Guillermo Nielsen asumió en YPF con el desafío de desarrollar Vaca Muerta y superar definitivamente el déficit energético

El ex secretario de Finanzas y negociador de la deuda empieza su gestión en la petrolera estatal, la más grande del país. Perfil multitasking

El multifacético Nielsen, con fondo de la Casa Rosada. Su próximo desafío: "blindar" el desarrollo de Vaca Muerta y garantizar energía para el crecimiento
El multifacético Nielsen, con fondo de la Casa Rosada. Su próximo desafío: "blindar" el desarrollo de Vaca Muerta y garantizar energía para el crecimiento

El economista Guillermo Nielsen asumió como presidente de YPF, en reemplazo de Miguel Gutiérrez. Hace varios días que el economista concurría a la sede de la petrolera de mayoría estatal, pero se mantiene la incógnita por la designación de dos nuevos directores.

“Es una buena noticia que asuma ya, pensamos que iban a tardar más”, señaló a Infobae un gerente de una de las principales empresas del sector este mediodía en el almuerzo anual del IAPG, el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas. Nielsen fue invitado, pero no concurrió porque aún no había asumido en su nuevo cargo.

Junto con Nielsen, en representación del Estado fue nombrado como nuevo director titular clase A el abogado Arturo Giovenco, especialista en asuntos corporativos y financieros, ex jefe de Asesores de la Secretaría de Finanzas y ex gerente de Asuntos Legales del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE).

Nielsen asumió el Día del Petróleo y una de las incógnitas a develar es cuál será la política de precios que dará a la petrolera que marca el rumbo del sector. Los actuales precios de los combustibles “sin impuesto y con el barril a 62 tienen un atraso de 10% y los impuestos están 2,5% atrasados”, señaló la fuente, quien lamentó que el equilibrio no se hubiese alcanzado antes del 10 de diciembre. “Ahora tenemos que ver cómo sigue”, dijo.

<b>Los actuales precios de los combustibles “sin impuesto y con el barril a 62 tienen un atraso de 10% y los impuestos están 2,5% atrasados”, señaló una fuente del sector</b>

Las señales que dio hasta ahora el Gobierno apuntan a acuerdos de mantenimiento o rebaja de precios, con lo cual difícilmente avale un aumento del precio de los combustibles.

Mayoría estatal

Nielsen asume la conducción de una empresa en la que el Estado detenta la mayoría de las acciones desde abril de 2012, cuando Cristina Kirchner y su entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, expropiaron acciones de Repsol para recuperar el control estatal de la principal petrolera del país.

En los últimos años, Nielsen se volcó cada vez más al estudio y el asesoramiento del sector petrolero y desde las elecciones primarias de agosto pasado, en las que Alberto Fernández se proyectó como el seguro próximo presidente, se lo mencionó como posible ministro de Economía y negociador de la deuda externa o, como finalmente ocurrió, como titular de YPF. El economista, de muy buena relación con el Presidente, estuvo trabajando en un diseño que permitiera el “blindaje” de Vaca Muerta, el más promisorio activo petrolero y gasífero de la Argentina, de modo de superar en forma definitiva el déficit energético del país.

Ayer, en la celebración de la reunión anual del IAPG, su presidente, Ernesto López Anadón, dijo que Vaca Muerta debería producir al menos 500.000 barriles diarios de petróleo, más del triple del nivel de producción actual.

Gran plasticidad

A lo largo de su carrera profesional y política, Nielsen demostró una gran plasticidad, al punto de haberse iniciado como economista en la liberal Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), pasado por la gerencia de Planeamiento Estratégico del grupo Socma, de la familia Macri, y también por Swift, justo cuando la empresa norteamericana protagonizó la sonada denuncia diplomática y judicial que derivó, durante la primera presidencia de Menem, en el escándalo “Swiftgate”.

Más recientemente, fue el más activo negociador, en un complejo trabajo bifronte que le demandó lidiar tanto con el FMI como con Wall Street y bonistas de todo el mundo de la agresiva reestructuración de deuda cerrada a principios de 2005, con una aceptación de 76 por ciento.

Nielsen junto al director de la división Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en una reciente reunión en Miami.
Nielsen junto al director de la división Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en una reciente reunión en Miami.
<b>Nielsen fue el más activo negociador, en un complejo trabajo bifronte, que le demandó lidiar tanto con el FMI como con Wall Street y bonistas de todo el mundo y concluyó en la agresiva reestructuración de deuda cerrada a principios de 2005</b>

Nielsen se alejó de la gestión kirchnerista a fines de ese año, junto a su entonces jefe, el ex ministro Roberto Lavagna, pero volvió más tarde, como embajador en Alemania. En los años de la Alianza, había sido parte de la conducción de la Anses. Y cuando dejó la embajada en Alemania se acercó al espacio de Sergio Massa, del que fue precandidato a jefe de Gobierno porteño, barrera que no pudo superar porque en las PASO de 2015 no llegó al 1,5% de los votos.

Seguí leyendo:

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS