El presidente Alberto Fernández contempla la firma del ministro de Agricultura, Luis Basterra. La primera decisión para el sector fue duramente criticada por los representantes del campo.
El presidente Alberto Fernández contempla la firma del ministro de Agricultura, Luis Basterra. La primera decisión para el sector fue duramente criticada por los representantes del campo.

Dirigentes de las entidades agropecuarias reaccionaron negativamente al nuevo esquema de retenciones que anunció hoy el gobierno a través del Boletín Oficial.

A menos de una semana de su asunción y en una edición especial de sábado del Boletín Oficial, el gobierno de Alberto Fernández anunció cambios al esquema que había implementado el ex ministro de Economía, Nicolás Dujovne, en septiembre del año pasado.

Mediante el decreto 37, el gobierno eliminó la retención de 4 pesos por cada dólar exportado para cereales y otras materias primas de origen agropecuario, que al valor actual del dólar equivalía a una retención de poco más del 5%, a un porcentaje fijo. De todos modos, había dudas sobre si ese porcentaje reemplaza simplemente los cuatro pesos o el máximo de 12% de retención adicional que había instituido el gobierno de Macri en septiembre de 2018. Además, mediante la resolución 196, el ministerio de Agricultura dispuso el cierre del registro de ventas al exterior.

Para cereales y soja habrá que esperar mayores definiciones el lunes, ya que el ministerio de Agricultura anunció el cierre del registro de exportaciones de granos y subproductos solamente para el 16 de diciembre, y posiblemente se anuncie ese mismo día haya mayor claridad sobre la aplicación del nuevo esquema.

Caso contrario, quedaría vigente el esquema anterior, con retenciones a la soja del 30% y para el maíz y el trigo del 12%. En el caso de los productos más elaborados, que hasta el momento tributan 3 pesos por cada dólar exportado, la decisión del gobierno nacional es cambiar la fórmula por una retención del 9%, y ahí aparecen productos como los lácteos y la carne.

Los anuncios oficiales provocaron un fuerte malestar entre productores y la dirigencia del campo, que rechazó, por un lado, el aumento de la presión impositiva, y por el otro, la manera en que se realizó, en un día para nada habitual para publicar novedades en el Boletín Oficial.

Uno por uno

Eduardo Buzzi, ex presidente de la Federación Agraria Argentina, dijo en declaraciones a los medios: “Más allá de la cifra que se pone, el problema es el modo en que se hace. Esto a los productores nos cae mal, las retenciones son un mal impuesto y si además se aplican sin ningún tipo de consenso o acuerdo, están arrancando muy mal. No ha habido una sola reunión formal y ya han arrancado informando cosas por el boletín oficial".

Eduardo Buzzi (chaleco oscuro) en tiempos de la rebelión agraria de 2008. Esta semana, además, fue nuevamente procesado por un acto de protesta en el marco de ese conflicto.
Eduardo Buzzi (chaleco oscuro) en tiempos de la rebelión agraria de 2008. Esta semana, además, fue nuevamente procesado por un acto de protesta en el marco de ese conflicto.

Por su parte, Matías de Velazco, titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y la Pampa (CARBAP) también criticó la medida. “La Argentina siempre ha solucionado los problemas estructurales que tiene dándole un manotazo al sector productivo, por eso era esperable esto. A veces el sector productivo quisiera ver que el Estado sea más eficiente y gaste menos. Nunca vemos que el estado se ajuste. Argentina tendría que salir a producir más, ahí se produce el ingreso de dólares en vez de buscar la solución más corta que es aumentar las retenciones”, señaló.

El sector productivo quisiera que el Estado sea más eficiente y gaste menos. Nunca vemos que el Estado se ajuste.

En tanto, el flamante presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, sostuvo, “es increíble que del sector que más recursos le da al Estado no no tenga pleno reconocimiento. Se sigue viendo al campo como una fuente de recursos fiscales; no se toma conciencia del lugar que ocupa en el país. Hasta el momento no tuvimos ningún contacto con el ministro Luis Basterra. Nos tendrían que recibir para intercambiar cómo se sigue para adelante. Es fundamental que nos escuchen".

El titular de CRA lamentó que el gobierno no hubiera buscado dialogar con el sector y en cambio “arrancó mal” porque la medida, explicó, "es un freno a la producción, a las inversiones y a la generación de empleo”.

El campo "puede generar mucho más sin estas medidas y lo hemos demostrado. Con retenciones, desfinanciamiento, sin infraestructura y sequía el panorama es pésimo. Los gobiernos se empeñan en secar el bolsillo del que siempre pone. Es tiempo de pensar una nueva dinámica tributaria, una misma política impositiva para todos los segmentos de la economía y que la política entienda que el ejemplo siempre empieza por casa. “Estamos esperando ese gesto”, dijo Chemes.

“Ningún proceso de inversión serio es esperable si a cada rato o con cada Gobierno las retenciones van a ser la respuesta apurada a una situación fiscal que lleva décadas de desorden”, prosiguió, además de criticar el “llamativo silencio” del ministro del área, Luis Basterra, que consideró "otra pésima señal”.

Ningún proceso de inversión serio es esperable si a cada rato o con cada Gobierno las retenciones van a ser la respuesta apurada a una situación fiscal que lleva décadas de desorden", dijo Chemes, de CRA, que también lamentó el “llamativo silencio” de Basterra, el ministro del área.

Orlando Marino, Secretario Gremial de Federación Agraria Argentina, le dijo a Infobae: "Está claro que habrá aumento de retenciones, pero todavía no se entiende en definitiva cómo será el nuevo esquema. Hay que esperar mayores precisiones desde el gobierno nacional”.

Desde el Norte

La Asociación Civil de Productores y Ganaderos del Norte fue más contundente en su rechazo. “Parece que no entendieron nada”, tituló su comunicado, en el que anuncia que “el campo de Tucumán entra en Asamblea para evaluar qué medidas tomar ante ante el aumento de las retenciones" y convocó a los productores a para el próximo lunes.

“Rechazamos las retenciones porque son un impuesto distorsivo, confiscatorio y anticonstitucional; el NOA no resiste un punto más de retención, por los altos costos de producción y la distancia a los puertos, sumado a esto, los precios internacionales deprimidos y un contexto climático que no está siendo favorable para el campo", dice el comunicado, que en su parte final reitera el título: “parece que no entendieron nada y hoy aplicaron recetas viejas.

"Estas medidas harán aumentar la recaudación en un corto plazo pero a mediano plazo caerá la productividad por que el campo entrará en un proceso de desinversión. Caerá el consumo de fertilizante y la incorporación de tecnología y sobre todo la venta de maquinaria agrícola. Con este esquema no tenemos rentabilidad, no hay riqueza para repartir ni para hacer solidaridad. Es hora que el Estado haga solidaridad bajando su alto gasto político”, cierra el comunicado.

Todos los sectores reiteraron también su rechazo a la decisión de una Cámara que esta semana obligó al juez Villafuerte Ruzo a procesar a varios dirigentes del campo por su participación en un acto sobre la ruta 9, en San Pedro, en marzo de 2008. El mismo juez ya había sobreseído a los acusado en 2017. Pero la historia fue reabierta en la primera semana del nuevo gobierno.

El exministro de Agroindustria y actual diputado nacional Ricardo Buryaile se preguntó para qué cerraron los registros de exportación.
El exministro de Agroindustria y actual diputado nacional Ricardo Buryaile se preguntó para qué cerraron los registros de exportación. "Será que después de la Declaración de Emergencia, subirán más??”.

Reacciones legislativas

También hubo reacciones negativas del mundo polítoco y legislativo. Pablo Torello, diputado nacional de Juntos por el Cambio por la provincia de Buenos Aires, se preguntó desde su cuenta de Twitter si "entenderá el gobierno de Alberto Fernández, y el ministro, Luis Basterra, que modificar las reglas de juego en el medio de la campaña agrícola, lo único que hace es destruir confianza”.

También el exministro de Agroindustria y actual diputado nacional por Formosa por la Unión Cívica Radical, Ricardo Buryaile planteó interrogantes. “Si la suba de retenciones es la que acabamos de tomar conocimiento, ¿para qué cerraron los registros de exportación ?. Será que después de la Declaración de Emergencia, subirán más??”.