El menor consumo afecta el desempeño del sector textil
El menor consumo afecta el desempeño del sector textil

En la edición de noviembre del Semáforo de la Indumentaria Argentina, la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) advirtió que los niveles tan elevados en las tasas de interés complican extremadamente la cadena de pagos del sector y presionan sobre los costos de las empresas.

"De hecho, ya se puede advertir un incremento significativo en la cantidad de cheques rechazados a lo largo de los distintos segmentos que componen nuestra cadena de valor", consignó. La tasa de interés de descuento en cuenta corriente para las pymes en septiembre llegó a 64,5% promedio anual, según el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Por otra parte, la suba del dólar tuvo varios impactos en los precios. "En primer lugar, encareció los productos importados o con contenidos importados, al tiempo que incrementó el precio interno de los bienes que se exportan", analizó el estudio.

"Asimismo, la decisión del Gobierno de dolarizar las tarifas de diversos servicios públicos (gas, electricidad y combustibles), combinada con un recorte de subsidios, generó un fuerte encarecimiento de dichos insumos", añadió el Semáforo de la Indumentaria.

Los niveles elevados en las tasas de interés complican la cadena de pagos de la actividad textil

En este sentido, las expectativas del mercado (relevadas por el BCRA durante octubre) sitúan a la inflación en 47,5% anual para 2018. De confirmarse en los hechos, esta cifra sería la más alta desde 1991, por encima incluso del 41% de 2002, durante la crisis de la salida de la convertibilidad.

"Semejante shock de precios golpea fuertemente al poder adquisitivo de los salarios, jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares, todo lo cual deprime el consumo", agregó.

En relación a las ventas de ropa, el canal minorista fue el más afectado por la crisis, con caídas de 12,5% medido en unidades durante el Día de la Madre de 2018 respecto del de 2017, según la CAME. Estas contracciones se suman a las experimentadas durante los dos años anteriores, con lo que hoy el mercado de consumo de ropa en canales minoristas es 21% menor que el de 2015.

Por su parte, las ventas de indumentaria en los shopping del Gran Buenos Aires (CABA y Conurbano) mostraron un aumento interanual de 1,8% en agosto de 2018, según el INDEC. En el mismo período, las ventas de indumentaria y productos textiles en supermercados de todo el país subieron 1,7 por ciento.