Martín Litwak: “Argentina es un infierno tributario, es uno de los países con mayor presión fiscal del mundo”

Antes de presentar su primer libro “Cómo protegen sus activos los más ricos y por qué deberíamos imitarlos”, el prestigioso abogado -que ejerce su profesión en nuestro país, el Reino Unido y las Islas Vírgenes Británicas- habló con Infobae en Punta del Este y aseguró que “los paraísos fiscales existen gracias a los infiernos tributarios”

Martín Litwak en una entrevista con Infobae en Punta del Este
Martín Litwak en una entrevista con Infobae en Punta del Este

El armado de una sólida estructura patrimonial, para preservarse de una pesada carga tributaria, ya no es sólo una cuestión reservada para millonarios sino también para aquellas personas de clase media, que desean conservar adecuadamente sus activos personales y familiares.

Martín Litwak es abogado en la Argentina, el Reino Unido y las Islas Vírgenes Británicas. Se desempeña como CEO de Untitled, una boutique de servicios legales especializados en planificación patrimonial internacional, intercambio de información (FATCA/CRS), amnistías fiscales y estructuración de fondos de inversión. En 2017, fundó el primer “Family office” exclusivamente concentrado en aspectos legales, fiduciarios e impositivos. Desde allí, atiende las necesidades de decenas de familias latinoamericanas que califican como “ultra high net Worth”, o institucionales, y que poseen activos distribuidos en todo el mundo.

Con un concurrido evento en Punta del Este, Litwak presentó su primer libro “¿Cómo protegen sus activos los más ricos y por qué deberíamos imitarlos”?, en cuya obra desmitifica las llamadas jurisdicciones offshore, también conocidas como paraísos fiscales, y simplifica la temática con una guía práctica de opciones para la eficiente estructuración de patrimonios.

Litwak explica cómo y por qué existen estas jurisdicciones, y las razones por las cuales los países que abusan de los impuestos para financiar cada vez más abultados gastos y las organizaciones supranacionales que los aglutinan, intentan demonizarlas. El libro es una referencia indispensable para quienes buscan mecanismos para preservar la privacidad de sus activos en la “era de la transparencia”.

Martín Litwak explica que ello ya no es únicamente relevante para los más ricos, sino para cualquier persona que tenga bienes que pretenda pasar a sus herederos, sin que queden atrapados por una puja de voraces aparatos fiscales y leyes de distintas jurisdicciones, que se contradicen entre sí. En una entrevista con Infobae, aclara todas las dudas.

Martín Litwak durante la presentación de su libro, en Punta del Este
Martín Litwak durante la presentación de su libro, en Punta del Este

-¿De qué se trata su libro “¿Cómo protegen sus activos los más ricos y por qué deberíamos imitarlos”?

Cualquier persona que tiene activos, ahorros o inversiones -chicas o grandes- se ve atacada por una cantidad de fenómenos, que van desde impuestos altos hasta falta de transparencia. El libro le cuenta a la gente cómo se puede estructurar un patrimonio -desde el punto de vista jurídico- para hacerlo más eficiente, para optimizar el tema de los impuestos, resolver temas sucesorios, se habla sobre residencia fiscal en otros países, de estructuras fiduciarias... no es un libro técnico para abogados y contadores. Está en un lenguaje que apunta al usuario final. Es el único libro que habla de esta temática. Lo escribí porque me di cuenta que no había nada al respecto.


-¿Cómo protegen su patrimonio los más ricos, a diferencia de las personas de clase media?

Normalmente, cuando una persona de clase media invierte, se fija en el riesgo de la inversión y en la rentabilidad. Eso está muy expandido y la gente sabe esos conceptos. A lo mejor, quién es un poco más sofisticado, incluye la idea de horizonte de inversión. Pero, lo que la gente de más recursos hace, es decidir con qué estructura jurídica adquiere una inversión, la mantiene en su patrimonio, se la transfiere a un tercero o sucesores, etc.

Ese agregado es el que las personas de clase media no están acostumbradas a evaluar. Muchas veces, una mala decisión financiera te hace perder un poco de plata y, una mala decisión jurídica, te puede hacer perder mucho más. Es un tema que es importante considerar muy especialmente.


El abogado Martín Litwak
El abogado Martín Litwak

-¿Cuáles son las claves para proteger los activos de la clase media?

Esencialmente, uno siempre tiene que estar atento a cuáles son sus objetivos de planificación. Voy a comprar un activo, ¿lo quiero para mí?. ¿Lo quiero para ganar plata en el corto plazo?. ¿Lo quiero para mi familia? Ese objetivo de planificación es fundamental. Tengo que evaluar qué es lo que más me importa, si pagar menos impuestos, resolver el tema sucesorio, proteger mis activos de un tercero si tengo, por ejemplo, una profesión riesgosa y puedo tener un juicio importante. Cada familia tiene que estar atenta a sus objetivos, porque las herramientas se aplican de modo diferente de acuerdo a cuáles sean.

El primer punto es saber exactamente qué es lo que uno busca. El segundo punto es tener en claro cuáles son las reglas del país donde uno vive, cuáles son las reglas del país donde uno invierte: analizar todas las leyes aplicables a esa inversión. El tercer punto es tener profesionales idóneos que lo asesoren en cuál es la mejor estructura. Hay un montón de asesores de inversión que te dicen dónde invertir, pero asesores jurídicos o tributarios que te dicen cómo invertir, no hay tantos.

Martín Litwak junto a Luciana Minassian y Ada de Maurier, organizadora del evento de presentación del libro
Martín Litwak junto a Luciana Minassian y Ada de Maurier, organizadora del evento de presentación del libro

-¿Una persona de clase media puede contratar sus servicios o sólo es para personas de un poder adquisitivo muy alto?

Tenemos diferentes modalidades de trabajo, algunas son más accesibles que otras. Hay servicios que tenemos sólo disponibles para familias de muy alto patrimonio y hay otros servicios que tienen que ver con el diagnóstico de la situación, que está abierto al público en general que tenga ahorros.


-¿Qué le parece el proyecto que flexibiliza las condiciones para radicarse en Uruguay?

Me parece una idea muy inteligente de parte de los uruguayos. Claramente, Argentina va a pasar años que serán muy difíciles y hay mucha gente con una presión tributaria muy grande. Creo que Uruguay va a ir flexibilizando las reglas y bajando impuestos, y eso va a atraer a un público interesante. Creo que es una gran medida porque es un país con mucha menos población que la Argentina. Si realmente el presidente electo, Luis Lacalle Pou, logra atraer -no digo 100 mil pero 30 mil argentinos- los números de la economía uruguaya van a ser mucho mejor que los actuales. Creo que es una medida muy inteligente.


-¿Qué opina sobre lo que dijo el ex presidente José “Pepe” Mujica?: “En vez de traer 100 mil cagadores argentinos, preocupémonos de que los nuestros inviertan acá”

Creo que Mujica es una persona sin filtro y que, desgraciadamente, muchas de sus ideas deberían ser filtradas. Es un error lo que dijo, no es correcto. Primero, no toda la gente que tiene plata es cagadora. En el libro trato de combatir esta idea, de que quién ganó plata es porque cagó a alguien. La educación tiene que ser para la riqueza y no para el resentimiento o la envidia. La gente que gana plata y que es rica no lo es porque hay pobres: todos podríamos ser más ricos, el problema no es la riqueza si no la pobreza. El problema no es la desigualdad, es la pobreza.

Martín Litwak y María Belén Chapur
Martín Litwak y María Belén Chapur


-Uruguay dejó en claro que no trata de ir detrás del capital negro

Por supuesto que no. Además, hoy en día, el capital negro ha disminuido mucho por las normas de transparencia y de información. Nadie que tiene capital negro en la Argentina va a ir a ponerlo a Uruguay, porque inmediatamente va a saltar. Hay otros lugares donde se puede hacerlo, pero Uruguay no es ejemplo de eso.


-¿Qué lugar le recomendaría a una persona de alto nivel adquisitivo para que cambie su residencia fiscal?

No le puedo recomendar a un cliente que se vaya a vivir a Panamá porque va a pagar menos impuestos, cuando ese cliente tiene su familia y su vida armada ac, y no desea cambiar su modo de vida. Uruguay es una oferta muy interesante en ese sentido. La realidad es que, la mayor parte de las personas que se están yendo de la Argentina, se van a tres destinos: Uruguay, Estados Unidos -Miami en particular- y España. Lo hacen por un tema de facilidades, de idioma y culturales. De estos tres destinos, a nivel impositivo, Uruguay es el mejor.

Hay otras opciones, como Panamá o Bahamas, pero no cualquiera puede ir a esos países y alejarse tanto de la Argentina.


-¿Los paraísos fiscales existen gracias a los infiernos tributarios?

Esa es mi frase de cabecera. Sin duda que es así. Elegís usar un paraguas cuando llueve porque te protege de la lluvia. Cuando vas a un país con menos impuestos, te protegés de impuestos altos. Es simple. Si una persona en la Argentina está tranquila, porque paga un nivel decente de impuestos y sabe que la ley se aplica correctamente, no va a salir a buscar adónde llevarse la plata para ponerla en otro lado.

En el mundo, hay países con más seguridad jurídica como Chile: ellos no usan mucho a los paraísos fiscales porque están tranquilos en su país.


-¿Argentina es un infierno tributario?

Sí, porque es uno de los países con mayor presión fiscal del mundo, con más cantidad de impuestos, con impuestos superpuestos por todos lados, y con baja seguridad jurídica.


-¿Qué pronóstico hace en función de las medidas tomadas por el presidente Alberto Fernández?

Lo veo con mucho miedo. Tenía alguna esperanza... Las medidas que pasan por subir impuestos son malas y es un error de diagnóstico. Argentina tiene que bajar los impuestos y, más aún, si Argentina baja impuestos va a subir la recaudación. Es grave que, un gobierno con economistas egresados de universidades importantes, no lo entienda. Eso quiere decir que, o hay mala fe, o hay poca información y poco profesionalismo. Pero en cualquiera de los dos casos es para asustarse. Yo tengo miedo del gobierno de Alberto Fernández, en cuanto al sistema tributario y en cuanto a lo económico. La situación puede empeorar mucho más.

Belén Mengen, Ada de Maurier, Martín Litwak, Andrés Szabo, Paula Barbini y Guillermo Maluendez durante la presentación del libro, en Punta del Este
Belén Mengen, Ada de Maurier, Martín Litwak, Andrés Szabo, Paula Barbini y Guillermo Maluendez durante la presentación del libro, en Punta del Este


-´¿Qué opinión tiene sobre el llamado “dólar turista”?. ¿Es un impuesto solidario?

La solidaridad no puede ser impuesta. Ese impuesto no tiene nada de solidario. Creo que es un impuesto que cierra aún más a la economía argentina y no me parece que esté bien implementado. Argentina tiene que bajar el impuesto a las ganancias, eliminar Bienes Personales, el impuesto al cheque, Ingresos Brutos... Realmente, el camino no es subir impuestos y, menos, impuestos distorsivos que se basan más en odio de clases que en cuestiones económicas.


-¿La lupa podría estar puesta en los argentinos que se radiquen en otros países por un tema impositivo? ¿Aumentaron las consultas?

Hay más consultas y creo que es lógico que la AFIP empiece a ponerse más dura con los que se van, pero creo que siempre el privado está un paso adelante de la AFIP o de cualquier autoridad fiscal. Hay mucha gente que está haciendo las cosas bien y de manera ordenada.


-¿En 2020 podría haber un boom de argentinos que se radiquen en Uruguay, cuando este proyecto quede firme?

Sí, creo que sí. Porque se dan dos cosas: un buen proyecto por parte de Uruguay y una mala gestión en lo tributario en la Argentina. Hace 70 años que estamos equivocándonos en lo económico.

Argentina es uno de los pocos países que fue top ten en materia de ingresos per cápita y está hoy en esta posición. Duele ver a la Argentina en la situación que está, las pocas libertades qué hay, la burocracia, la carga fiscal, etc. Hace cien años, Argentina era una de las potencias del mundo.


-El impuesto del 30 por ciento se podría haber implementado solo para países ajenos al Mercosur?

El impuesto es ilógico en todos los casos y, además, es ridículo en el caso del Mercosur, porque justamente en un mercado común y no tiene ningún sentido este tipo de medida proteccionista en contra de los mismos países que lo integran. Es una muy mala vidriera, pero más grave en el caso del Mercosur.


-¿Quiénes son sus clientes?

Son familias de alto patrimonio latinoamericano. No trabajamos con clientes fuera de Latinoamérica. No nos ocupamos sólo de la parte tributaria, le damos un enfoque mucho más holístico, porque nos sentamos con las familias y hablamos de objetivos, de finalidades, de cómo se ven el futuro. Muchos objetivos son tributarios pero otros no tienen nada que ver con impuestos.


-Si pudiera hablar con el presidente, Alberto Fernández, ¿qué le diría?

Creo que tiene que simplificar el tema tributario, bajar las alícuotas de forma drástica y eliminar impuestos hasta que el país tenga una cantidad razonable de 10 o 12 impuestos, no de 160.

El sistema tributario argentino es la primera razón por la cual el país no crece. El resto, para mí, son temas menores: con un buen sistema tributario la Argentina empezaría a crecer.


-¿Por qué hay personas que deciden constituir una sociedad offshore y por qué tienen mala fama?

Una sociedad offshore es una sociedad incorporada en una jurisdicción offshore. Contrario a lo que se piensa, la gente no buscar pagar menos impuestos con una sociedad offshore, sobre todo en países como la Argentina que hay un sistema de renta global y los argentinos pagan por todos los activos y por todas las ganancias que tienen afuera. Como primer objetivo, esa gente busca seguridad jurídica. Buscan estar con sus activos en una jurisdicción donde no va a haber un corralito, inflación, una confiscación, repatriación obligatoria, plan Bonex, etc. Buscan seguridad jurídica. Después, buscan resolver temas sucesorios de forma rápida y también priorizan la privacidad.

La mala fama viene, a veces, de periodistas que no preguntan y que asumen -con lo cual le agradezco su pregunta- como el tema de los Panamá Papers que fue tratado muy mal, salvo por algunos medios. La mala fama también viene de la envidia y del resentimiento típico de Latinoamérica, porque esto no pasa en otras latitudes. Entonces, así como la gente envidia a quien tiene dinero, también envidia los medios que esta gente utiliza, los autos que se compran y hasta las sociedades que arman. No nos olvidemos que las sociedades son instrumentos y, si se usan para cometer delitos, lo que está mal es el delito, no la sociedad offshore. No hay que confundir los usos con las herramientas.


-¿Qué sucede con la transparencia?

Es un fenómeno mundial y lo veo con mucha preocupación. A nivel jurídico, por un lado, tenes derechos y, por otro lado, intereses. Por un lado, el Estado, y por el otro, los individuos. Acá hay un conflicto, porque el Estado tiene un interés en conocer mucho sobre sus residentes, por ejemplo, por el tema impositivo, pero también están los derechos de los individuos, que son de raigambre constitucional. Entonces, que entre un mero interés del Estado y un derecho fundamental de los individuos se opte por el interés del Estado, habla mucho de la sociedad en la que vivimos.

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS