En la onceava etapa, el piloto Federico Villagra consiguió lo que tanto estuvo buscando: ser líder de la categoría camiones a bordo de su Iveco 501, en un tiempo de 40 hs 04'27". Con una diferencia de un minuto, el argentino deberá aguantar los últimos tres trazados para hacer historia en el Rally Dakar.

"Es un Rally duro, una carrera muy dura", le aseguró el cordobés a Infobae con respecto a lo que vivió a lo largo de estas 11 etapas, mientras que para esta última en particular sostuvo: "Hoy tuvimos una buena etapa donde la navegación fue muy crítica y Ricardo la verdad que fue muy bien, un camino que conocía bastante, se ubicó mucho".

Con esta edición, el oriundo de Córdoba cuenta con cuatro en su haber, disputando la primera en 2015 a bordo de una  Ford Ranger del Equipo South Racing. En aquel año ocupó el puesto 27. Doce meses después volvió a la competencia motora montado en un gigante. Fue en 2016 cuando compitió con el Iveco de  De Rooy Team, alcanzando el último lugar del podio.

Al año siguiente, quedó cuarto por detrás del ruso Eduard Nikolaev, con quien hoy en día están disputando una reñida competencia. Hasta el momento, y antes de llegar a San Juan, el corredor de 48 años lo aventaja por 16 minutos y siete segundos.

"Todos los años uno va agarrándole más la mano y la verdad es que las cosas vienen bien", reconoció el piloto con respecto a sus otras dos participaciones arriba de un camión.

Con el 501 en ambas puertas y el vidrio destrozado producto de un impacto con un árbol, el Iveco de Powerstar no le ha traído grandes problemas. "Hoy rompimos una goma, tuvimos que parar a cambiarla, tuvimos varios inconvenientes pero salió todo bien", detalló.

Mañana el cordobés deberá continuar con una buena performance para igualar o superar la diferencia que tiene con el segundo. La etapa 12 tendrá en un tramo de 270 kilómetros de enlace y 523 de especial para llegar a San Juan. 

LEA MÁS: