Hace unas semanas, se estrenó en las salas porteñas Un bello sol interior, el último largometraje de Claire Denis: un film algo menor enaltecido por la actuación rica en matices de Juliette Binoche. El guión, obra conjunta de la directora y la novelista Christine Angot, se inspira en el libro más famoso de Roland Barthes, Fragmentos de un discurso amoroso, publicado hace exactamente 40 años. En la Argentina, ese estreno coincidió con una oportuna idea de Ediciones Godot: la de reunir, en diáfana traducción de Matías Battistón, todos los ensayos que Barthes escribió para la revista francesa Communications. El resultado es un libro de unas 350 páginas, editado y anotado con esmero, bajo el título enigmático de Un mensaje sin código.

Juliette Binoche en “Un sol interior” (Claire Denis, 2017)
Juliette Binoche en “Un sol interior” (Claire Denis, 2017)

Conviene recordar la revista donde originalmente se publicaron estos ensayos. De corte temático y frecuencia semestral, Comunicaciones fue fundada en 1961 por el filósofo Edgar Morin, junto al sociólogo Georges Friedmann y el propio Roland Barthes. Publicada por la prestigiosa editorial Le Seuil, pronto se volvió una referencia en el ámbito de los estudios semióticos y de comunicación de masas. Aunque en el camino perdió mucho de su inicial vigor interdisciplinario, es una revista vigente hoy en día: el próximo mes, de hecho, sale a la luz su número 101.

Portada de un ejemplar de la revista “Comunicaciones” dedicado a Barthes
Portada de un ejemplar de la revista “Comunicaciones” dedicado a Barthes

Los textos reunidos van desde ensayos que Barthes bosquejó a principios de la década del 60 hasta una emotiva reflexión autobiográfica –"La luz del sudoeste"– que se publicó póstumamente, en 1982. La compilación toma su título de una expresión que el autor aplica a la fotografía publicitaria, en un análisis célebre de un anuncio de pastas italianas. En "Retórica de la imagen" (1964), en efecto, el semiólogo desgrana los cuatro significados que a su juicio proyecta la foto elegida por la marca Panzani: la "italianidad", el carácter integral de la nutrición, el gesto de haber vuelto del mercado y el género artístico de la naturaleza muerta. Los significantes que vehiculizan esos significados son, respectivamente, la combinación tricolor del tomate y los pimientos, la acumulación de productos, la bolsa de red entreabierta y la disposición pictórica de los objetos.

Anuncio publicitario de las pastas Panzani
Anuncio publicitario de las pastas Panzani

Paradójicamente, hay un tercer nivel del mensaje –la fotografía misma– que podría considerarse un mensaje sin código: en la foto, donde rige un principio analógico estricto, la relación del significante con el significado sería tautológica. Esta tesis asombrosa, no del todo fiable, ya había sido adelantada tres años antes en "El mensaje fotográfico", y nace de una concepción estrechamente lingüística de la noción de "código". Barthes no abjura de ella, e incluso la reitera con algún matiz al comienzo de La cámara lúcida (1980), su contribución fundamental sobre la ontología de la imagen fotográfica.

Brigitte Bardot y la “vedettización” de las actrices: objeto del análisis de Barthes
Brigitte Bardot y la “vedettización” de las actrices: objeto del análisis de Barthes

Ya desde mediados de los años 50, a través de los textos breves que llamó "mitologías", Barthes venía ensayando brillantes análisis de la cultura de masas, no sin recaer en el desdén antiburgués y el sentido común de izquierda. En la década del 60, se tiene la impresión de que al escritor "lo habita la voluntad de reconciliarse con la sociedad, de examinarla sin desdén ni elitismo" (las atinadas palabras son de Éric Marty). En Un mensaje sin código, en efecto, pueden encontrarse desde reflexiones sobre el Mayo Francés –donde Barthes explicita su deuda con las tesis de Derrida sobre la escritura– hasta entrevistas donde se analiza el impacto de estrellas mediáticas como Brigitte Bardot y Marilyn Monroe. "Un caso de crítica cultural", por ejemplo, presenta un sutil análisis del hippismo marroquí: hay que recordar que, entre 1969 y 1970, Barthes vivió en Marruecos, donde ejerció como profesor universitario.

El lingüista suizo Ferdinand de Saussure (1857-1913)
El lingüista suizo Ferdinand de Saussure (1857-1913)

Por otra parte, Un mensaje sin código contiene varios textos fundamentales del período estructuralista de Barthes. Responden al espíritu de una consigna precisa ("la ampliación de la lingüística es la gran tarea de esta época") y trasuntan un gran optimismo epistemológico. Al igual que el lenguaje, la realidad puede describirse íntegramente en términos de puras diferencias: se trata del proyecto de una ciencia expandida de los signos, en el que las tesis de Saussure se enriquecen con los aportes de Jakobson, Hjelmslev y Trubetskói. El propósito del método es crear un modelo virtual –un artefacto simulado– que contribuya a volver inteligibles los fenómenos. Lo notable es que Barthes asimila estas búsquedas, no con la disciplina gris de la investigación, sino más bien con la composición de una sonata de Boulez, una novela de Butor o un cuadro de Mondrian.

Barthes asocia el método estructuralista con la composición de un cuadro de Piet Mondrian
Barthes asocia el método estructuralista con la composición de un cuadro de Piet Mondrian

La compilación de Ediciones Godot contiene tres textos extensos del autor. Uno es el vademécum Elementos de semiología, valioso compendio que, en una entrevista poco posterior, Barthes minimiza en estos términos: "una síntesis terminológica de carácter provisional, con fines didácticos y bajo fianza de un proyecto que puede discutirse". El segundo es la Introducción al análisis estructural del relato, opus canónico del análisis literario donde los ejemplos se toman de escritores como Flaubert y Proust, pero también de las novelas de James Bond. (A pequeña escala, el método se aplica a La isla misteriosa de Julio Verne en "¿Por dónde comenzar?", un ensayo de 1970, incluido dos años más tarde en sus Nuevos ensayos críticos. En S/Z, también publicado en 1970, el método estructural se aplica exhaustivamente a una novela breve de Balzac. En el camino, la epistemología estalla por implosión; a ese estallido se lo llamará "posestructuralismo".)

Afiche francés del film “Goldfinger” (Guy Hamilton, 1964)
Afiche francés del film “Goldfinger” (Guy Hamilton, 1964)

El  texto más interesante de la terna es otro enjundioso breviario, La retórica antigua (ayuda memoria). Esta reconstrucción no responde a una intención de anticuario, sino al deseo de comprender mejor esa antigua práctica del lenguaje literario que, durante más de dos milenios, se llamó "retórica". La tradición retórica, que va desde el siglo V a. C. hasta el XIX d.C., permitiría alumbrar una nueva semiótica de la escritura: condición de posibilidad de ese texto que, para Barthes, todavía no existe: el "texto moderno". Por lo demás, esa lógica del verosímil y del sentido común que fue la retórica antigua sería de enorme utilidad para desentrañar los productos de la sociedad contemporánea. Ingeniosa torsión: Aristóteles –el profesor macedonio que dictó la Retórica y los Tópicos– sería el filósofo predestinado para ayudarnos a comprender la cultura de masas.

Roland Barthes (1915-1980)
Roland Barthes (1915-1980)

Vale, finalmente, mencionar otros textos breves incluidos en esta compilación. El lector reencontrará ese análisis clásico del realismo literario que se titula "El efecto de realidad". "Al salir del cine", por otra parte, propone una reflexión sobre la hipnosis cinematográfica, esa mágica suspensión del mundo que se produce durante el tiempo que miramos una película. Y en una "Presentación" de 1979 puede leerse el bosquejo de una semiología de la conversación. "Jóvenes investigadores" es otro de los textos destacables: a pesar de su jerga lacaniana, bastante demodé, el texto conserva una poderosa capacidad de interpelar a quienes nos dedicamos al estudio de las ciencias humanas. Contiene, además, una inmejorable definición de "interdisciplinariedad", concepto que en Barthes no se reduce a la mera relación entre dos o tres ciencias: por el contrario, apunta a la voluntad de crear un objeto completamente nuevo, que no pertenezca a nadie, a excepción del apasionado investigador.

Tapa del libro de Barthes publicado por Godot
Tapa del libro de Barthes publicado por Godot

* Un mensaje sin código. Ensayos completos en Communications, de Roland Barthes, fue publicado recientemente por Ediciones Godot, en traducción de Matías Battistón.

** Una buena guía para la lectura de Barthes la proporciona Éric Marty –editor de las obras completas del autor– en su libro Roland Barthes, el oficio de escribir (2006).

*** Un bello sol interior (2017), el último de Claire Denis, todavía puede verse en algunas salas porteñas.

 

LEA MAS:

_____________

Vea más notas de Cultura