Tevez, sin filtro: el vínculo con Riquelme, la chance de volver a jugar y el futuro político en Boca

El Apache rompió el silencio y se refirió a su salida del club, su presente y las posibilidades que maneja para su futuro

“Extrañar, no extraño el fútbol. La estoy pasando realmente bien con mi familia”. La frase de Carlos Tevez fue un anticipo global de su presente. El (¿ex?) jugador que se despidió de Boca Juniors a mediados de este año dejó en claro que por el momento no piensa en volver a ponerse los pantalones cortos aunque no descartó hacerlo -en el exterior- siempre y cuando le ofrezcan una propuesta que lo motive. En diálogo con F12, de ESPN, también dio detalles de su salida del club, su relación con Juan Román Riquelme y las posibilidades de meterse en la política boquense en el futuro. ¿La pista? Mencionó que hoy el Tevez técnico les saca una luz de ventaja al futbolista o dirigente.

· SU PRESENTE COMO JUGADOR RETIRADO

“No me pasa de querer estar cuando veo que rueda la pelota. El sábado tuve un casamiento mientras Boca jugaba y por dentro pensaba que, si estuviera jugando, me estaría perdiendo el casamiento. Y si se daba el resultado como fue, no iba porque me amargaba y no iba a poder sacarme una foto o tomar una copa; iban a decir que Boca perdió y Tevez estaba de joda. El fútbol te lleva a eso”.

¿Si pienso volver a jugar? Todos mis amigos y familia me hacen esa pregunta, pero no sé para qué lado voy a arrancar. Hoy disfruto del momento. Uno se empieza a preparar. Pero me cuido en el mientras tanto. Quisiera algo que me interese y motive o me saque algo de adentro y me den ganas. Pero como estoy, cada vez que veo a la Juventus, Boca o algún equipo que he pasado, busco adentro mío ese fuego para motivarme para jugar 6 meses o un año más y no lo encuentro”.

Si hay futuro como jugador, es afuera. Mantendré mi palabra, no voy a jugar en otro club acá. De afuera me tentaron para ir a jugar, pero por ahora juego con los pibes en el barrio y me entreno para estar bien. Igualmente no me levanto a las 6 de la mañana”.

· SU RELACIÓN CON RIQUELME

“La relación es buena. Lo que todos saben, lo que se ve. Cada cosita que se va sumando, da fuerza. (por las declaraciones en su contra). Es difícil cuando sabés que estás en el mismo barco que te tiren así. Porque vos hacés lo mejor para el club, pero quedó ahí, yo seguí enfocado en lo que tenía que hacer, que era jugar al fútbol”.

“Cuando llegó esta dirigencia dijeron ‘vamos a hablar con Carlos a ver qué siente’, tuvieron ese respeto de ver qué ganas tenía. Después quedaba en mí si me sacaba o me ponía. ¿Si después quisieron desgastarme? Cuando pasó lo de Madrid, fuimos pocos jugadores que nos quisimos quedar. Pocos fuimos por la revancha. Era fácil irse, pero muchos nos quedamos. Yo valoro eso, valoro a Cali (Izquierdoz), Wanchope (Ábila), que se quedaron a lucharla y pelearla. Mucha gente se quedó para que a Boca le vaya bien y no se tenía que ir de la forma que se fue. Como capitán y líder eso si me molestaba”.

Charlé poco y nada con el Consejo de Fútbol. Yo hacía mi trabajo y me iba, no quería que me jodan ni nada. Se los dejé claro: ‘llego temprano, me voy último porque soy el capitán y les demuestro a los chicos cómo se trabaja. No me pregunten absolutamente nada. Si quieren pelear los premios, peleen con otros, no conmigo’. Yo iba a entrenar con alegría y si podía ayudarlos, los ayudaba y seguía mi camino. Entreno, juego y me voy a mi casa”.

En Boca algunos me respetaron y otros no. Ya pasó, estoy en una etapa de mi vida donde digo que disfruté en todo momento. Uno sufre, pero generalmente disfruta. El último campeonato dejó en claro que no estaba muerto”.

“Yo sigo pagando mi palco en la Bombonera. Creo que en su momento voy a ir. Es fuerte, no es fácil. Sería inevitable que hablen de Román, pero el respeto entre los dos tiene que estar. Yo lo respeto a él y él a mí. Ahora hay que dejarlo a que él gobierne y lo hagan tranquilos”.

· SU FUTURO POLÍTICO EN BOCA

“No me imagino volviendo como nada. Llevo un año haciendo el curso de técnico un año, voy a hacer un coaching, voy viendo y observando qué realmente quiero. Mi representante me dijo que lo acompañara a manejar jugadores pero le dije que me dejara tranquilo. Cuando sienta la necesidad de hacer algo, me prepararé y haré todo lo posible. Sea para jugar, ser técnico o dirigente. Hoy no sé decirlo porque no lo siento”

“El Tano (Angelici) es mi amigo, simple. Lo que haga con la política de Boca es toda responsabilidad de él, no mía. Yo tengo una amistad pero lo que él haga en su casa o trabajo es responsabilidad de él. Lo que piensen los demás de esta dirigencia, no lo sé. Si el día de mañana mi corazón me lo dice y me decido a ser dirigente, lo primero que haré es prepararme porque no voy a dejar que me maneje nadie. No quiero ser un títere. Si estás, es por convicción y tener las cosas claras. No para que te usen porque ven alguna posibilidad de ganar. ¿Si dan los tiempos para integrar alguna lista en las elecciones en 2023? Sí, los tiempos dan. Después hay que ver si estás preparado o no”.

“Si tengo un proyecto para ser presidente, lo muestro. Pero no sé si estoy preparado para meter los pies en el barrio de la política, no quiero improvisar. No quiero pelearme con Daniel (Angelici) por eso. La mayoría, si no está preparada, termina en eso”.

“Todos piensan que voy a ir contra Románo esta dirigencia. Si sé que voy a la política, no voy a ir contra Román, Bermúdez, Cascini o el Chelo (Delgado). No voy a tirarles mugre a Román ni a esta dirigencia. Esa será mi forma si me meto el día de mañana en la política. La gente después decidirá si Román y su gente están haciendo las cosas bien. A mí no me gustaba que los ex jugadores dijeran que estaba mal Boca. Quiero que mañana ganen y que ganen la Copa Argentina, se clasifiquen a la Copa Libertadores y la ganen”.

“Como a nivel país, siempre se habla mucho de lo que dejaron los otros y no de lo que se va a hacer. En diez días tenés que decir desde dónde y cómo arrancás y listo, no pueden pasar tres años y seguir diciendo que la culpa es de los que se fueron”.

· LA CHARLA DE RIQUELME, EL CRACK DEL PLANTEL DE BOCA Y SEBASTIÁN BATTAGLIA

“No sé el trasfondo, qué quiso Román. Hay que estar en el momento. Hay una renovación grande a la que hay que tenerle paciencia. Hay que bancar, es momento para que el hincha de Boca tenga paciencia y sepa que hay muchos chicos. Es muy difícil traer a grandes jugadores”

“El Changuito Zeballos va a ser un fenómeno. Cuando tenga un poco más de ruedo y asiente un poco la cabeza... Tiene cosas que lo hacen diferente”

“Hay que tenerle paciencia a Battaglia y los chicos. Yo concentraba con Seba, es lo que se ve. Todos queremos ser técnicos de la Primera de Boca, cuando uno se pone a estudiar sueña eso. Seba lo quería, lo quiere y desea. Hay que tenerle paciencia y saber que tiene más pibes que gente grande. Le veo cosas de Bianchi. Él sabía que palo por palo a River no se le puede jugar. Carlos jugaba más defensivo contra River y a Seba lo veo cambiante en esas cosas según cómo van los partidos. Pasa que Carlos tenía una espalda grandísima y jugadores que hacían la diferencia, ahí está la cosa. Como todo proceso, lleva su tiempo. El tiempo dirá si Seba es el correcto para ser el técnico de Boca”.

· SU RETIRO DE BOCA Y EL FÚTBOL

“En el tramo final cargué con un montón de cosas personales y la llevé como un campeón, no es fácil tener a tu viejo internado un año sabiendo que no tenía chances. No es fácil jugar así. En los entretiempos de los partidos me quebraba y salía a jugar como si nada. Tenía una máscara. Mis compañeros, mi familia y la gente de Boca me dieron fuerza hasta que no pude más”

“Me siento ídolo de Boca. Siento el cariño de la gente en la calle, hasta hoy me piden que vuelva 6 meses. Pero les digo que ya está, que ya di todo, no tengo más nada para dar. No sería justo que vuelva sin sentir ese fuego sagrado que necesita Boca”.

“Si me evaluaba futbolísticamente, no me retiraba. Sigo estando bien, no tengo lesiones ni de rodilla ni de tobillo. Psicológicamente no podía. Hoy me recuperé anímicamente, estoy muy bien. Obvio que sigo en duelo porque no pasa de la noche a la mañana el dolor, es cada vez más grande”.

· RUSSO, VILLA Y LA CONFESIÓN DE MAURO ZÁRATE

“No sabría decir si le armaban el equipo a Russo. No lo vi. Cuando estuvo el problema con Pol (Fernández), yo como capitán respaldé a mi compañero porque le faltaban 3 meses de contrato. ¿Por qué no ponerlo? Si al equipo le hacía bien. Por eso se lo planteamos a Miguel. Ganamos muchas cosas con Miguel. Me dolió cómo se fue”.

“Es muy difÍcil estar en los zapatos de Villa porque si él dice que se quiere ir… Cuando un jugador se quiere ir, lo tenés que dejar ir. No podés meterle algo en la cabeza a un jugador que se quiere ir. El club se hizo fuerte porque la oferta no le parecía justa y eso Villa no lo entendió”.

(Mauro) Zárate me dijo que lo traían para reemplazarme a mí. Yo seguía trabajando, cuando me tocaba jugar, jugaba. Estoy tranquilo, yo dejé mi corazón en Boca. ¿Me pude haber equivocado? Obvio. Cuando llegué al club me dieron las llaves para que hiciera todo y yo venía a jugar y ganar campeonatos. Parecía que tenía la culpa de todo lo bueno y lo malo. Me preguntaban por la ropa, el gimnasio”.

· EUROPA, LA SELECCIÓN, MESSI Y GALLARDO

“En Europa jugás al fútbol, terminás el partido y podés dormir bien. Acá parece que te subís arriba de un ring a jugar. Te cagan a patadas, a piñas y no dormís hasta las 7 de la mañana del otro día. Acá me respetaban, pero cuando me tenían que pegar no me perdonaban”.

“Veo a la Selección y me gusta. A Messi lo veo contento, feliz y eso se nota. Después bueno, cuando uno está comodo, adentro de la cancha te sale todo”.

“Gallardo es el mejor técnico de la historia de River y hoy por hoy el mejor técnico de la Argentina. River me gusta, juega bien al fútbol, tiene una idea clarísima de lo que quiere. Para mí el mejor siempre va a ser Boca, juegue como juegue va a ser Boca”.

SEGUIR LEYENDO: