A base de esfuerzo, Julio Chiarini construyó su carrera profesional en el ascenso argentino y se ganó su lugar. Pasó por Cambaceres, Huracán de Comodoro Rivadavia, Guillermo Brown de Puerto Madryn, Luján de Cuyo y Alumni de Villa María antes de dar el salto a Instituto de Córdoba. Allí se asentó como uno de los mejores arqueros de la categoría y estuvo cerca del ascenso en el recordado equipo de Darío Franco en el que también jugaba Paulo Dybala.

Tuvo la oportunidad de su vida en River y, aunque no pudo ganarle la titularidad al inalcanzable Marcelo Barovero, se dio el gusto de formar parte del plantel conducido por Marcelo Gallardo que ganó la Sudamericana en 2014 y la Recopa Sudamericana, Libertadores y Suruga Bank en 2015.

Apostó fichas en Tigre y Sarmiento de Junín, pero no obtuvo buenos resultados. Y regresó a la Gloria de cara a esta temporada. Debutó en la tercera fecha del campeonato y atajó hasta el último sábado contra Chacarita (7 partidos, con 4 victorias, un empate y 2 derrotas), cuando decidió poner punto final a su carrera.

Chiarini jugó en River desde 2014 hasta 2016 (Foto NA: DIEGO HALIASZ)
Chiarini jugó en River desde 2014 hasta 2016 (Foto NA: DIEGO HALIASZ)

"Es una decisión que ya la venía pensando. Por cosas personales y no sentirme bien en un montón de aspectos. Cuando uno no se siente con ganas y siente que el otro que está lo puede hacer mejor… Quería comunicarlo en un momento en que el equipo andara bien", manifestó Chiarini en una entrevista a Cadena 3 de Córdoba.

Su retiro sorprendió a su entorno, incluido el plantel y cuerpo técnico de Darío Franco, quien se puso a disposición y entendió su postura. "No me siento bien en el arco ni en plenitud en muchos aspectos de la cabeza. Tengo un desgaste de 20 años, prefiero dejarle el lugar a otro", reveló el arquero de 36 años que aseguró no tener pensado qué hará ahora, aunque sí anticipó que seguirá acompañando al plantel e irá a ver los partidos como hincha.

En las últimas semanas, el club de Alta Córdoba había mostrado algunos inconvenientes económicos que se hicieron públicos, pero Chiarini desmintió que su decisión tuviera que ver con eso: "El equipo está bien, fuerte y uno no está a la altura. Hay que saber retirarse a tiempo. No tengo las mismas fuerzas de siempre".

SEGUÍ LEYENDO