Un momento de suma tensión se vivió con la clasificación de San Lorenzo en Chile. El "Ciclón" cayó frente a Deportes Temuco por la mínima pero igual avanzó a los octavos de final de la Copa Sudamericana, gracias al triunfo 3-0 de la ida.

Ese primer encuentro se originó a través del fallo de la Conmebol que le dio por ganado el partido a San Lorenzo (había perdido por 2-1) por la mala inclusión de un jugador en el elenco chileno.

(Fotobaires)
(Fotobaires)

El clima hostil se vivió desde el primer momento en que la delegación argentina arribó a Chile. Sin embargo, la situación se desmadró cuando se confirmó el pase de San Lorenzo a la siguiente instancia. El enojo comenzó desde el mismísimo campo de juego con las recriminaciones de Matías Donoso hacia algún futbolista del "Ciclón".

Y continuó con la agresión de los plateístas al banco de los suplentes de San Lorenzo. Los hinchas chilenos arrojaron objetos contundentes y uno de ellos impactó en la cara del preparador físico Gonzalo Borean.

LA PALABRA DE NICOLÁS NAVARRO

"No hicimos un buen partido, pero es lamentable esto que está pasando nosotros no tuvimos nada que ver con el fallo. Ellos cometieron un error, fuimos a la Conmebol y salió el fallo. Me cagaron a piedrazos todo el partido, fue una vergüenza lo del árbitro. Se ganó por el falló, no se jugó bien y hay que ser justos y claros. Pasamos nosotros por una ayuda de un fallo. Ellos (los chilenos) se meten con Argentina y se dan de ejemplos y no son ningún ejemplo. No había ningún policía detrás del arco. Es insólito lo que está pasando".

LA PALABRA DE NICOLÁS BLANDI

"Es una lástima. El partido se jugó en un clima raro, lamentablemente terminó mal. Estas cosas a veces pasan, es una lastima pero hay que dar vuelta la página. Tenemos mucho por mejorar, tenemos que ser autocríticos. Vinimos con la idea de ganar y revertir la imagen, no lo pudimos conseguir. Hicimos un esfuerzo grande y no alcanza. No hay nada que esconder acá, las cosas están claras".