El precio del dólar recortó precios desde su récord de la semana pasada. (Adrián Escandar)
El precio del dólar recortó precios desde su récord de la semana pasada. (Adrián Escandar)

El precio del dólar acumuló una baja de 6,8% en la semana. Los trascendidos acerca de un pronto acuerdo con el Fondo Monetario, que establecería una inyección extra entre USD 15.000 millones y USD 20.000 milllones a los USD 50.000 millones ya aprobados, inyectaron mayor confianza en la plaza financiera y el regreso de la oferta de divisas.

En el promedio de bancos del microcentro porteño se vendió a $38,14, con una baja de 84 centavos o 2,2 por ciento.

En el mercado mayorista la divisa de EEUU cerró a $37,15, con baja de $1,05 ó 2,7 por ciento.

El monto operado en el segmento de contado (spot) fue de USD 583,7 millones, mientras que en futuros se negociaron USD 679,4 millones en el ROFEX, más escasos USD 3,1 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Los contratos de dólar futuro para fin de mes terminaron a $37,20, y para diciembre de 2018, a 41 pesos.

El dólar en la City se depreció por nuevas ventas de inversores privados frente a las atractivas tasas de interés en moneda local, tras recientes licitaciones de Letras coordinadas por el Ministerio de Hacienda y el BCRA para frenar la turbulencia cambiaria.

"La fuerte baja se dio después de la exitosa licitación de LECAP por parte de Hacienda, que logró absorber gran parte de los pesos que había inyectado el Central tras el proceso de reducción de LEBAC", indicó un reporte de Research for Traders.

El dólar mantiene una ganancia de 101% en lo que va de 2018

Hacienda colocó el miércoles Letras del Tesoro Capitalizables (LECAP) por $107.374 millones, cuyas tasas promediaron casi el 50% anual en pesos, un 4% mensual.

Operadores dijeron a Reuters que esta alternativa financiera atraía a inversores, especialmente extranjeros, y posibilitaba el retiro del BCRA de la plaza, cuando las reservas cedieron buena parte de los USD 15.000 millones aportados por el FMI.

El economista Christian Buteler apuntó que "en las corridas cambiarias casi siempre terminan en un overshooting, esto es alcanzar un valor máximo desde el cual luego retrocede bastante y se estabiliza. Acá lo vimos en el 2002 cuando la salida de la convertibilidad lo llevó a $4 para luego bajar a $2,90. Ojalá ya estemos ahí".

Funcionarios del FMI y las autoridades de Argentina lograron "importantes progresos" la semana pasada en las conversaciones sobre nuevos acuerdos de financiamiento del país.