Boca se quedó con la Supercopa Argentina al superar 6-5 por penales a Rosario Central, luego de igualar 0-0 en los 90 minutos en la definición disputada en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza. Para el "Xeneize", la vuelta olímpica significó un verdadero desahogo luego de que en 2018 perdiera dos finales consecutivas frente a River (en la propia Supercopa y en la Copa Libertadores). Mereció imponerse en el tiempo regular, sobre todo por lo ofrecido en la segunda etapa, pero debió transpirar en la puja desde los 12 pasos.

Lo subrayó el propio Carlos Tevez, capitán del plantel: "Nos podemos sacar un pedacito de ese peso, porque nos vienen cacheteando en las finales. Es un desahogo muy grande, veníamos de perder dos finales. Y las finales, sea como sea, hay que ganarlas siempre. Quiero disfrutar este logro, porque se nos venía negando. Lo ganamos sufriendo, pero se disfruta igual".

Luego de la explosión por el penal que Esteban Andrada le atajó a Fabián Rinaudo y la ajustada ejecución de Izquierdoz, los hinchas del club de la Ribera celebraron en las redes sociales sacando a relucir sus títulos: con 68 conquistas, contando el amateurismo, el profesionalismo y el recorrido internacional, es el más ganador de la historia, cuatro escalones por encima del "Millonario". En consecuencia, afloraron los memes.

Pero de la otra vereda no se quedaron atrás. En River todavía se mantiene fresco el recuerdo del 9 de diciembre de 2018, cuando el conjunto de Marcelo Gallardo se impuso 3-1 en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid y se quedó, frente al clásico rival, con el trofeo más importante del continente. Por eso, también salieron a las redes para recordarles a sus adversarios el valor de la corona obtenida hace casi cinco meses.

Así, la diferencia de importancia entre una copa y la otra, o la lengua afuera de un Minion, el simpático personaje de Mi villano favorito emulando a Benedetto, fueron algunas de las burlas que brotaron en las redes sociales, que se hicieron eco de la vuelta olímpica de los conducidos por Gustavo Alfaro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

SEGUÍ LEYENDO: