(DyN)
(DyN)

Ya paso un tiempo desde que dejó el cargo de director técnico del seleccionado argentino de fútbol. Desde los Emiratos Árabes, donde dirige al equipo nacional que pelea por clasificar a Rusia 2018, Edgardo Bauza se refirió a su salida del equipo y remarcó: "Tuve inconvenientes fuertes. Jugamos cuatro partidos de ocho sin Messi y eso fue determinante". "Nos complicó el partido que perdimos con Paraguay porque tendríamos tres puntos más y hoy estaríamos dirigiendo el equipo, pero ya pasó", agregó.

Además, explicó: "No tuvimos tiempo para trabajar. Estuvimos cuatro partidos sin Messi y nos fuimos acomodando al equipo con otras variantes. Nosotros estábamos trabajando bien y la actitud de los jugadores que me dejó muy tranquilo. El juego iba a mejorar pero las eliminatorias son difíciles y hay que sacar resultados".

(www.afa.org.ar)
(www.afa.org.ar)

Luego sostuvo: "Tuvimos partido buenos como contra Colombia, Uruguay y Chile y en Bolivia todos saben los inconvenientes que hay pero lo de Paraguay fue clave". "Le deseo lo mejor a Sampaoli y a los muchachos y estoy haciendo fuerza para que clasifiquen al Mundial", añadió.

Sobre la relación con los jugadores y su desempeño en el equipo nacional, Bauza destacó que "fue cada día mejor". "Cada vez que los cité estaba convencido de lo que brindaban. Ellos dieron todo pero hay momentos de los jugadores y por eso hay un equipo que lo sostiene", destacó en diálogo con Radio Mitre.

En este marco, expresó: "Nunca me sentí presionado por el grupo. Los jugadores siempre se brindaron para trabajar ni me pidieron nada. Fue excelente la respuesta que tuvimos de su parte".

(Télam)
(Télam)

Sobre su llegada al cargo y acerca de la dirigencia del fútbol argentino expresó que "dirigir la Argentina es un experiencia que todo técnico argentino quiere vivir". "El presidente del San Pablo me entendió y nosotros sabíamos todos los problemas que había. No era una dirigencia formal, después vino otra y con poca gente hablamos de fútbol pero no se pudo elegir el momento, llegó y lo aceptamos. Insisto que si le ganábamos a Paraguay seguiríamos trabajando", remarcó.

De San Lorenzo, club al que dirigió y con el cual obtuvo la Copa Libertadores en el 2014 señaló que "Diego Aguirre debe ser el primero en querer hacer las cosas bien". "Este equipo es muy distinto al que salió Campeón de América. No están más ni Buffarini, ni Ortigoza, Piatti, ni Villalba, no Correa, es otro equipo", insistió.

(AP)
(AP)

Y agregó: "El equipo se va armando pero es muy difícil reemplazar a los jugadores que se van y a veces la renovación es inevitable. No es fácil porque tampoco es fácil jugar en San Lorenzo. Aguirre es buen técnico, tiene experiencia, capacidad y gana y pierde como todos".

Acerca de su futuro, concluyó: "Tengo contrato por dos años acá y estamos en un lugar donde pensamos hacer un trabajo más allá de clasificar al Mundial. Están la Copa Asia y la Copa del Golfo y hay que hacer un buen papel. Me sobran ganas de seguir dirigiendo, esto es mi vida y estando en una cancha con jugadores soy feliz. No me cierro a dirigir un equipo en la Argentina".