La insólita lesión del arquero Marchiori y el llanto del juvenil Anselmino tras sufrir otro problema físico en el triunfo de Boca ante Vélez

El guardameta, una de las figuras del Fortín en la Liga Profesional, debió ser reemplazado al comienzo del segundo tiempo mientras que el defensor xeneize se retiró llorando con un fuerte dolor muscular

Guardar

Nuevo

El triunfo de Boca Juniors ante Vélez en La Bombonera tuvo un final caliente, con dos expulsiones, y además fue accidentado, ya que el equipo visitante perdió a Tomás Marchiori y Damián Fernández por lesión y en el local, el juvenil Aaron Anselmino se retiró llorando por alguna molestia física que encendió las alarmas en su cuerpo técnico.

La noche en el estadio Alberto J. Armando estuvo plagada de incidencias y, en medio de un discreto partido de fútbol, Vélez sufrió con la salida del su arquero titular luego de una insólita lesión a los 6 minutos del segundo tiempo luego de una desafortunada jugada en su área cuando intentó rechazar un balón.

Marchiori pisó mal, se torció el tobillo izquierdo y quedó tendido en el suelo unos minutos, elongando su músculos y recibiendo atención médica. Enseguida, Gustavo Quinteros mandó a la cancha al arquero suplente Lautaro Garzón.

El ex futbolista de Atlético Tucumán se retiró del campo de juego con mucha bronca, caminando sin demasiados problemas, pero una vez sentado en el banco de suplentes no ocultó su angustia y rompió en llanto. Quinteros, en conferencia de prensa, explicó que Marchiori fue reemplazado porque sintió el dolor de una pubalgia que lo viene aquejando desde hace algunas fechas.

* El desconsuelo del joven Aaron Anselmino al resentirse de su lesión

Vélez no tuvo suerte con el cambio de aquero, ya que 10 minutos más tarde llegó el gol de cabeza de Edinson Cavani que definió el partido en favor de Boca. El experimentado delantero uruguayo ubicó la pelota por encima del joven Garzón, que tuvo una floja reacción. Minutos después, el Fortín tuvo otra baja, la del marcador central Damián Fernández. En su lugar ingresó otro joven de la cantera velezana, Patricio Pernicone.

La mala suerte se trasladó al conjunto xeneize, más precisamente al defensor Anselmino, quien había ingresado en los minutos finales en reemplazo de Guillermo Pol Fernández. El promisorio zaguero de 19 años se retiró llorando del campo de juego y fue consolado por algunos compañeros e integrantes del cuerpo técnico.

Anselmino, quien venía de dos desgarros, sintió una molestia al realizar un esfuerzo para quitarle el balón a Matías Pellegrini y sus lágrimas al final del cotejo demuestran que podría haberse resentido de su lesión. “Lo de Aaron es una lástima. La verdad no sé cuál es el grado de su lesión, estaba muy mal, fue en una jugada terrible, extremadamente peligrosa para cualquier futbolista y encima venía de su recuperación”, indicó Diego Martínez en conferencia de prensa.

“Ojalá que sea lo menos dura posible y va a volver a trabajar duro como hace él, va a volver a prepararse, a estar disponible y seguramente vamos a volver a tener a ese futbolista que siento que la institución tiene y que nos va a dar muchísimo”, cerró el DT de Boca respecto a la salida del defensor.

BOCA JUNIORS 1 - VÉLEZ 0

Guardar

Nuevo

Ver más

Últimas Noticias