El microcentro volverá a ser escenario de movilizaciones de los bancarios
El microcentro volverá a ser escenario de movilizaciones de los bancarios

La Asociación Bancaria (AB) vuelve a calentar hoy el sector financiero con un paro en todos los bancos del país, en reclamo de un aumento salarial superior al 15% ofertado por la cámaras empresarias.

A raíz de la medida de fuerza gremial, se espera que en la mayor parte de los entidades financieras del país no haya atención al público o se trabaje a puertas cerradas, y se resienta la recarga de dinero en los cajeros automáticos.

El epicentro de las movilizaciones bancarias es el microcentro porteño, lo que va a recalentar aún más un viernes cargado de protestas en la ciudad de Buenos Aires.

El sindicato que conduce el dirigente radical Sergio Palazzo ratificó la huelga nacional en las últimas horas, ante la falta de "una propuesta superadora" en el marco de las negociaciones paritarias.

"El paro es activo en todo el país con movilizaciones en las principales plazas financieras y preparatorio de otro de 48 horas que esperamos no llegar a tener que realizar, pero se está preparando para la semana que viene", adelantó ayer el secretario de Prensa, Eduardo Berrozpe.

El secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo. (NA)
El secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo. (NA)

Las conversaciones entre las partes están estancadas desde hace meses, a raíz de que el sector patronal, nucleado en las cámaras Adeba, ABA y Abappra, se mantiene en otorgar un 15% de incremento en cuotas. A comienzos de este año, la oferta había sido del 9% junto con una cláusula de ajuste por inflación, una cifra que está por debajo de la pauta oficial.

Además, atizó la conflictividad el quite de los aportes sindicales que hacían las empresas a la organización gremial, un punto que estaba incluido en el acuerdo de 2017 y que se dio de baja tras el vencimiento de la paritaria.

Foto de una anterior protesta de empleados bancarios (Télam).
Foto de una anterior protesta de empleados bancarios (Télam).

El gremio bancario apuesta a lograr un acuerdo salarial similar al del año pasado, en el que se acordó un aumento real cercano al 24%, que incluía una cláusula gatillo automática retroactiva a enero junto a otras sumas adicionales proporcionales por el "Día del Bancario", que este año se pagaría $13.000, una cifra que es menor a la ofrecida en otros acuerdos.

"Nos ofrecieron el 9%, después el 15% en tres cuotas, que si lo anualizás termina siendo un 9,33 por ciento. Nosotros hicimos tres propuestas: la base de inflación pasada; otro sobre la base de la inflación que el propio Banco Central publica todos los meses con cláusula gatillo; y discutir una canasta familiar sobre qué consume un trabajador de banco", consideró Palazzo ayer en diálogo con radio FutuRock FM.

El gremio exige de mínima que la propuesta salarial supere las expectativas de inflación, sobre todo luego de que este miércoles se conoció que los especialistas del mercado que son consultados por el Banco Central elevaron la inflación esperada al proyectar un 20,3% para este año.

Palazzo, un sindicalista de alto perfil opositor, viene manteniendo una postura confrontativa con el gobierno nacional. Es cercano al sector disidente en la CGT que está alineado con el secretario general del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano.

SEGUÍ LEYENDO: