Tras un mes y medio de paz cambiaria, el dólar retoma los valores récord de 2018.
Tras un mes y medio de paz cambiaria, el dólar retoma los valores récord de 2018.

El dólar volvió a negociarse con alza firme este miércoles, en la decimotercera rueda seguida en la que se encareció en el mercado mayorista. En este segmento de "grandes manos", donde participan empresas y bancos, la divisa llegó a operarse por encima de los 40 pesos por primera vez desde el 1° de octubre pasado, para cerrar a 39,67 pesos.

Al público el billete verde aumentó 30 centavos en las sucursales del Banco Nación, a $40,60 para la venta, más allá que al mediodía llegó a negociarse a 41,40 pesos. En el promedio de bancos del microcentro porteño terminó a 40,71 pesos.

Durante la rueda, la divisa norteamericana operó en los valores más altos desde el récord histórico del pasado 28 de septiembre, cuando el dólar concluyó a $41,89 en el promedio de bancos y a $41,25 en la plaza interbancaria.

Cerca de las 13, se produjo una importante venta de dólares a futuro, que los operadores atribuyeron al Banco Central, aunque esta operatoria de la entidad no es pública. Esta herramienta fue efectiva para ponerle límites a la escalada. El tipo de cambio mayorista cediera de 40,40 a 40 pesos. Además, amortiguó la devaluación del peso con una fuerte suba de tasas de las Letras de Liquidez (LELIQ).

Amilcar Collante, economista del CeSur (Centro de Estudios Económicos del Sur), indicó que "el dólar se precipitó porque fue tan fuerte la baja de tasa que el tipo de cambio iba a reaccionar con algún reacomodamiento. Además hubo algunos rumores por el estatus de Argentina como mercado de frontera, pero este salto cambiario es algo más endógeno, con el real brasileño 'planchado'. No estamos acoplados a lo que pasa en el exterior".

Collante añadió a Infobae que "el dato de inflación en enero fue malo y además en próximos meses algo de 'ruido político' va a haber. El dólar se está anticipando a eso".

Tras el feriado de EEUU el lunes, con escaso volumen negociado, la actividad local retomó su ritmo habitual en las últimas dos ruedas, en la que se evidenció una fuerte demanda que habilita el avance en el tipo de cambio a su mayor nivel en casi cinco meses.

"El dólar se establece con mayor firmeza dentro de la zona de no intervención luego de oscilar cerca de un mes alrededor del piso de la banda, consolidando en ese sentido un sendero alcista", subrayaron desde Research for Traders.

La banda de libre flotación que fija como objetivo el Banco Central tuvo este miércoles un piso de $38,399 y un techo de 49,693 pesos. Para el jueves, el límite inferior se elevará a 38,426 pesos.

El dólar acumula un alza de 5,2% en lo que va de 2019, una tasa comparable a la de la inflación

Miguel Zielonka, director asociado en EconViews, precisó que "hoy el Banco Central tiene poca munición. No tiene munición para intervenir en el mercado de contado dentro de la banda y sí puede intervenir en el mercado de futuros, donde puede vender hasta USD 2.600 millones".

Los contratos de dólar futuro se pactan en pesos, pero atados al tipo de cambio oficial al momento del vencimiento. Al operar el BCRA en este segmento, orienta las expectativas de devaluación para los próximos meses con posturas vendedoras.

Sin embargo, Zielonka expresó que la actual no es una situación preocupante "porque el mercado cambiario está bastante cerca del equilibrio y eso se puede medir en varias métricas: el balance comercial está en superávit, el déficit por turismo se ha reducido drásticamente aunque no ha desaparecido, mientras que el atesoramiento ha caído a niveles históricamente bajos".

DATOS MIXTOS QUE OBSERVA EL MERCADO

También se conoció en las últimas horas que el MSCI, un ponderador norteamericano de fondos de capital inversión, ascenderá a la Argentina a la clasificación de mercado emergente en mayo próximo, pero que, por efecto de la devaluación, se mantiene en otro de sus índices, el de emergente-frontera.

Alejandro Bianchi, gerente de Inversiones de InvertirOnline.com, señaló que "es una excepción extrañamente positiva para la Argentina. Somos un país tan subdesarrollado que devaluamos 50% la moneda y por su parte el MSCI nos va a reclasificar en mayo de 2019 como mercado emergente, y también vamos a seguir formando parte del índice de frontera. Es decir, van a poder invertir en Argentina todos los fondos que operan a los mercados de frontera y a los mercados emergentes. Esto es una noticia positiva".

Por otra parte, el ex presidente del BCRA Martín Redrado consideró que "el programa económico en marcha es rudimentario. Solamente busca estabilizar el tipo de cambio y permitir pagar los compromisos de Argentina. El programa de emergencia evita que caiga en default pero no resuelve los problemas de fondo".

El dólar no está lejos de los precios récord del año pasado, cuando cerró a $41,89 al público y $41,25 mayorista

Del lado positivo, el Ministerio de Hacienda colocó USD 950 millones en Letras del Tesoro en dólares, a una tasa del 4,5% nominal anual, y otros $45.166 millones en diversos títulos en pesos, uno de de ellos, con vencimiento posterior a las elecciones presidenciales, el 28 de febrero del 2020.

Hay que destacar que las LETES solo podían suscribirse en moneda norteamericana, lo que permite interpretar a esta emisión de corto plazo como exitosa. En el mismo sentido la colocación de títulos en pesos por un equivalente superior a los USD 1.000 millones también contribuye a la absorción monetaria por esta vía y evita que crezca el apetito por el billete verde sin deteriorar la hoja de balance del BCRA.

QUÉ CABE ESPERAR PARA EL DÓLAR

Los expertos financieros destacan tres motivos que respaldan el repunte del dólar: una inflación que asoma como más alta que lo esperado, un precio bajo para el dólar –aún cerca del "piso" de la zona de no intervención del BCRA- y la caída de los rendimientos en pesos.

"Definitivamente la inflación es más nafta en el mismo sentido y por eso hay un movimiento un poco brusco, que ya se observaba la semana pasada", comentó Miguel Boggiano, director de Carta Financiera. "Los argumentos los conocemos todos, como la alta inflación y las tasas de interés: confluyen en que haya participantes del mercado que se empiezan a pasar al dólar después de muchos meses de cobrar intereses en pesos", acotó Boggiano a Infobae.

Después de seis semanas de amplias ganancias financieras en pesos se reavivó la demanda por cobertura

Para el economista Hernán Hirsch, "es difícil pronosticar hasta dónde va a llegar el dólar, porque el equilibrio es muy inestable y el BCRA tiene que actuar entre múltiples objetivos: estabilizar el dólar, controlar la inflación, cumplir con las metas de Base Monetaria".

"Estoy viendo un mercado que empezó a calentarse en lo operativo, con más demanda en una plaza que venía muy chata. Del lado técnico puede empezar a darse un quiebre de resistencias después de un proceso lateral, por cuanto no descarto que en próximas ruedas vuelvan a verse los precios máximos del año pasado. Veo una posibilidad de regresar a los máximos de $41,50 mayorista, probablemente después se calme", refirió el analista financiero Ruben Ullúa.

Seguí leyendo: