Una mora superior al 10% de las unidades compromete la administración de la propiedad horizontal.
Una mora superior al 10% de las unidades compromete la administración de la propiedad horizontal.

Uno de los principales conflictos que surgen en la administración de un consorcio es la dificultad para afrontar el pago de servicios y mantenimiento de los espacios comunes de un edificio de propiedad horizontal por la mora en el pago de las expensas que, a su vez, se encarecen al ritmo de la inflación. Según un estudio de la Asociación de Administradores de Consorcios de la Ciudad de Buenos Aires, en el ámbito porteño hay unas 600 mil propiedades que no están al día con sus expensas.

La abogada Cecilia Seijo, de CYGBA Consorcios, aseguró que "el número de gente morosa no puede llegar nunca a superar el 10%" para que la administración del edificio sea sustentable, a la vez que consideró que "alguien debe pagar lo que otro adeuda", lo que redunda en un alto impacto de la mora de un propietario de edificio en conjunto de los residentes que deben compensar el faltante para cubrir los gastos comunes.

Seijo apuntó a los altos ingresos de los encargados de edificios como una de las variables que más inciden en el importe a pagar en concepto de expensas y dijo que muchos de los acuerdos alcanzados mediante paritarias no se condicen con la suba de ingresos del conjunto de propietarios e inquilinos.

"Nosotros vemos con beneplácito que el SUTERH (Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal) mejore los sueldos de los encargados de edificios pero la contracara de esta película es que el dueño de un departamento muchas veces es un jubilado que se ve imposibilitado de pagar expensas. Claramente, no hay simetría en la suba de ingresos de un jubilado y de un encargado", describió Seijo.

La experta en consorcios comentó que un encargado cobra entre 35.000 y 40.000 pesos e indicó que "en el caso de edificios chicos, el sueldo del portero representa el 60% de las expensas".

No hay simetría en la suba de ingresos de un jubilado y de un encargado

Añadió que "en los últimos tres meses, además del aguinaldo de diciembre, los consorcistas debieron absorber un bono de 2.000 pesos que percibieron los encargados".

Señaló que "hoy en Capital, las expensas de los departamentos de 1 o 2 ambientes se encuentran en el orden de los 2.000 pesos".

"Como en muchos casos quienes viven en propiedad horizontal no pueden afrontar el alto costo de las expensas, terminan por dejar de pagar, perjudicando al resto de los vecinos del edificio", destacó la abogada.

"Tenemos edificios en Capital Federal con 30% de morosos. La mayoría son inquilinos o jubilados. El número de gente morosa no puede superar nunca el 10%", indicó.

Por último ejemplificó: "Si en un edificio de 50 familias que pagan $2.000 de expensas, un vecino no paga durante un año, son 24 mil pesos que deberán amortizarse entre esas 50 familias. Alguien debe pagar lo que otro adeuda".