El ARN del nuevo coronavirus puede viajar por el aire y puede propagarse a través de pequeñas partículas exhaladas por personas infectadas (Victor Moriyama/The New York Times)
El ARN del nuevo coronavirus puede viajar por el aire y puede propagarse a través de pequeñas partículas exhaladas por personas infectadas (Victor Moriyama/The New York Times)

Hasta la fecha, se ha demostrado que el SARS-CoV-2 se transmite por contacto cercano con personas infectadas, contacto con superficies contaminadas o inhalación de gotitas respiratorias de personas infectadas. Ha quedado menos claro si existe un mayor potencial para que el SARS-CoV-2 se propague por el aire.

Sin embargo, recientemente el profesor y director del Laboratorio Estatal de Virología de la Universidad de Wuhan en China Ke Lan y sus colegas probaron la concentración de ARN, o información genética, del SARS-CoV-2 en aerosoles, partículas finas en el aire, en dos hospitales que tratan a personas con COVID-19.

El equipo detectó niveles elevados de ARN viral en lugares como un pequeño inodoro utilizado por pacientes y vestuarios del personal. No se detectó ARN viral en las salas del personal después de haber sido desinfectado. Se encontraron niveles bajos a indetectables en las salas de pacientes bien ventiladas de los hospitales.

La presencia de ARN viral en el aire sugiere que el SARS-CoV-2 tiene el potencial de propagarse a través de aerosoles, dicen los investigadores. Sugieren que medidas como la desinfección de rutina y una mejor ventilación podrían ayudar a controlar la propagación del virus.

Para investigar la naturaleza aerodinámica del SARS-CoV-2, el equipo de investigadores instaló trampas de aerosol en y alrededor de dos hospitales COVID-19 designados por el gobierno en febrero y marzo de 2020. Y la existencia de SARS-CoV-2 en muestras de aerosol se determinó mediante la cuantificación de material genético de ARN.

En general, se encontró que la concentración de ARN viral en salas de pacientes ventilados era muy baja, lo que los autores atribuyen al aislamiento efectivo y al alto intercambio de aire (AFP)
En general, se encontró que la concentración de ARN viral en salas de pacientes ventilados era muy baja, lo que los autores atribuyen al aislamiento efectivo y al alto intercambio de aire (AFP)

Ambos hospitales fueron utilizados exclusivamente para el tratamiento de pacientes con COVID-19 durante el brote: el Hospital Renmin de la Universidad de Wuhan fue un hospital terciario de Grado A designado para el tratamiento de pacientes con síntomas graves, mientras que el Hospital de Campo Wuchang Fangcang fue un hospital de campaña convertido de un estadio para poner en cuarentena y tratar pacientes con síntomas leves.

En general, se encontró que la concentración de ARN viral en salas de pacientes ventilados era muy baja, lo que los autores atribuyen al aislamiento efectivo y al alto intercambio de aire. Por otro lado, los baños de los pacientes, que no estaban ventilados, tenían concentraciones elevadas de ARN viral en el aire.

Los autores encontraron que el ARN estaba especialmente concentrado en las áreas utilizadas por el personal médico para quitarse la ropa protectora, lo que sugiere que los aerosoles cargados de virus pueden resuspender en el aire cuando se quita la ropa protectora.

Las concentraciones de ARN del SARS-CoV-2 en áreas públicas fuera de los hospitales, como edificios residenciales y supermercados, fueron generalmente bajas, con la excepción de dos áreas que vieron pasar grandes multitudes. Los autores sugieren que las personas infectadas con SARS-CoV-2 dentro de estas áreas abarrotadas pueden haber contribuido a los aerosoles virales detectados.

Los investigadores recomiendan que se preste atención a la ventilación y esterilización adecuadas de los inodoros; medidas de protección personal; desinfección cuidadosa de áreas de alto riesgo en hospitales; y desinfección de la ropa protectora antes de retirarla (REUTERS)
Los investigadores recomiendan que se preste atención a la ventilación y esterilización adecuadas de los inodoros; medidas de protección personal; desinfección cuidadosa de áreas de alto riesgo en hospitales; y desinfección de la ropa protectora antes de retirarla (REUTERS)

“Los resultados de este estudio proporcionan la primera investigación en el mundo real sobre las características aerodinámicas del SARS-CoV-2 en el aire en Wuhan implementado con estrictas restricciones de cuarentena y viaje durante el pico del brote de COVID-19”, escribieron los autores. Y señalaron que sin embargo el tamaño de la muestra en el estudio era pequeño, con menos de 40 muestras de 31 ubicaciones.

Los investigadores recomiendan que se preste atención a la ventilación y esterilización adecuadas de los inodoros; medidas de protección personal, como usar máscaras y evitar las multitudes para reducir el riesgo de exposición a virus en el aire; desinfección cuidadosa de áreas de alto riesgo en hospitales; y desinfección de la ropa protectora antes de retirarla.

“Aunque no hemos establecido la infectividad del virus detectado en estas áreas hospitalarias, proponemos que el SARS-CoV-2 pueda transmitirse a través de aerosoles”, especulan los autores, agregando que serían necesarias investigaciones futuras que exploren la infectividad de las partículas de virus en aerosol.

SEGUÍ LEYENDO: