Gorosito no pudo contener las lágrimas durante la transmisión de la final entre Boca y Tigre: “Cuando jugás a la pelota no te das cuenta”

Pipo se emocionó al detallar los esfuerzos que hacen los hinchas para acompañar a sus equipos: “Me encanta todo lo que es el fútbol, es una pasión. Soy Llorón”

* La emoción de Gorosito en la previa de la final

Faltaban escasos minutos para que arrancara la final en la que Boca Juniors goleó por 3-0 a Tigre para coronarse como el campeón de la Copa de la Liga. En la transmisión oficial de ESPN, Néstor Gorosito apareció en el Mario Alberto Kempes para aportarle su experiencia a la previa junto a Sebastián Vignolo. El análisis transcurría con total normalidad hasta que de repente el entrenador rompió en llanto al presenciar el impresionante marco con el que se disputó el último partido doméstico de la primera mitad de año.

Pipo se detuvo unos segundos para reconocer el esfuerzo que hacen los hinchas de cada equipo para poder acompañar al equipo de sus amores y admitir que cuando los protagonistas están dentro de la cancha no toman dimensión de lo que los simpatizantes sacrifican. “Soy llorón. Es tan lindo haber jugado a la pelota y vivir esto. Perdón. Es muy lindo. Me encanta todo lo que es fútbol, es una pasión. Se sienten los hinchas, aportan desde su lugar. Cuando uno se vuelve más grande, se arranca a tomar consciencia del tipo que por ahí se empeñó o que mangueó plata para venir”, reflexionó el técnico ante las cámaras.

Y agregó al respecto: “Cuando jugás a la pelota no te das cuenta de eso. Pero cuando te venís más grande ves que un tipo no pagó la luz y se vienen de Victoria, del Chaco vienen a ver a Boca. El fútbol es fuerte, muy fuerte”. El conductor lo contuvo durante unos instantes y le dio las pausas necesaria a Néstor para que pudiera continuar como acompañante en la transmisión.

Gorosito, en 2019, cuando le bordó la primera estrella al escudo de Tigre (Foto: Reuters)
Gorosito, en 2019, cuando le bordó la primera estrella al escudo de Tigre (Foto: Reuters)

Fanáticos provenientes de todo el país viajaron a Córdoba para decir presente en el encuentro cúlmine del fútbol local. En una tarde soleada Boca tuvo 35.000 localidades y Tigre, 18.000. Todo con una escenografía de banderas y globos en las tribunas del escenario mundialista. Desde las 12 del mediodía, cuando se abrieron las puertas del recinto, la gente comenzó a llegar y ocupar los lugares en las gradas hasta tocar el lleno total a pocos instantes del pitazo inicial de Darío Herrera.

Vale recordar que Gorosito fue el encargado de bordar la primera estrella en la historia de Tigre en la Copa de la Superliga 2019. Tal cual como sucedió este domingo, Néstor llevó al Matador a una final frente al Xeneize en el Mario Alberto Kempes, pero en aquella ocasión la balanza se inclinó hacia el otro lado: 2-0 a favor del cuadro de Zona Norte con goles de Federico González y Lucas Janson.

SEGUIR LEYENDO: