El gobernador defendió las medidas de restricción en Villa Azul, donde surgió el último brote en la provincia de Buenos Aires.
El gobernador defendió las medidas de restricción en Villa Azul, donde surgió el último brote en la provincia de Buenos Aires.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se refirió al brote de coronavirus en Villa Azul, el asentamiento ubicado entre los partidos bonaerenses de Avellaneda y Quilmes. Defendió la decisión de establecer un férreo aislamiento del barrio e indicó, ante las críticas de algunos dirigentes sociales, que ese cerco no depende de las características socieconómicas de la población.

Cuando aparece un brote, ya sea en un country o un edificio, se hará una cuarentena comunitaria. No es exclusivo de los barrios populares", opinó Kicillof.

Sobre la situación hospitalaria, el mandatario volvió a referirse al estado previo en que se encontraba la provincia de Buenos Aires. Y si bien admitió que el sistema sanitario tuvo un “deterioro estructural por mucho tiempo”, puntualizó contra su predecesora María Eugenia Vidal porque “en los últimos cuatro años hubo un abandono tan explícito, que se hizo campaña diciendo que no construirían hospitales”.

Es algo que no puedo ocultarlo. Si no cuento cómo estaban los hospitales, parece que en cinco meses el deterioro fue por este gobierno y no es así”, concluyó.

Por otro lado, el mandatario provincial se mostró crítico con la implementación del plan Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que establece una ayuda estatal para pagar la mitad de los salarios de aquellas empresas que están afectadas por la recesión económica y no pueden afrontar de manera completa sus obligaciones.

Según el mandatario bonaerense, el programa estatal que está bajo la órbita del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, “hay que afinarlo” porque “cualquier ayuda tiene que ser para el que más lo necesita”.

Al ser consultado sobre el otorgamiento de esa ayuda a las grandes empresas, Kicillof advirtió que “no hay disponibilidad económica para asistir al que no lo necesita y no es justo”. “Si uno solicita ayuda que no necesita, puede estar dentro de la reglamentación, pero va contra el espíritu de la norma. No es ilegal, pero sí se puede cuestionar y regular con más precisión”, sostuvo en una entrevista con el programa “De Acá en Más”, por radio Metro.

El gobernador Axel Kicillof criticó el programa ATP de ayuda a las empresas y defendió la cuarentena. (Aglaplata)
El gobernador Axel Kicillof criticó el programa ATP de ayuda a las empresas y defendió la cuarentena. (Aglaplata)

Además, se pronunció sobre aquellos sectores que apenas perciben el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). “Es preocupante que haya sectores a los que no les llega ayuda ni ingresos”, expresó, aunque recordó que “Argentina es uno de los países que más programas ha implementado para sostener esos ingresos”.

El sábado pasado, Kicillof compartió la conferencia de prensa junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, donde anunciaron la prórroga de la cuarentena obligatoria en todo el país y la manutención de las restricciones económicas y de circulación en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En relación a la extensión del aislamiento preventivo, el gobernador recordó que la medida se justifica porque “se quintuplicaron” los casos en su distrito y se mostró alineado con Alberto Fernández sobre las causas del desplome de la economía y dijo que “no hay ninguna decisión en este contexto que no te genere otros problemas”.

“En la Ciudad de Buenos Aires, de los comercios (habilitados) que abrieron hubo una parte que no quiso abrir, y los que abrieron vendieron poquísimo. No es un problema de la prohibición o la restricción, sino de la pandemia que está destruyendo la economía mundial. Argentina es uno de los países que más volumen le ha dado a los programas” de ayuda social, indicó.

Hay millones de argentinos que están de acuerdo con la cuarentena porque es la única forma de no contagiarse", agregó. “La pandemia está haciendo estragos. Si el Estado no actúa, los problemas son mucho más grandes", remató.

Plan de obras en la provincia

Axel Kicillof dio estas definiciones en la previa de un nuevo acto junto al presidente Alberto Fernández, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. Este mediodía, los tres dirigentes anunciarán una serie de obras de infraestructura para la región del Gran Buenos Aires.

El anuncio se trata de un plan de obras públicas en el marco del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que demandarán una inversión de 19.557 millones de pesos y generarán más de 8.700 puestos de trabajo, con paridad de género. Puntualmente, son 224 proyectos enmarcados en el “Plan Argentina Hace” para la reactivación y ejecución de obras en 40 municipios de la Provincia de Buenos Aires.

Según se indicó oficialmente, los proyectos de obra beneficiarán a más de 13 millones de personas.

Seguí leyendo: