La barra de San Lorenzo amenazó a los socios que insultaban en la platea y Matías Lammens acudió a la Justicia

El tenso clima que se vivió en el Nuevo Gasómetro dejó varias incertidumbres en el club. Los detalles

La derrota con Defensa y Justicia pasó casi desapercibida en el tenso clima que se vivió en San Lorenzo el miércoles por la tarde. La irregular campaña de Juan Antonio Pizzi y el reclamo constante de los hinchas y socios prepararon la olla caliente que hirvió en el Nuevo Gasómetro.

El gol de Ángel Romero no sirvió de mucho, dado que Alexis Castro, el Cuqui Márquez y Rafael Delgado revirtieron el marcador para el Halcón, cuando la platea explotó. Insultos hacia los jugadores, el técnico y el presidente de la institución azulgrana se hicieron sentir de forma espontánea. Fue allí cuando un grupo de la Butteler increpó a los simpatizantes que coreaban el apellido de Matías Lammens acompañado de agravios hacia el máximo responsable de la entidad porteña.

La denuncia se viralizó en las redes sociales responsabilizando al directivo de enviar a la fuerza de choque en contra de quienes le reclamaban mayor atención en el club, en lugar de dedicar su tiempo a la política nacional y su candidatura a jefe de Gobierno porteño.

Más aprietes de la barra de San Lorenzo a los socios

Desde temprano nos pusimos a disposición de la Justicia. Identificamos a varias personas y brindamos sus nombres a la Fiscalía. Siempre tuvimos una conducta muy sensata a lo largo de estos siete años. San Lorenzo es un club que no tiene episodios de violencia. Yo voy a la platea con mi hija y no me gusta que pasen estas cosas”, dijo Lammens en diálogo con TNT Sports, y aclaró: “Repudio totalmente que pasen estas cosas. Quiero que la gente vaya tranquila a la cancha, porque nadie le va a hacer nada. Hace 25 años que voy al mismo lugar, y por más que haya gente que quiere que termine rápido mi mandato, voy a seguir yendo”.

Luego de asegurar que se hará cargo del asunto “para que no vuelva a suceder”, el presidente del Ciclón dijo que siente “tristeza por los reproches de los hinchas”. “No se quejan por las malas decisiones que pudimos tomar, sino porque creen que abandonamos al club. Los que me conocen pueden dar fe de que nunca abandonaría a San Lorenzo, porque lo más fácil hubiera sido tomarme una licencia. Cuando lo hablé con la Comisión Directiva acordamos que tenía que seguir trabajando”, concluyó el funcionario, quien en su último tiempo se abocará a buscar al reemplazante de Juan Antonio Pizzi.

Seguí leyendo

Últimas Noticias