El oficialismo logró aprobar en la Cámara de Diputados cambios en el impuesto a los Bienes Personales

El proyecto, que fue aprobado por un voto, vuelve al Senado. Se aplicarán escalas diferenciadas según el patrimonio. Estiman que dejarán de pagar cerca de 445 mil contribuyentes

Diputados debaten cambios en el impuesto a los Bienes Personales
Diputados debaten cambios en el impuesto a los Bienes Personales

En una muy ajustada votación, el oficialismo logró dar curso en Diputados los cambios en Bienes Personales: se aprobó que suba el mínimo no imponible y se mantenga la alícuota más alta para los que tienen patrimonio en el exterior. Ahora el proyecto volverá al Senado.

El resultado de la votación fue de 127 votos del oficialismo contra 126 de la oposición.

Si la norma se aprueba en el Congreso, se pasaría a pagar hasta 2,25% en lugar de 1,25% que correspondería. El dictamen de la oposición no incluyó estas subas: recomendó aprobar el proyecto original con media sanción del Senado.

En términos de mínimo no imponible, se subiría de $2 millones a $6 millones y su actualización anual automática de acuerdo a la inflación.

Comisión

En la reunión de la Comisión de Presupuesto de este martes en la Cámara de Diputados, el oficialismo presentó varios cambios al proyecto de Ley que modifica el impuesto a los Bienes Personales y que ya contaba con media sanción del Senado. Entre otros, buscaron mantener la alícuota incrementada del impuesto para los contribuyentes que tiene bienes fuera del país.

Los diputados del Frente de Todos buscaron introducir este artículo, que era uno de los que estaban dentro del proyecto de Ley de Presupuesto, que no logró ser aprobado la semana pasada. El incremento de las alícuotas del impuesto para quienes cuenten con patrimonio en el exterior comenzó a regir con la Ley de Solidaridad sancionada en diciembre de 2019 luego de la llegada al Gobierno de Alberto Fernández, pero tenía vigencia por dos años.

En el caso de patrimonios en el exterior superiores a los $18 millones, por ejemplo, la alícuota llegaría a 2,25%, casi el doble de lo que se paga por bienes en el país, donde el máximo es 1,25 por ciento.

Los diputados de la oposición ya habían advertido que no apoyarán este cambio. El oficialismo, a través de un dictamen de comisión, propuso varios cambios al proyecto de ley que ya fue aprobado por el Senado en octubre pasado y cuyo punto principal fue la suba del mínimo no imponible del impuesto de $2 millones a $6 millones y su actualización anual automática de acuerdo a la inflación.

Los cambios propuestos por el oficialismo

- Mantener la suba del mínimo no imponible de $2 millones a $6 millones y a $30 millones para inmuebles destinados a casa-habitación del contribuyente, como estaba previsto en el proyecto aprobado en octubre pasado por el Senado. Los montos se ajustarán anualmente por la inflación (IPC) correspondiente a octubre del año anterior al del ajuste respecto al mismo mes del año anterior.

- Incrementar la alícuota máxima para bienes en el país de 1,25% a 1,5% para el caso de patrimonios mayores a los $100 millones. Según detalló el diputado Carlos Heller, este incremento abarcaría a unos 16.000 contribuyentes.

- Incrementar la alícuota para bienes en el país a 1,75% para patrimonios mayores a los $300 millones. Un cambio que fue sumado a último momento luego de la propuesta del diputado Itaí Hagman, del Frente de Todos.

- Incrementar la alícuota máxima para bienes en el exterior. En el caso de patrimonios mayores a $18 millones, será de 2,25 por ciento.

Las alícuotas propuestas para los bienes fuera del país:

“Nosotros hemos venido hoy a bajar impuestos, no a subirlos. Nuestro compromiso para emplazar a la comisión fue para subir el mínimo ni imponible de Bienes Personales y evitar que 445.000 personas pasen a ser sujetos de este impuesto. Creo que quedó muy claro de la sesión del jueves que no estamos dispuestos a convalidar subas de impuestos. Ese ha sido nuestro compromiso con la ciudadanía”, dijo el diputado por San Luis Alejandro Cacace, de Evolución Radical.

El Impuesto a los Bienes Personales —que comenzó como un tributo temporal pero ya lleva una vigencia de 30 años— se aplica sobre los bienes, en el país y en el exterior, al 31 de diciembre de cada año. Cuando la valuación total de los bienes supera los $2 millones, hay que inscribirse en el impuesto y presentar una declaración jurada. Están exentos los inmuebles destinados a vivienda familiar (casa-habitación) con una valuación inferior a $18 millones, los depósitos (en pesos y dólares) en cajas de ahorros y en plazo fijo y los títulos y bonos locales.

Como los mínimos actuales están fijos desde 2019, no se reconoce la existencia de la inflación. Cuando se estableció el mínimo de $2 millones este monto representaba aproximadamente USD 20.000 dólares (porque se toma el tipo de cambio oficial para valuarlos en pesos). Hoy son apenas USD 10.000 dólares.

Dictamen de mayoría:

Dictamen de minoría:

SEGUIR LEYENDO: