Un relevamiento de la encuestadora Aresco sobre cómo debería resolverse la conflictiva definición de la Copa Libertadores de América 2018 reveló que la mayoría considera que River y Boca deben jugar el partido decisivo en el estadio Monumental y con público, tal como estaba dispuesto antes de los ya conocidos incidentes que obligaron a la postergación del evento y a la intervención del Tribunal Disciplinario de la Conmebol ante el pedido del club xeneize de ser declarado campeón del certamen sin jugar.

El estudio, realizado sobre la consulta a 3500 personas, arrojó que el 55,6% consideró que el partido debería jugarse, mientras que el 26,4% respondió que debe dársele el partido por ganado a Boca y el 18% restante respondió que no sabe cuál sería la mejor opción.

Entre los entrevistados que prefieren que el encuentro se lleve a cabo, el 41,4% opinó que el mismo debe disputarse en la cancha de River y con su público, tal como pasó en la ida disputada en la Bombonera, con los hinchas del Xeneize. El 22,7% dijo que en el Monumental pero a puertas cerradas, el 18,7% en una cancha neutral y el 15,6% consideró más razonable que el partido juegue en otro país. Los restantes no opinaron.

SEGUÍ LEYENDO EN INFOBAE DEPORTES