Benedetto respondió a las chicanas: “Boca no va a morir nunca, es el único grande que no descendió”

El ex futbolista xeneize infló el pecho con el equipo de sus amores cuando le mencionaron las chicanas de los hinchas de River: “Boca es lo más grande que hay”

Benedetto: "Boca no murió porque es el único grande que no descendió"


Darío Benedetto, autor del gol que adelantó a Boca en la final de la Libertadores 2018 disputada en Madrid ante River, exhibió su fanatismo por la última entidad en la que pasó por el fútbol argentino antes de su transferencia al Olympique de Marsella francés.

“¿Que Boca murió en Madrid? No, fue un golpe duro. Dolió muchísimo en su momento pero teníamos que dar vuelta la página. Nos hubiese gustado ganarla, merecíamos ganarla por el ambiente que había en el vestuario pero no se pudo dar. No es una espina, es una enseñanza. Ojalá nos volvamos a cruzar, si no es con River, en una final de Libertadores”, exclamó el Pipa, que insistió con la idea de regresar en algún momento al Xeneize y retirarse allí.

En diálogo con Fox Sports, respondió de forma contundente a las chicanas de los hinchas millonarios: “Lo de Madrid no fue una mancha, es otra cosa. Todo el mundo lo sabe. Boca nunca murió porque es el único grande que nunca descendió. No va a morir nunca. Es lo más grande que hay”.

Por otra parte, afirmó que proyecta retornar en algún momento al club azul y oro ya que nunca se cansará del Mundo Boca: "Ya me había acostumbrado al fútbol, la gente, la prensa y la vida. Nunca me quejé".

Benedetto firmó contrato por cuatro años con el Olympique de Marsella (Reuters/Jean-Paul Pelissier)
Benedetto firmó contrato por cuatro años con el Olympique de Marsella (Reuters/Jean-Paul Pelissier)

En tanto, se mostró molesto por las declaraciones de Aníbal Matellán, quien se desempeñaba como colaborador de Nicolás Burdisso en la secretaría técnica en el momento en que Benedetto fue vendido a Francia, y declaró que se sorprendió por el pedido del jugador de marcharse: “Son cosas que tienen que quedar entre dirigente y jugador, no se tienen por qué filtrar, le di mis explicaciones a él y el presidente. Tenía el sueño de jugar en Europa y clasificar a una Champions League. Hoy no me arrepiento”.

Por último aclaró que nunca quiso sacarle la lengua a Gonzalo Montiel después de convertirle a River en el Santiago Bernabéu sino que fue un acto reflejo del choque que tuvieron y que no hablaron del tema cuando coincidieron en la Selección, a la vez que dedicó unas palabras a Gustavo Alfaro: “Evalúo bien su paso por Boca. Se le tendría que haber dado más tiempo pero en Argentina, cuando hay cambio de dirigentes, los primeros que vuelan son los técnicos”.

SEGUÍ LEYENDO