El futuro arribó al ciclilsmo: cómo son las bicicletas inteligentes

infobae-image

Pasear (o entrenar) en bicicleta es, para muchos, una sensación hermosa. Los que alguna vez se han subido a una saben de qué se trata. El simple hecho de pedalear, de sentir el ejercicio y, a la vez, disfrutar del paisaje, del aire libre, es algo muy placentero y estimulante. Pero, claro, hay situaciones que hacen que no siempre sea tan sencillo y por eso son tantos los que eligen el auto, la moto o el transporte público cuando deben ir lejos, no les sobra tiempo o carecen del estado físico acorde para realizar grandes distancias.

Sin embargo, en la actualidad las tecnologías avanzan tanto que, de repente, uno se encuentra con innovaciones que pueden ayudar a superar estas barreras que usualmente nos "empujan" a bajarnos de una bici. La nueva tendencia son las e-bike, una alternativa para hacer menos esfuerzo y/o recorrer mayores distancias. Se trata de rodados comunes a las que se les suma un kit eléctrico que te asiste en el pedaleo. Aunque sólo si uno quiere. Si está apagado, se conduce como cualquier otra. Pero si se necesita, empieza una experiencia que promete ser un viaje de ida…

infobae-image

Las mejores tecnologías quizás sean las que nos mejoran el día a día sin perder la esencia de las cosas simples de la vida. Y la e-bike es justamente eso. Funcionan mientras el ciclista pedalea, pero cuando éste deja de hacerlo, el sistema deja de asistir. Es la diferencia de este modelo con las eléctricas en las que uno puede andar sin pedalear o con esas peligrosas versiones de bicis con motor que solemos cruzar por la calle…

Sin dudas, se trata de una bicicleta revolucionaria, que de a poco se convertirá en tendencia social. Un producto premium que sacó Shimano hace pocos meses. La iniciativa de la marca japonesa de mejorar la vida urbana (en breve saldrá la asistencia para mountain bike) consistió en una alianza con Vairo, la entidad nacional que proporciona el cuadro, el ensamble y la venta en sus locales.

infobae-image

El kit consta del motor y una batería que le da una autonomía de hasta 120 kilómetros, dependiendo del peso del ciclista, el viento, el terreno (si hay subidas o no) y en qué modo se utiliza. La batería, con un cuadro especialmente diseñado para este sistema, se encuentra protegida dentro del portaequipaje. Se carga en apenas dos horas y tiene una vida útil durarera (1.000 ciclos de carga). En el manubrio, que cuenta con luces de giro, están la botonera para cambiar la asistencia, el manejo de los cambios (10) para buscar el mejor andar y el display que indica la distancia total y parcial, la velocidad constante y promedio y el modo en el que se está usando.  La bici es apenas 5 kilos más pesada con el equipamiento (de 13 a 18), pero la verdad es que no se nota en el andar. Para trasladar a pie contás con el modo Walt Asist, que al activarlo podés propulsar la bici hasta a 3.5 km/h, para evitar esfuerzos mayores.

Nicolás Muszkat, director de Shimano para Latinoamérica, informó que en el país ya se vendieron 100 unidades y que se piensa llegar a 400. Está apuntada a clientes exigentes, que busquen lo mejor. Parece ideal para aquellos que quieren ir a trabajar, sin la necesidad de transpirar cuando llegan a la empresa. Luce también como una gran opción para chicos universitarios que no estén tan cerca de la facultad, para jubilados sin la capacidad física y para mujeres que quieran hacer mandados o trámites. Una experiencia que va a cambiar el día a día de los ciclistas y que va a sumar a otros que aún no se subieron.

LEA MÁS

Belén Casetta, la destacada en los Juegos Olímpicos Universitarios de Taipei

La conmovedora historia de Wilson Severino, el ferroviario que se retiró ante River

El mensaje de Manu Ginóbili antes de comenzar una nueva temporada con San Antonio Spurs

MAS NOTICIAS