El día que Steve Jobs quiso aliarse con Michael Dell y que pudo haber cambiado para siempre el destino de Apple

A finales de los años noventa, el cofundador de la empresa de la manzana ofreció a Michael Dell, el fabricante de las populares PC, un acuerdo que contemplaba la posibilidad de que los usuarios pudieran elegir entre el sistema operativo de Microsoft o el de Apple en sus computadoras

Según el portal Business Insider, el objetivo de Steve Jobs, cofundador de Apple, era licenciar Mac en las computadoras Dell y dar a los usuarios la opción de escoger entre el sistema operativo de Apple y de Microsoft 
Mandatory Credit: Photo by Mediapunch/Shutterstock
Según el portal Business Insider, el objetivo de Steve Jobs, cofundador de Apple, era licenciar Mac en las computadoras Dell y dar a los usuarios la opción de escoger entre el sistema operativo de Apple y de Microsoft Mandatory Credit: Photo by Mediapunch/Shutterstock

A finales de la década de los años 90, tras volver a la compañía que él mismo había fundado y de la que había salido tras fuertes desavenencias con el anterior consejo de administración (y previo pago de más de 400 millones de dólares por parte de Apple), Steve Jobs buscó una alianza entre Apple y Michael Dell, el fabricante de las populares computadoras, que pudo haber torcido la historia de la industria tecnológica.

Según el portal Business Insider, el objetivo del cofundador de Apple era licenciar Mac en las computadoras Dell y dar a los usuarios la opción de escoger entre el sistema operativo de Apple y de Microsoft.

Michael Dell sabía que Jobs pediría a cambio una buena cantidad de dinero y estaba dispuesto a dárselo por cada usuario que se decantara por usar Mac en sus ordenadores, pero según cuenta el empresario en su biografía, Jobs tenía otra idea: en vez de tener que pagar un canon por cada usuario que eligiera Mac, el cofundador de Apple quería una cantidad fija de dinero por cada computadora que vendiera Dell, independientemente del sistema operativo que luego utilizara el usuario del terminal.

Finalmente y como es sabido, Jobs y Dell tomaron caminos distintos y el sistema operativo de Apple solo sería utilizado nuevamente a través de las computadoras fabricadas por la propia empresa

“El canon del que hablaba Jobs ascendería a cientos de millones de dólares, y las matemáticas no salían porque la mayoría de nuestros clientes, especialmente los grandes clientes empresariales, no querían usar Mac”, contó Dell.

Y agregó: “La propuesta de Steve habría sido interesante si hubiéramos dicho: ‘Vale, te pagaremos cada vez que usemos el Mac OS’, pero pagarle por cada vez que no lo usáramos... ¡Buen intento, Steve!”.

De acuerdo a BI, a eso había que añadir otro problema: Jobs no garantizaba a Dell el acceso a Mac OS apenas 3, 4 o 5 años después de sellado el acuerdo, ni siquiera aunque se firmase bajo sus draconianas condiciones. Eso podría dejar a los clientes de Dell que estuvieran usando Mac sin las nuevas versiones del sistema operativo a medida que el software evolucionara.

El canon del que hablaba Jobs ascendería a cientos de millones de dólares, y las matemáticas no salían porque la mayoría de nuestros clientes, especialmente los grandes clientes empresariales, no querían usar Mac (Dell)

Dell, con todo, reconoció que hubiese sido un acuerdo histórico: “Podría haber cambiado la trayectoria de Windows y Mac OS en los PC. Pero, obviamente, tomaron una dirección diferente”, afirmó en su último libro.

“La personalidad de Jobs marcó siempre a Apple, desde el día uno, aún en el período en el que no estuvo entre 1985 y 1997, porque su ausencia dejó un hueco tan grande que Apple perdió su personalidad”, dijo sobre Jobs, Leonardo Zanoni, periodista especializado en tecnología y autor de La gran manzana, un libro sobre la historia de Apple.

Es imposible saber lo que hubiese supuesto una alianza entre Apple y Dell. También es difícil imaginar alguna decisión mejor de las que tomaron en su momento para que Apple sea aún más grande de lo que es hoy. Haciendo absolutamente un futurismo arriesgado, diría que una alianza con Dell hubiera sido un error. Pero no lo sé, sinceramente”, afirmó Zanoni a BI.

 Michael Dell, fundador de la empresa tecnológica homónima AFP
Michael Dell, fundador de la empresa tecnológica homónima AFP

“Lo peor para una empresa es no saber quién es. Cuando Jobs volvió, con su famoso tridente iPod-iPhone-iPad, puso a la empresa en su lugar: diseñar grandes productos innovadores y centrarse en el usuario, las personas. Hoy, hombres como Jeff Bezos o Elon Musk son comparables a Jobs, pero no lo superaron”, añadió el especialista.

Finalmente y como es sabido, Jobs y Dell tomaron caminos distintos y el sistema operativo de Apple solo sería utilizado nuevamente a través de las computadoras fabricadas por la propia empresa.

“Después, llegaron el iPad y, sobre todo, el iPhone, un dispositivo que marcaría el paso de la tecnología hacia los smartphones y cambiaría la vida de todos para siempre”, destacó el portal.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online