente del Gobierno-, con las encuestas a favor, a punto de cambiar el ciclo político y desalojar al PSOE y Podemos del Palacio de La Moncloa, las peleas internas debilitan día a día, hora a hora, al líder conservador, Pablo Casado.

El mes de octubre fue un suplicio para Casado, que vio cómo su ‘amiga’ Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, le echaba un pulso persistente por el control del PP en Madrid. Ayuso ha pedido hasta la extenuación un adelanto del Congreso regional que la debe convertir en presidenta de la formación en esta Comunidad. Casado se resiste y dice que el Congreso no se adelantará y se celebrara cuando toca. O sea, en la primavera de 2022.

Con esta pelea en vigor, llega un libro de Cayetana Álvarez de Toledo, diputada nacional por Barcelona, ex portavoz del PP en el Congreso de los Diputados y beligerante con la actual dirección del partido, a la que perteneció hasta que la reemplazaron. “La mía fue una destitución a cámara lenta. Un proceso en el que se combinaron los groseros empujones de Teodoro [García Egea, secretario general del PP ] con los suaves empujoncitos de Pablo [Casado]”, ha escrito Álvarez de Toledo en su libro Políticamente Indeseable, que, publicado por Ediciones B, verá la luz el próximo 18 de septiembre.

Dos apuestas personales, ahora enemigas

Lo que ha trascendido en las últimas horas es una enmienda a la totalidad al liderazgo de Pablo Casado, a quien dos de los pesos pesados a los que eligió personalmente y a dedo para acompañarlo en su viaje hacia el poder se han vuelto contra él y se han convertido en sus mayores críticas: Álvarez de Toledo de forma directa; Díaz Ayuso, de forma indirecta pero sistemática.

La autora de Políticamente Indeseable se ha alineado con Ayuso. Considera que debe ser la líder del PP de Madrid y recuerda que fue ella, con su aplastante triunfo electoral en las elecciones regionales del pasado 4 de mayo -llevó al PP de 30 a 65 diputados, a cuatro de la mayoría absoluta-, quien puso en bandeja a Casado “la oportunidad de ser alternativa” al Gobierno de izquierdas en España.

La ex portavoz del PP en la Cámara Baja lanza elogio tras elogio a Ayuso. Dice que “vapuleó” a Pedro Sánchez en las urnas en los comisiones del 4 de mayo, que “echó de la política” a Pablo Iglesias -que decidió abandonar la presidencia del Gobierno para enfrenarse a Ayuso con un resultado que lo llevó a dimitir y pasar a un segundo plano en la política española-, y añade que fue ella quien “reagrupó el voto de centro derecha” después de que el PP viviera una profunda depresión tras sus malos resultados en las elecciones catalanas.

Casado, “un camaleón sentimental

Del libro de Álvarez de Toledo apenas han trascendido unos pasajes. Pero contundentes. Porque en ellos critica el poder absoluto del secretario general del PP, Teodoro García Egea, pero, sobre todo, deja como un pusilánime a su jefe de formación. De Casado dice que es un “bienquerida”. Así, dice: “Había algo en Casado que no acababa de convencerme. Un camaleón sentimental. Lo que se llama un bienquería o un veleta”. Ahonda en el perfil del líder conservador: “Son tales su ganas de caer bien que acaba adaptando su posición a la de cada uno de sus interlocutores, aunque sean incompatibles entre sí”.

Ya dijo el domingo en una entrevista en El Mundo que Casado le había reconocido que le había otorgado todo el poder a García Egea. Ella le pidió que se lo sacara de encima porque las asfixiaba en su tarea de portavoz del PP en el Congreso.

Así, le reclamó que “frenase las embestidas de Teodoro”, que lo retirase de sus “tobillos y de la yugular”. de lo contrario, no podría desarrollar sus labores como respirar. ¿Qué le dijo Casado? Lo cuenta en el libro: “Su respuesta me dejó atónita: ‘Te lo reconozco: le he entregado a Teodoro todo el poder, todo el poder’”.

Cayetana Álvarez de Toledo y el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, durante una sesión plenaria en el Congreso, en Madrid en julio de 2020 (Europa Press)
Cayetana Álvarez de Toledo y el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, durante una sesión plenaria en el Congreso, en Madrid en julio de 2020 (Europa Press)

Desde su incorporación a las filas del PP, Álvarez de Toledo ha tenido continuos enfrentamientos con la dirección de la formación de centro-derecha. Tuvo sus más y sus menos con Rajoy y los tiene ahora con Casado.

Siempre clara en sus manifestaciones, hay quienes consideran en Génova, 13 -sede central del partido- que su libro, su actitud y su apoyo a Ayuso no es más que un intento de situarse del lado de quien tiene más posibilidades futuras de controlar el PP: la actual presidenta de la Comunidad.

Álvarez de Toledo reconoce que la designación de Ayuso como candidata a las elecciones de la Comunidad en 2019 no la convenció. Estaba convencida de que Ayuso no estaba preparada, imagen que empezó a modificar con la gestión de la pandemia por parte de la actual presidenta de la Comunidad.

En el libro, a modo de espejo en el que se refleja, narra cómo las criticas contra Ayuso son las mismas que ha recibido de forma continuada ella. Así, afirma que la presidenta de Madrid es víctima “del fuego amigo” y que la descarga de descalificaciones sobre ella es equiparable a la que recibió la propia Álvarez del Toledo. Expresiones como “va por libre” o “no trabaja para el partido sino para ella” o “eclipsa a Casado”, dice la autora del libro, le sonaban mucho porque habían recaído anteriormente sobre ella: “Génova, ahora contra Ayuso por celos, miedo y afán de control”, escribe.

Las continuas tormentas internas están pasando factura al PP. Todos los sondeos conocidos en las últimas semanas -excepto los oficiales del CIS, Centro de Investigaciones Sociológicas- dan el triunfo en unas hipotéticas elecciones generales a Casado. Nunca con mayoría suficiente para gobernar en solitario y siempre con la necesidad de pactar con la formación de ultraderecha Vox.

Portada del libro de Cayetana Álvarez de Toledo, 'Políticamente Indeseable', que se publica el 18 de noviembre.
Portada del libro de Cayetana Álvarez de Toledo, 'Políticamente Indeseable', que se publica el 18 de noviembre.

Sin embargo, los últimos sondeos revelan que la caída del PSOE, en el peor momento del mandato, con la inflación disparada, con el precio de la luz por las nubes y con una recuperación económica que no termina de eclosionar, se ha frenado. Es decir, las peleas internas están mermando la fuerza del PP y lo están alejando del Gobierno. Entre otras cosas porque en el Congreso no tendrá más aliados que Vox y si entre las dos formaciones no suman los 176 escaños que marcan la mayoría absoluta no habrá posibilidad de gobernar. Entonces Casado será sometido a una presión brutal para que deje paso a otro líder. o lideresa.

Oferta para irse a Ciudadanos

Al margen de contar diversas discrepancias con Casado, Álvarez de Toledo reconocer que en 2013 el ex líder de Ciudadanos le ofreció ser candidata de esta formación a la presidencia de la Comunidad de Madrid. “Qué oportunidad formidable”, dice. “Y sin embargo la rechacé”. Reconoce la diputada del PP que en las elecciones de 2015 votó a Ciudadanos, tras abandonar el partido por sus discrepancias con Rajoy.

El PP calla en público. Tanto en esta polémica como en las continuas broncas con Ayuso, prefiere dejar pasar el tiempo y mirar para otro lado, si bien algunos diputados han traslado a Casado que Álvarez de Toledo debe ser expulsada del partido.

TE PUEDE INTERESAR