Cuáles son las únicas 5 monedas que se devaluaron más que el peso argentino en 2020

En un ranking de países con alta inflación, sólo 5 monedas perdieron más que el peso. Son casos extremos. El peso se depreció más que la libra sur-sudanesa, la kwacha zambia, el manat turkmenistaní y la naira nigeriana

Una vista de Raqqa, una de las ciudades destruidas en la guerra en Siria
 EFE/ Youssef Rabih Youssef/ Archivo
Una vista de Raqqa, una de las ciudades destruidas en la guerra en Siria EFE/ Youssef Rabih Youssef/ Archivo

Si se excluyen países caídos del tablero económico mundial, en 2020 el peso argentino fue por tercer año consecutivo la moneda que más se devaluó en el mundo, lo que a su vez tuvo un fortísimo efecto sobre el valor en moneda dura de las empresas argentinas, cuya capitalización de mercado, medida por la cotización de los ADR de empresas nacionales en el exterior, cayó en promedio un 34% en dólares.

Es revelador, sin embargo, observar qué monedas se devaluaron más que el peso argentino, para poner en contexto el caso de nuestro país. Al respecto, un ranking elaborado por Steve Hanke, profesor de la Universidad Johns Hopkins y entusiasta de los sistemas de convertibilidad o caja de conversión de la moneda, y publicado por la revista The National Review, muestra que en el último año cinco monedas se devaluaron más que el peso argentino. ¡Pero qué cinco!: el bolívar venezolano, el “nuevo dólar” de Zimbabue, y las libras libanesa, siria y sudanesa, que perdieron, según el caso, entre el 95% y dos tercios de su valor.

Se trata en todos los casos de países con graves problemas políticos y económicos, que los analistas internacionales suelen llamar “estados fallidos”

Se trata, en todos los casos, de países con graves problemas políticos y económicos, desde la larga decadencia del régimen que encabeza Nicolás Maduro, hasta Sudán, el país más pobre de África. Países que los analistas políticos internacionales suelen llamar “estados fallidos”.

El ranking devaluacionista

El ranking de las monedas que se devaluaron entre fines de 2019 y el 18 de diciembre de 2020. El peso argentino empata el sexto lugar con el rial iraní, pero probablemente lo haya superado en los días posteriores.
El ranking de las monedas que se devaluaron entre fines de 2019 y el 18 de diciembre de 2020. El peso argentino empata el sexto lugar con el rial iraní, pero probablemente lo haya superado en los días posteriores.

El ranking elaborado por Hanke incluye los 14 países del mundo que en 2020 tuvieron tasas de inflación superiores al 25 por ciento. Al tope se encuentra el caso más conocido localmente: Venezuela, cuyo gobierno ha sido denunciado por la ONU por ejecuciones extrajudiciales, torturas y otras violaciones a los derechos humanos (informe cuya votación provocó fuertes disidencias internas en la coalición del gobierno que encabeza Alberto Fernández) que llevaron al éxodo de casi cinco millones de venezolanos. Su moneda, el bolívar venezolano perdió en el último año casi 95% de su valor e implicó una inflación del 2.436%. Hanke estima en 80% el grado de dolarización informal de la economía venezolana y recuerda que el propio Maduro ha considerado la posibilidad de la dolarización legal.

Zimbabue, el segundo país del ranking de países cuya moneda más se devaluó, sufrió un proceso de hiperinflación que a fines de 2019 llevó a la creación del dólar RTGS (en inglés: Real Time Gross Settlement Dollar), informalmente denominado Zimdólar a Zollar, que no logró estabilizar la situación: desde su lanzamiento y hasta el 18 de diciembre pasado, el Zimdólar perdió 79% de su valor (esto es, el dólar norteamericano casi quintuplicó su valor en términos de la moneda zimbabuense). Según Hanke, en el último año la inflación en Zimbabue fue del 343 por ciento.

Maduro, a quien también le gusta presentarse en uniforme militar, junto a Diosdado Cabello, hombre fuerte de la "Fuerza Armada Nacional Bolivariana", principal sostén del régimen venezolano
Maduro, a quien también le gusta presentarse en uniforme militar, junto a Diosdado Cabello, hombre fuerte de la "Fuerza Armada Nacional Bolivariana", principal sostén del régimen venezolano

El tercer lugar del ranking devaluacionista lo ocupa la libra libanesa, esto es la moneda de un país atrapado en una constante guerra civil y religiosa y territorio de contienda entre grupos terroristas como Hezbollah y países como Siria, de un lado, y el ejército israelí, del otro. Hanke estima la inflación 2020 en el Líbano en 286%, pero dice que la “buena noticia” es que el parlamento está considerando la posibilidad de instarla una “caja de conversión”, esto es, un sistema de convertibilidad monetaria, como el que la Argentina tuvo entre abril de 1991 y fines de 2001 y del que Hanke es un entusiasta impulsor.

El siguiente lugar lo ocupa la libra siria; esto es, la moneda de un país devastado por una guerra que pronto cumplirá diez años, a partir de la decisión del dictador Bashar al-Assad de no ceder a las demandas de democratización de lo que fue, en febrero de 2011, “la primavera árabe”. Desde entonces, muchas ciudades sirias han sido destruidas en una guerra que tuvo desde entonces más de 500.000 muertos, el asesinato de millares de civiles, el involucramiento de Rusia, Turquía y EEUU, conflictos intestinos como el de la minoría kurda en la frontera entre Siria y Turquía y la aparición de nuevos grupos, como ISIS. A lo largo de 2020, la libra siria se devaluó un 67,5%, esto es, el valor del dólar de EEUU se multiplicó por poco más de tres. Según los números de Hanke, la inflación de Siria en 2020 fue del 202 por ciento.

Imágenes de la guerra civil en Sudán del Sur, cuya moneda se devaluó menos que el peso argentino (AFP)
Imágenes de la guerra civil en Sudán del Sur, cuya moneda se devaluó menos que el peso argentino (AFP)

El quinto y último país cuya moneda se devaluó más que el peso argentino es Sudán, el más pobre de África y víctima también de un alto nivel de conflictividad y un estado de guerra civil que llevó a la partición del territorio y la independencia de “Sudán del Sur”. En el año, la libra sudanesa perdió dos tercios de su valor (esto es, el dólar de EEUU cuesta el triple de lo que costaba hace un año) y el país sufrió una inflación del 236%, según los cálculos de Hanke.

Empatados en el sexto lugar del ranking aparecen el peso argentino y el rial iraní, aunque el fuerte aumento del dólar blue o libre en los últimos días del año probablemente incline la balanza devaluacionista a favor de la Argentina, ya que el tablero de Hanke toma en cuenta un período de poco más de doce meses, desde fines de 2019 hasta el 18 de diciembre pasado, cuando en el mercado libre el dólar cotizó a 150 pesos, contra los $ 166 en que cerró el año. Además de atravesar una grave crisis económica Irán es, según Worldometers, un sitio de referencia mundial, el segundo país de mayoría islámica (detrás de Turquía) con mayor cantidad de casos de coronavirus y mantiene un fuerte conflicto con EEUU, que durante la gestión Trump reimplantó sanciones económicas a Teherán en represalia por el plan nuclear del gobierno iraní.

En el cuadro puede notarse, además, que la devaluación del peso argentino superó por cerca de 20 puntos la de la libra sur-sudanesa (el país surgido de la partición de Sudán), la kwacha de Zambia, el dinar de Libia (otro país con fuertes conflictos intestinos) y el manat de Turkmenistán, y más que duplicó la tasa de devaluación de la lira turca y el real brasileño.

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online