El precio del dólar se acelera y vuelve a superar holgadamente la inflación. (Adrián Escandar)
El precio del dólar se acelera y vuelve a superar holgadamente la inflación. (Adrián Escandar)

El masivo triunfo de la oposición liderada por el candidato Alberto Fernández y Cristina Kirchner en las elecciones primarias del domingo agita este lunes a los mercados argentinos, donde las preferencias se volcaban a favor del presidente Mauricio Macri.

JP MORGAN:

"La brecha imprevista a favor del candidato opositor es tan amplia que hace muy probable que gane las elecciones de octubre (…) la probabilidad de continuidad de las políticas (de Macri) parece menor que la probabilidad de una discontinuación".

BALANZ CAPITAL:

"Para el tipo de cambio, hemos estado trabajando con 70 pesos por dólar para el escenario de (triunfo de) Fernández (…) esperaríamos presiones sobre el tipo de cambio para una depreciación de 12% a 15%"

CAPITAL ECONOMICS:

"La caída del peso podría ser atenuada por una intervención cambiaria (…) (pero) una intervención cambiaria fuerte podría hacer que los mercados pongan a prueba la determinación del banco central, forzándolo a gastar sus reservas".

CREDIT SUISSE:

"Otro episodio de volatilidad financiera aguda que interrumpa la tendencia reciente a la baja de la inflación (…) podría incrementar la frustración de los votantes con Macri y hacer que su respaldo se erosione desde los niveles actuales".

"La amplia victoria de Alberto Fernández en las primarias de Argentina allana el camino para el retorno del populismo de izquierda que muchos inversores temen", dijo la consultora independiente Capital Economics en un reporte.

"Los bonos, las acciones y el peso estarán bajo una presión severa en los próximos días. Dicho eso, las caídas de la moneda podrían ser atenuadas por la intervención cambiaria" del Banco Central, agregó.

RESULTADO “IRREVERSIBLE”

En la provincia clave de Buenos Aires, donde se encuentra cerca del 37% de los votantes del país, el candidato a la gobernación del Frente de Todos, Axel Kicillof, logró un 49,3% de los votos, frente al 32,6% de la actual gobernadora, María Eugenia Vidal, quien era considerada la mejor carta electoral del oficialismo.

El aumento de la inflación, el desempleo y la pobreza -que podría llegar al 35% este año- son el talón de Aquiles de Macri, en quien muchos votantes ven, sin embargo, a un impulsor de la transparencia y de las obras públicas.

"Es un resultado conmocionante y prácticamente irreversible, que deja al Gobierno en un vacío de poder en medio de una economía muy delicada. La principal responsabilidad de ambas fuerzas deberá ser garantizar la gobernabilidad por sobre la campaña", dijo la analista Shila Vilker, de la consultora Trespuntozero.

Para el analista político Julio Burdman "no hay ninguna posibilidad" de que el resultado se revierta en octubre.

Hasta hace meses un operador político, Alberto Fernández fue tentado por la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner -de quien fuera jefe de Gabinete- para encabezar la fórmula presidencial opositora. Fernández es un político moderado que ha logrado aunar a gran parte del peronismo dentro de la coalición Frente de Todos.

Mientras que el actual Presidente propone avanzar con la apertura de la economía y el ajuste del Estado, Fernández es proclive a una mayor intervención estatal para impulsar el mercado doméstico y hacer crecer la actividad, actualmente paralizada.

La mayoría de los partidos ya ha definido antes de las primarias a sus principales candidatos, quienes competirán por la Presidencia en las elecciones generales del 27 de octubre, que se dirimirán en un balotaje -el 24 de noviembre- si ninguno de los postulantes obtiene más del 45 por ciento de los votos o el 40 por ciento y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

Además del Presidente, en las elecciones de octubre los argentinos elegirán diputados, senadores, gobernadores y dirigentes locales.

Fuente: Reuters

SEGUÍ LEYENDO: