Infantino hizo anuncios para el crecimiento del fútbol femenino
Infantino hizo anuncios para el crecimiento del fútbol femenino

Este domingo, el Mundial Femenino de Francia 2019 llegará a su fin. El partido en el que Estados Unidos y Holanda definirán quién se alza con el título marcará el cierre de un certamen que quedará en la historia por la revolución que significó para la disciplina. Los niveles de audiencias televisivas en los distintos países y la masiva asistencia a los estadios así lo demuestran.

La FIFA ha tomado nota del crecimiento exponencial que ha tenido el fútbol femenino en los últimos tiempos en todo el planeta y, con el fenómeno que causó el Mundial, presentó una serie de propuestas que apuntan a reforzar su desarrollo.

En la conferencia de prensa del cierre del torneo, el presidente de la entidad, Gianni Infantino, dio a conocer cinco proyectos sobre los cuales están trabajando, que son:

-La creación de un Mundial de Clubes femenino (a realizarse lo antes posible).

-La creación de una Liga Mundial femenina (que se jugaría con torneos en todo el planeta)

-Aumentar la cantidad de equipos en Mundiales de 24 a 32 de cara a la próxima edición, que será en el 2023.

-Duplicar los premios económicos en el próximo Mundial.

-Duplicar la inversión comprometida para el fútbol femenino en el próximo ciclo de cuatro años, que pasaría así de USD 500 millones a 1000 millones.

Infantino calificó al certamen de Francia como "el mejor Mundial femenino de la historia" y consideró que fue "fenomenal, emocionante, apasionante y fantástico". El máximo dirigente de la entidad que rige el fútbol a nivel internacional reconoció que "ocurrió algo extraordinario" con la disciplina y que esta edición de la competencia marcará "un antes y un después".

"Hubo mucha gente en todo el mundo que vio por televisión por primera vez un partido de fútbol femenino y que se dio cuenta de que es fútbol. Hay atletas con aptitudes físicas, técnicas y tácticas para jugar al fútbol. ¿Que otro evento, además del Mundial masculino, puede unir a 1000 millones de personas como lo hizo este?", se preguntó el ítalo-suizo.

Respecto de las propuestas que hizo la entidad que preside, Infantino explicó que uno de los motivos de la mayor inyección económica es reducir las brechas que hay en el desarrollo del fútbol femenino, sobre todo entre Europa y el resto de los continentes. "Tenemos que invertir aún más donde no hay fútbol de mujeres, no donde la actividad ya existe", planteó.

Este fin de semana se jugarán los últimos dos partidos del torneo. Suecia e Inglaterra se enfrentarán el sábado en Niza por el tercer puesto, mientras que el gran evento será la final que disputarán el domingo Estados Unidos y Holanda en Lyon. Con el encuentro decisivo, la FIFA espera superar los mil millones de espectadores a través de la televisión durante el Mundial.

SEGUÍ LEYENDO: