En el segundo semestre, se duplicaron las clases por videoconferencia aunque WhatsApp fue la herramienta más usada

Si bien aumentó el contacto en tiempo en real entre docentes y alumnos, el envío de tareas se mantuvo sobre todo a través de chat y archivos PDF

Clases virtuales durante la pandemia
Clases virtuales durante la pandemia

En el segundo semestre del año, las plataformas de videoconferencias ganaron terreno. De acuerdo a una nueva encuesta, los alumnos de primaria tuvieron más clases por herramientas como Zoom, Meet o Skype en comparación a la primera mitad de 2020, aunque WhatsApp siguió siendo la vía de comunicación por excelencia.

Los datos surgen del informe “Cambios en la conectividad y uso de dispositivos tecnológicos para la educación durante el aislamiento”, del Observatorio Argentinos por la Educación, con autoría de Sandra Ziegler (FLACSO), Víctor Volman y Federico Braga.

El documento muestra que más de la mitad de los estudiantes de primaria (55,7%) tuvieron clases por videoconferencia en el segundo semestre: una cifra que representa 26,3 puntos porcentuales más que la registrada en la primera mitad del año (29,4%). Los números muestran que tanto docentes como alumnos necesitaron más del vínculo en tiempo real para paliar la larga suspensión de las clases presenciales.

De ese modo, las plataformas de videoconferencia escalaron de la undécima posición a la séptima entre las herramientas de continuidad pedagógica más utilizadas. Las más frecuentes siguieron siendo WhatsApp y los archivos de formato PDF o Word: más del 90% de las escuelas usaron estos medios para proponer tareas a sus alumnos.

infobae-image

“El uso de los medios sincrónicos pone en evidencia la necesidad de considerar la clase en clave de resignificación del acontecer didáctico, ampliando el horizonte del archivo de Word, PDF o PPT como documentos explicativos. La mediación pedagógica, la puesta en acción del acto educativo desde el encuentro con el otro y con los otros, invita a la negociación de significados y a la construcción de conocimientos de manera colectiva, donde la palabra atraviesa la pantalla y potencia el aprendizaje de todos”, planteó Andrea Rossana Sayago, de la Escuela de Educación y Perfeccionamiento Docente de la Universidad Católica de Salta.

Además de la necesidad del vínculo sincrónico, los autores del informe señalan que el incremento en el uso de la videoconferencia puede explicarse debido a los aprendizajes de los docentes durante la primera mitad del año, en la adaptación de la propuesta escolar que debieron hacer con el correr de los meses.

Al margen de los medios tecnológicos, también aparecen los cuadernillos y fotocopias indicados por el docente. Es decir que los diversos canales de comunicación convivieron, en función de las posibilidades de conexión de los estudiantes.

WhatsApp fue la herramienta más utilizada este año EFE/Humberto Espinoza
WhatsApp fue la herramienta más utilizada este año EFE/Humberto Espinoza

“El estudio constata cambios en las formas y medios de comunicación empleados por los docentes ante la suspensión de clases prolongada y ante un escenario muy desigual de acceso a la tecnología en los hogares de los estudiantes. Las videollamadas se agregaron a los demás modos de contacto preexistentes y resultaron un medio más para llegar a los hogares”, señaló Sandra Ziegler, coautora del informe.

En 2020 el teléfono celular fue el medio preponderante de conexión con la escuela: 6 de cada 10 (58,8%) estudiantes lo utilizaron de manera exclusiva, mientras que un 24,9% lo combinó con algún otro dispositivo, como PC o tablet. 7 de cada 10 chicos (69,1%) usaron el celular de sus padres para resolver las actividades escolares.

Entre junio y noviembre aumentó 2,5 puntos porcentuales la conexión de wifi o banda ancha para fines educativos en los hogares, del mismo modo que se registró un leve retroceso en el empleo de datos de telefonía móvil prepaga. Estos cambios, según el informe, “son indicios acerca de la búsqueda de formas más regulares y estables de comunicación en la medida en que se extendió el tiempo escolar en los hogares”. “Hubo un crecimiento en la inversión de las familias en tecnologías que probablemente no eran visualizadas como un elemento de necesidad para los niños y niñas de educación primaria antes de la suspensión de la presencialidad escolar”, concluyeron.

Seguí leyendo:

La mayoría de los docentes dio menos contenidos durante 2020 y dudan sobre si será posible recuperarlos

De cara al ciclo lectivo 2021, ¿qué recomendaron los especialistas que consultó el gobierno porteño?