(NA)
(NA)

La novela de Ricardo Centurión en Racing tuvo un nuevo capítulo en las entrañas de Avellaneda. "Me dijo que está arrepentido y va a hablar con Coudet", anticipó Adrián Fernández, presidente del fútbol amateur del club.

Uno de los referentes que está a cargo de lo que sucede en el predio Tita Mattiussi explicó que tuvo una conversación de más de dos horas con el volante que demostró actitudes poco profesionales en el partido contra River y aseguró que espera que se solucione el conflicto entre las partes. "El Chacho es el conductor del equipo, lo que hizo Centurión no está bien. Fue una falta de respeto, pero hablando se puede solucionar", analizó.

Con la cabeza baja, la mirada tímida y los ojos tristes, el Wachiturro intentó mantener un diálogo con el entrenador, pero Coudet optó por hacer oídos sordos y evitó un encuentro con el jugador. "Conmigo Centurión no juega más", había enfatizado en el Monumental cuando se reunió con Víctor Blanco, presidente de la institución.

Según comentaron allegados a Ricky, el volante se acercó al Cilindro para saludar a sus compañeros y felicitarlos por la holgada victoria que consiguió el equipo ante Godoy Cruz. Incluso en las redes sociales se expresó en apoyo a la Academia: "Siempre unidos, que nada ni nadie los separe del sueño y el objetivo", escribió junto a una foto en la que no se encuentra Lisandro López.

Si se hace una lectura de la frase, el artículo "los" es una muestra de la lejanía que siente Ricky con el grupo. Además, otros integrantes del plantel, como Darío Cvitanich o Leonardo Sigali, hablaron ante la prensa y confirmaron que no tuvieron ningún contacto con su colega.

"En lo personal no lo vi. Estuve trabajando con los médicos porque tengo una sobrecarga y no tuve la oportunidad de verlo", dijo el central, mientras que el delantero completó: "No hable con Centurión, pero es un tema que tienen que resolver las personas que están involucradas. Le deseo lo mejor".

El abrazo que se observó en la noche del lunes fue una muestra de la decisión compartida que se formó con el futuro del conflictivo mediocampista. Si la división entre jugadores y cuerpo técnico existiera, el capitán y el Chacho no se hubieran unido en el festejo. La reiteración de los errores de Centurión lo alejan del Cilindro y su futuro podría estar en el exterior.

Racing afrontará su compromiso más difícil en la recta final de la Superliga. El sábado a las 21:30 deberá buscar la victoria en el Libertadores de América frente a Independiente, el vecino que quiere opacar la fiesta académica. Para dicho encuentro, el Chacho no volverá a contar con Ricardo Centurión.

Seguí leyendo