Maximiliano Luna
Maximiliano Luna

Mientras algunos esperaban la palabra del ministro de Salud, en la puerta de la Clínica Suizo Argentina otros caminaban tranquilamente. Parecían no estar al tanto de la novedad: esta mañana se registró un primer caso de coronavirus en Argentina.

Sobre la entrada de Avenida Pueyrredón 1461, dos empleados de seguridad aseguran que desde la institución no les hicieron ninguna advertencia. “Había más revuelo cuando vino Maradona”, comentan sorprendidos.

En la recepción de la clínica, las personas entran y salen. Algunas llevan puesto un barbijo, pero son muy pocas. Una chica se acerca al mostrador para pedir un turno; dos enfermeros sacan una camilla; un hombre camina con su bebé en brazos. Nada hace pensar que en el sector de la guardia hay un hombre de 43 años al que acaban de detectarle coronavirus.

La persona en cuestión les contó a los médicos que arribó en el vuelo AZ680 después de pasar por Italia durante de la segunda quincena de febrero. El domingo a la noche levantó fiebre y empezó a mostrar complicaciones respiratorias. Inmediatamente fue a la sede de la clínica Suizo Argentina en avenida Pueyrredón y avenida Santa Fe, hizo una consulta por tos y dolor de garganta y quedó aislado.

Maximiliano Luna
Maximiliano Luna

El afectado por el COVID-19, según se informó, viajó en primera clase, por lo que no tenía pasajeros próximos, y después de su llegada no tuvo contacto social. Por supuesto, se está intentando ubicar al resto de los pasajeros para examinarlos. Para ellos se indicará aislamiento domiciliario, y en caso de confirmar los síntomas, el traslado inmediato a un hospital que, en principio, sería el de Ezeiza, que se preparó desde el minuto cero para esta contingencia.

Aislado en los pisos superiores del instituto médico, el paciente tiene un grado leve de la enfermedad.

En la calle, mientras tanto, los que pasan se sorprenden al ver tantos periodistas, y preguntan qué sucede.

De cara a los ascensores, sin embargo, un cartel amarillo (según pudo saber Infobae, colocado hace dos semanas) advierte en letras negras:

Maximiliano Luna
Maximiliano Luna

“Importante, Coronavirus”. Y a continuación, enumera una lista de recomendaciones: “Si tenés fiebre, tos, goteo nasal, dolor de garganta y dificultad para respirar, viajaste a China o tuviste contacto con alguna persona infectada por coronavirus EN LOS 14 DÍAS ANTERIORES AL INICIO DE SÍNTOMAS. Colocate un barbijo, lavate las manos, informá inmediatamente a nuestro personal de seguridad".

Hay quienes se detienen a leerlo, pero la mayoría lo pasa por alto.

Afuera, una mujer que prefiere no dar su nombre cuenta que se vino a hacer ver a la guardia (sobre Avenida Pueyrredón 1441) porque “tenía malestar corporal”. Botella de agua en mano, cuenta que llegó hace unos días de Mar de las Pampas y asegura que no estuvo en contacto con ninguna persona enferma. Mientras estaba en la sala de espera de la guardia escuchó que se había confirmado el primer caso de coronavirus y, cuenta, se asustó un poco. Por eso resolvió tomar sus propias medidas de precaución.

Maximiliano Luna
Maximiliano Luna

“Como había unas 20 personas adelante mío, decidí esperar afuera. Además me limpié las manos con alcohol en gel”, explica a Infobae.

N. es anestesista y acaba de salir de una operación. Aunque prefiere no hacer declaraciones, pide a los medios no generar pánico. “Es una gripe fuerte. Ataca a las personas mayores”, aclara.

F. es estadounidense pero hace doce años que vive en Argentina. Tenía previsto venir a retirar unos estudios a Swiss Medical Center y, mientras aguardaba en la sala de espera, se enteró de que en el mismo lugar donde él estaba había un paciente con coronavirus. “No hubo mucho revuelo. Solo una mujer comentó que el precio de los barbijos superaba los 600 pesos por unidad”, cuenta. Sobre el primer enfermo de coronavirus especula: “Lo deben haber llevado a la parte de internación, que es en los últimos pisos”.

Alejandro tiene 52 años y camina con un barbijo por la Avenida Pueyrredón. Lleva en la mano un sobre con los resultados de un estudio médico. “Vine al neumonólogo”, explica, y enseguida se anticipa a la siguiente pregunta. “Llevo barbijo porque soy inmunosuprimido. Cada vez que vengo a la clínica me lo coloco por precaución”. También cuenta que el año pasado estuvo aislado en una habitación de esta institución. “Todos los médicos que venían a atenderme usaban guantes y barbijos, recuerda.

Daniela tiene 30 años y acaba de salir de la guardia. Lo primero que le preguntaron fue si había viajado a otro país y si tenía fiebre. Como no tenía temperatura, le diagnosticaron una faringitis y le recetaron ibuprofeno.


Desde la institución brindaron un comunicado: “Informa que a partir de un caso sospechoso de coronavirus, ingresado en el Swiss Medical Center de Barrio Norte (sin conexión edilicia con la Clínica y Maternidad Suizo Argentina), se disparó el protocolo en el marco de lo acordado entre las autoridades nacionales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, responsables del área de Salud, enviándose en su oportunidad, las muestras correspondientes al Instituto Malbrán. En el día de la fecha dicho Instituto ha confirmado el primer caso positivo de coronavirus a dichas autoridades, quienes ya lo han hecho público. La seguridad del paciente y de todo su entorno se encuentra absolutamente garantizada de acuerdo a la preparación anticipada que esta organización estimó pertinente a partir de la detección de los primeros casos de este virus a nivel mundial. El paciente se encuentra en buen estado de salud general y quedará internado en la institución hasta que lo definan las autoridades sanitarias. Toda comunicación futura respecto de la evolución del paciente será dada a conocer por el Ministerio de Salud”.

SEGUÍ LEYENDO